Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Dónde está la Plata

447 resultados

Volvieron agua los dineros de la ola invernal en el Valle

Obras construidas en el lugar equivocado, otras que nada tenían que ver con la ola invernal, algunas contratadas antes de declararse la emergencia, construcciones que nunca nadie vio y casos donde la comunidad se opuso porque resultaban más perjudiciales las obras que las lluvias, son algunas de las situaciones que se dieron en el Valle, el departamento que finalizado el programa Colombia Humanitaria registra el porcentaje más alto en obras inconclusas en el país.

El balance final de la gerencia de Colombia Humanitaria, programa a través del cual el Gobierno Nacional destinó 5,2 billones de pesos para atender la emergencia ocasionada por la pasada ola invernal, dice que en el Valle se han concluido el 93 por ciento de las obras de contención de cuerpos de agua y mejoramiento de vías. Sin embargo, una visita sobre el terreno encontró que el porcentaje de ejecución es muy inferior, toda vez que proyectos que presentan serias irregularidades figuran como terminados en un 100 por ciento.

Sustentados en la declaratoria de urgencia, los alcaldes y la Gobernación del Valle entregaron los contratos a dedo porque no había tiempo que perder. Dos años después, siguen obras inconclusas, abandonadas o que sencillamente recibieron los anticipos y no se han iniciado, lo que es otra prueba de los problemas de gobernabilidad del Valle en los últimos años.

Sólo en el Valle del Cauca, están embolatados dineros por más de 21 mil millones de pesos de cerca de 28 obras, 21 de alcaldes y siete realizadas por la Gobernación, que fueron contratadas y que ahora serán los organismos de control los que deban aclarar las responsabilidades de exalcaldes, el exgobernador, los contratistas y las firmas interventoras.

Juan Gerardo Sanclemente, exsecretario de Infraestructura del Valle, explicó que las obras de alcaldes eran de menos de 250 millones de pesos y los de la Gobernación eran de varios miles de millones. “Por esta razón, hay obras del departamento que apenas se están entregando porque eran proyectos muy ambiciosos y que no se podían realizar en seis meses o un año”.

Los casos que revisten mayor gravedad, y que han pasado a manos de los organismos de control se dieron en los municipios de Sevilla, San Pedro, Buenaventura, Roldanillo, Bugalagrande y Ginebra, donde ninguna obra se culminó de manera satisfactoria y donde, pese a la inversión, las comunidades aseguran que se sentían más protegidas antes de que fueran “beneficiadas” con recursos de Colombia Humanitaria.

Los hechos no pasarían de ser casos aislados de no ser porque la mayoría de las obras con más problemas, según los hallazgos de la Contraloría General del Valle del Cauca, fueron auditadas por la misma firma interventora: la Asociación de Arquitectos e Ingenieros de Tuluá y el Centro del Valle. Esta firma fue la veedora de 16 de las 21 obras con mayores inconvenientes en esos municipios.

Rodolfo Ramírez, representante legal de la firma en cuestión, aseguró que ya fue llamado a explicar el papel de la Asociación de Arquitectos e Ingenieros de Tuluá y el Centro del Valle y que no son ciertas las supuestas irregularidades documentales que encontró la Contraloría, “que hizo las visitas con personas que poco sabían de realización de obras”. En cada caso, explicó las razones para los problemas (verlas en el mapa abajo).

Pese a las razones que argumenta la firma interventora, la Contraloría trasladó el 7 de septiembre del 2012 los hallazgos a la Procuraduría, mediante el Oficio No. 5562, donde también se señalan las inconsistencias en la cobertura de las pólizas de estabilidad y de la ausencia de los aportes de parafiscales en varias de las obras que verificó la firma.

Haga click sobre las regiones para conocer los casos más increíbles:

Esta publicación es un resultado del curso Tras la pista de los dineros públicos 

Imagen mapa: 
Imagen portada: