Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Solapas principales

Maria M Vivas

Miembro del Grupo Médico por el Derecho a Decidir

María Mercedes Vivas, es médica con maestría en salud pública con énfasis en epidemiología de la Universidad de California, Berkeley. Es miembro del Grupo Médico por el Derecho a Decidir donde trabaja en incidencia política para incrementar el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva segura, integral y basada en evidencia. Trabajó en la Universidad de California en los EE.UU. como Directora de Proyectos de Investigación e Investigadora de Postgrado, como Analista y Directora Supervisora de Datos en Women's Global Health Imperative, y en el Hospital Rafael Uribe en Colombia como Coordinadora de Programas de Salud Pública. Tiene experiencia de trabajo nacional e internacional en diferentes fases de ejecución de programas y proyectos de investigación en salud sexual y reproductiva, desigualdad en la salud, salud materno-infantil y acceso a la atención básica en salud.

Maria M Vivas en la Red de las Mujeres

La estigmatización de los prestadores de servicios de aborto en Colombia

En 10 años de despenalización del aborto, la implementación de este servicio de salud se ha visto seriamente comprometido por la estigmatizacion de los servicios de aborto. La estigmatización impide la implementación y el funcionamiento de este servicio de salud, afecta el ejercicio profesional de las personas que lo prestan y, por ende, el acceso de las mujeres. 

Columna

651

0

Maria M Vivas en la Red de las Mujeres

La estigmatización de los prestadores de servicios de aborto en Colombia

En 10 años de despenalización del aborto, la implementación de este servicio de salud se ha visto seriamente comprometido por la estigmatizacion de los servicios de aborto. La estigmatización impide la implementación y el funcionamiento de este servicio de salud, afecta el ejercicio profesional de las personas que lo prestan y, por ende, el acceso de las mujeres. 

Columna

651

0