Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Solapas principales

Diego Laserna

Activista del Combo2600

Diego Laserna es feliz viendo a la gente hacer aerobicos en la ciclovía y cuando puede disfrutar el brillo de la gramilla del Campin por las noches. Estudió Ciencia Política y Economía en Columbia y una Maestría en Planeación Urbana en MIT. En 2012 junto con otros compañeros arrancó Combo2600, un colectivo ciudadano dedicado a recuperar el amor por Bogotá. Cuando no está pensando en Bogotá le bota tiempo a estudiar chino y oir reggaeton.

Diego Laserna en la Red Cachaca

Uber, los taxis y la sociedad de los cómodos

Las sociedades cómodas no luchan, se encierran. Si el parque se vuelve inseguro se van para el centro comercial. Si la ciudad se congestiona se van para los suburbios. Si el transporte público se daña, se van para los carros. Si los taxis se dañan se van para Uber. Como si nunca tuvieran poder para cambiar nada…

Columna

269

Diego Laserna en la Red Cachaca

La Silla ¿Cachaca?

Me encanta la idea de tener una cantidad de apasionados por Bogotá discutiendo sobre cómo la ciudad puede funcionar mejor. Con ese objetivo arrancamos hace tres años el Combo2600 y estoy muy agradecido que me hayan invitado a participar en este espacio. Pero hay algo que me molesta de la palabra “cachaca”. Primero no sé cuántos de los casi ocho millones de personas que viven en Bogotá se sientan identificadas por esa palabra. Muchos son nacidos en otros sitios de Colombia y llegaron a Bogotá en busca de oportunidades. La palabra “cachaco” los excluye de tajo de la discusión y parece sugerir que encontrarle el camino a Bogotá es problema solo de los que llevan muchas generaciones acá (que son muy muy pocos). Porque “cachacos” adoptivos no hay. Segundo, no nos digamos mentiras. El uso más vigente del termino “cachaco” no es en Bogotá, es en la costa y pinta un tipo blaaaanco, embadurnado en bronceador y con medias en la playa, es decir, fuera de lugar. Una imagen de la cual es difícil estar orgulloso. Bogotá es hoy una ciudad muy diferente a la ciudad que representa el cachaco. Es una ciudad prospera, vibrante y multicultural. Tal vez el unico lugar de Colombia donde confluyen personas de todos los rincones del país. Esos son los atributos de los cuales toca estar orgulloso y que toca rescatar. El cachaco, como el dodo, se extinguió y es hora de que todos los que vivimos acá empecemos a reconocernos como bogotanos independiente de donde hayamos nacido.

Debate

121

Diego Laserna en la Red Cachaca

Los champions de la cháchara

Cuando alguien le diga que ni usted ni ningún bogotano va a tener que pagar nada para que el transporte público mejore, cambie de canal. Ese charlatan lo está embaucando y por ganarse un poquito de popularidad va a seguir condenando a la tortura del transporte público a millones de los bogotanos más humildes que son los que están obligados a usarlo. 

Columna

729

2

Diego Laserna en la Red Cachaca

Limpio pero sin alma

Contrario a lo que parecería, el unico enemigo del espacio público no son los vendedores ambulantes. A veces, aunque puedan mantenerlo más limpio y seguro, los administradores privados pueden quitarle su diversidad y espiritu democrático y eso es lo más improtante que tiene. 

Columna

176

0