Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Solapas principales

Soy una mujer bogotana, estudiante de derecho preocupada por el olvido , la desinformación y las ganas de abstraer el problema del fundamento de nuestro diario vivir. Somos hijos de una sociedad que sangra y que olvida que lo ha hecho porque sabe que recordarlo implica hacer algo con ello, lo cual implica incluso volver a sangrar. Adicionalmente o mejor dicho, gracias a esas preguntas, a esas dudas y a esas ganas de hacer algo por esto, pertenezco a un grupo llamado Espiritu de 1991, que pretende generar conciencia y empoderar para llegar a la verdad. Tomamos nuestra constitución como punto de partida para discutir esos derechos y acciones que vulneran nuestra dignidad, vida y libertad, pues el texto constitucional no es un texto muerto sino que muy por el contrario somos nosotros diariamente que le damos alma, corazón y vida. 

Así, la vulneración de los derechos es un mapa gigantezco... por lo cual el grupo tiene diferentes campos de acción en donde colaboramos los miembros -estudiantes, egresados y profesionales- sin dejarnos llevar por la coyuntura sino que más bien pensando en los problemas estructurales que en nuestra sociedad originan tantos problemas, que nos ha dejado muchas veces impotentes ante el enfrentamiento de los problemas, pues estamos inmersos en la violencia en esa dinamica de antagonismos, la cual creemos "natural". 

Es de mi interés particular el tema de las Victimas de este proceso de violencia y su sentir, adicionalmente trabajo en investigaciones sobre género, en donde el tercero excluido es la mujer pero que implica la inclusión de las masculinidades y de la sociedad en general, en torno a preguntas escenciales sobre los sujetos. Encontrarnos como ver a los sujetos implica poder construirnos como sociedad, de alli que mi preocupación se articula con toda la problemática humana. Gracias a que estoy terminando Derecho, incluyo en estos intereses elementos jurídicos y teóricos, para lograr tomar radiografías de algunas problemáticas. 

Aunque es claro, que el trabajo no termina en ningun punto, es una lucha permanente... un ejercicio constante y cotidiano.