Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 26 de Noviembre de 2017

Rodrigo Villalba buscó  Rivera para contarle que se va a meter en la política de Putumayo.

1570

0

El senador huilense Rodrigo Villalba está buscando que en la lista liberal de la Cámara de Putumayo vaya un aliado suyo. Con eso no solo se hace a una figura local que le ayude a abrir puertas y sumar votos, sino que pretende quedarse con parte de la maquinaria que dejó ‘huérfana’ el hoy ministro del Interior, Guillermo Rivera, que fue el candidato al Senado que más votos sacó en ese departamento en las elecciones de 2014.

La fórmula a la que Villaba le está buscando el aval para la Cámara es Juan Carlos Hoyos.

Hoyos es un exdiputado (2004-2007) que en 2014 trabajó en la campaña al senado de Guillermo Rivera, y que después en las elecciones de 2015 buscó ser el candidato liberal a la Alcaldía de Puerto Asís pero como no lo logró porque perdió la consulta interna (sacó 3.786 votos) días después renunció al partido señalando que le jugaron sucio .

 

Impulsado por esos votos decidió ahora lanzarse  a la Cámara, pidiendo de nuevo pista en el partido al que en el 2015 calificó como ‘improvisador’ . La cuestión que lo tiene en modo espera es que en la lista liberal solo hay cupo para dos candidatos más porque la representante Argenis Velásquez tiene fijo el aval por su condición de actual congresista.

Detrás de esos dos cupos en la lista hay cuatro precandidatos más: Carlos Ardila, exfuncionario del Ministro del Interior (y cercano a Guillermo Rivera), Alexander Melo, exdiputado, Yony Rueda y John Ordoñez.

Para cambiar a modo candidato Hoyos necesita de un aliado con peso en la dirección nacional del partido que le ayude a garantizar que su nombre y su foto van a aparecer en el tarjetón de marzo próximo.

Y ese perfil de dirigente nacional lo tiene Rodrigo Villalba, codirector del partido, y uno de los senadores liberales que más ‘mermelada’ ha tenido en el Gobierno Santos contando desde la presidencia del Banco Agrario en el que ha metido a gente de su equipo en el Huila hasta la dirección de la Unidad de Víctimas con la que también está buscando posicionarse en Caquetá  

Villalba le dijo a La Silla Sur que efectivamente quiere meterse en Putumayo y que ha estado en conversaciones con Hoyos y que de darse la alianza tiene el compromiso de ayudarle a conseguir el aval, a cambio de votos y trabajo con líderes.

Pero aparte de sentarse a hablar con él, La Silla Sur supo por una fuente del alto gobierno que Villalba buscó al ministro Rivera para, primero, contarle de su entrada en el departamento, y segundo para pedirle referencias de Hoyos, lo cual confirma el interés serio en la alianza.

Si la fórmula Villalba-Hoyos funciona podría tocar otras campañas de Senado y Cámara.

En la de Senado porque puestos sobre la mesa están los 15 mil votos que sacó en las elecciones pasadas el hoy ministro del Interior y como no hay ningún putumayense interesado en Senado, y Rivera está alejado de la política de su departamento, esos votos son atractivos para los candidatos de afuera.

Aparte de Villalba (que en Putumayo sacó 221 votos en 2014) otros senadores como los liberales nariñenses Javier Tato Álvarez y Guillermo García Realpe, los conservadores Miriam Paredes, Eduardo Enríquez Maya y Mauricio Delgado, y candidatos de Cambio Radical como el exalcalde de Pasto, Harold Guerrero, también se están moviendo en Putumayo.

Y en el tema de Cámara porque al tener una fórmula como Villalba que le ayude a financiar la campaña o conseguir proyectos en el Banco Agrario y otras entidades, Hoyos se puede fortalecer y plantar cara a la actual representante Argenys Velásquez, a quien esta semana la Corte Suprema de Justicia le abrió una indagación preliminar en medio de las investigaciones del cartel de la toga.

Una pelea codo a codo entre los que queden en la lista ayudaría al liberalismo a tener una buena votación que les asegure al menos mantener la curul porque del otro lado, los conservadores también están montando una terna con nombres importantes al punto, que, como contamos, van a tener que descabezar a varios interesados.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia