Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 06 de Agosto de 2020

5357

1

La terna que esta tarde anunció el presidente Iván Duque para que la Cámara de Representantes elija, antes de terminar este mes, al reemplazo de Carlos Negret en la Defensoría del Pueblo, va en la vía de las movidas que desde hace un mes venía realizando el mandatario para enviar un grupo de candidatos que dejara tranquila a su coalición, especialmente a La U (que quiere mantener la entidad) y al Partido Conservador.

 

Ternó a Carlos Camargo Assis, presidente de la Federación de Departamentos; Miryam Martínez, directora de la Agencia de Tierras; y Elizabeth Martínez, secretaria de la Comisión Tercera de la Cámara.

Como contamos en nuestro hilo de twitter, los tres son abogados, con poca o nula experiencia en temas de derechos humanos y cercanos a Duque por trayectoria política o profesional.

Además, evitan la posibilidad de tener una Defensoría crítica al Gobierno, algo que Aurelio Iragorri, jefe de La U, les contó a sus congresistas que era una línea roja del Presidente, como revelamos.

Camargo y Miryam Martínez además estudiaron en la Sergio Arboleda, igual que Duque y como varios altos funcionarios del Gobierno: como el ministro de Deporte, Ernesto Lucena y el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, y el Fiscal que puso Duque, Francisco Barbosa.

Duque anunció la terna horas después de inaugurar la nueva sede de la Defensoría en Bogotá. Y, como suele hacer al anunciar miembros del gabinete, puso de presente sus cualidades técnicas sin mencionar sus nexos políticos, que en este caso son relevantes porque los representantes a la Cámara son los que eligen al Defensor.

Los tres venían sonando como ternados desde las últimas horas en corrillos políticos, a tal punto que un asesor de varios congresistas nos dijo que desde hace al menos dos días uno de los ternados -sin darnos el nombre- ya estaba llamando a congresistas a confirmarles la noticia.

A los godos les dio contentillo con su candidato, Carlos Camargo, un abogado con un doctorado en derecho. Aunque en su hoja de vida hay un curso sobre Derechos Humanos y DIH en la American University de Estados Unidos, su carrera ha girado en lo político.

Es familiar lejano del senador conservador David Barguil, yerno de la también senadora azul de Córdoba, Nora García. Además fue magistrado godo del Consejo Nacional Electoral a inicios de la década.

Esa experiencia política le da entrada con los congresistas.

Más porque actualmente dirige el gremio de los gobernadores, Fededepartamentos, que son en varios casos los jefes políticos de los representantes. La Federación, además, últimamente ha sido una aliada de Duque al validar sus protocolos de la pandemia.

Como contamos en su momento, Camargo, sin ser ternado, ya era tan el candidato de los azules que hasta hace dos semanas ya llevaba más de 60 llamadas por Zoom con igual número de representantes haciendo campaña.

La segunda ternada es Elizabeth Martínez, una abogada de la Universidad Libre con especialización en derecho público, y la cuota del Partido de La U.

Como Camargo, Martínez tiene entrada con los congresistas, ya que desde hace 20 años es la Secretaria de la Comisión Tercera de la Cámara, donde conoció al hoy ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, y al hoy presidente Duque. 

Martínez, como contamos, era una aspirante que causaba molestias en la dirección de La U de Iragorri, quien en principio no la había puesto en el grupo de aspirantes que Presidencia le había pedido a esa colectividad. 

El grupo lo cierra la directora de la Agencia Nacional de Tierras, Miryam Martínez, abogada de la Sergio Arboleda con especializaciones en derecho comercial y derecho de las telecomunicaciones. 

Antes de que Duque la nombrara directora de la entidad, trabajó durante cinco años en Fedepalma (uno de los gremios que apoyó públicamente al expresidente Álvaro Uribe tras su detención e históricamente cercano al uribismo), como líder sectorial en generación de modelos y políticas laborales.

Si bien no es militante del Centro Democrático, Martínez causó controversia porque fue pública una llamada que en 2019 el entonces senador Uribe le hizo para usar su palanca y que ella se reuniera con políticos de Caldas, como contamos.

Como suele suceder con las ternas para este cargo, ninguno de los aspirantes tiene experiencia previa en Derechos Humanos, a cuya protección y promoción se dedica la Defensoría.

Y si bien ese perfil no es necesario per se y Carlos Negret dejó una marca en la Defensoría pese a que no tenía conocimiento en el área y entregó cuotas políticas, el temor de funcionarios de la entidad es que el nuevo Defensor sea cercano a los postulados del uribismo, como contamos esta semana.

Más allá de los temores, las cábalas y conteo de votos, la carrera arranca desde ya. La votación será antes de finalizar este mes.

Comentarios (1)

Sebastian Gallego Duque

08 de Agosto

0 Seguidores

Es una verguenza esa terna, ninguno(a) tiene experiencia en la defensa de los DD.HH.

Es una verguenza esa terna, ninguno(a) tiene experiencia en la defensa de los DD.HH.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia