Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Solapas principales

Alejandro Alvarado Bedoya

Abogado e Historiador

Abogado - Historiador, Especialista en Derecho Público de la Universidad Externado de Colombia, columnista en La Silla Vacía y Vanguardia Liberal, profesor universitario titular de la cátedra de sociología del derecho. Socio fundador de Estudios Sociales de Colombia.

Alejandro Alvarado Bedoya en la Red Santandereana

Un asunto monógamo y heterosexual

Donar sangre es un acto desinteresado, voluntario y solidario, pero quien pretenda hacerlo en Bucaramanga se enfrentará a un estricto formulario del Banco Metropolitano de Sangre donde debe confesar su preferencia sexual, su estado civil e incluso contar si ha sido monógamo en los últimos seis meses, si no cumples el estándar de forma amable te explican que no puedes donar y te invitan a retirarte.

Columna

17

Alejandro Alvarado Bedoya en la Red Santandereana

Rectificación pública

El día 23 de enero de 2018 publiqué en mi espacio de opinión en La Red Santanderana de “La Silla Vacía” una columna titulada “Más allá de Santurbán”, donde afirmé que la multinacional minera Minesa está detrás de la compra de tierras.

Columna

395

0

Alejandro Alvarado Bedoya en la Red Santandereana

Una respuesta para Ivonne Suárez

Hace unos días uno de los egresados más notables de la Escuela de Historia de la Universidad Industrial de Santander escribió una entrada en este espacio de opinión titulada “Plagio, silencio e indignación en la UIS”, fue un aporte valioso para poner en evidencia los problemas más ignorados en el escenario académico local, tal y como lo es el plagio y el abuso que algunas personas han pretendido imponer en la Escuela que nos formó como una de las últimas generaciones de historiadores (no archivistas).

Columna

162

Alejandro Alvarado Bedoya en la Red Santandereana

Solidaridad con las FARC

Después de 60 años de propaganda estatal contra las FARC se evidencia el resultado, muy pocos colombianos están dispuestos a tolerar la participación en política de los exguerrilleros que han decidido dejar las armas, y ahora quieren cambiar el país con palabras.

Columna

2459

6