Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 23 de Abril de 2018

1342

0

En su visita al Huila el viernes pasado Germán Vargas Lleras empezó a montar en su bus a poderosos políticos de La U y el conservatismo que le permiten aumentar su apuesta en el departamento más allá de Cambio Radical y los superpoderosos hermanos González Villa.

Con eso busca demostrar que tiene la estructura más grande y capaz de llevarlo a segunda vuelta y de dejar sin piso lo que dicen las encuestas en las que no pasa de 10 puntos a cuatro semanas de las elecciones.

Los de La U y conservadores que llegaron

Aunque en las visitas que hizo a los municipios de Campoalegre La Plata  y Neiva siempre estuvo acompañado de la exgobernadora Cielo González Villa, que es su coordinadora de campaña, y los electos congresistas Julio César Triana y Rodrigo Lara, ambos de Cambio Radical, hubo dos momentos de la gira en donde Vargas demostró que sus alianzas con La U y los conservadores ya están andando.

Primero fue en la rueda de prensa que dio al aterrizar a Neiva, donde estuvo acompañado del representante a la Cámara de la U, Héctor Javier Osorio. 

Osorio es un veterano político, exalcalde de Neiva, que ha logrado ampliar su fortín político más allá de la capital sacando buenas votaciones en municipios grandes como Pitalito y La Plata. Aunque en las elecciones de marzo no logró reelegirse, sacó más de 16 mil votos que lo dejaron perfilado para aspirar a las elecciones regionales del otro año, posiblemente a la Gobernación.

 

En ese mismo encuentro con los medios, Vargas Lleras dejó entrever que tiene a la mano el apoyo del senador conservador Hernán Andrade. Habló de él cuando le preguntaron qué había logrado con el hecho de que la semana pasada la mayoría de los congresistas azules votaron por hacer un acuerdo con él y no con Iván Duque.

“Ya tenemos a Efraín Cepeda, David Barguil, Sammy Meregh...Hernán Andrade”, dijo Vargas sin dar más detalles.

Y aunque en ninguno de los eventos vimos al Senador, a su hermana Esperanza que le va a heredar la curul, dos personas del equipo de él nos confirmaron, por aparte, que esa alianza va en camino porque “Vargas Lleras ha sido más proactivo, y ha buscado a la gente, a diferencia de Duque que ha sido muy indiferente”, nos comentó un dirigente del andradismo.

Ese acercamiento que se podría concretar el miércoles cuando la dirección nacional conservadora deje en libertad a sus militantes, lo confirmó el mismo Andrade cuando dijo que conservadores como él están en sintonía con Vargas Lleras en temas como la defensa al acuerdo de paz.  

Pero mientras se sella esa alianza, que le aseguraría a Vargas hacerle contrapeso a los otros conservadores del Huila que como contamos ya están con Duque, hay otro grupo de azules que ya le dio el sí.

Se trata del equipo político del exalcalde de Neiva, Héctor Anibal Ramírez. Él se sentó con Vargas en el último evento de la gira, que se hizo a puerta cerrada en un club y donde los invitados eran concejales, ediles y alcaldes de todos los partidos. 

A pesar de que han pasado siete años desde que fue Alcalde (2008-2011), Ramírez se ha mantenido vigente en la política regional y prueba de ello fue el protagonismo que tuvo en las elecciones de Congreso donde movió su estructura a favor de Jaime Felipe Lozada a la Cámara, y del risaraldense Sammy Meregh al senado.

Los cerca de 5 mil votos que sacó Meregh en el Huila, donde nadie lo conocía hasta el año pasado, se le cuentan a la maquinaria que movió Ramírez. Esa cotizada lo tiene hoy perfilado para aspirar a la Gobernación en 2019.

El tener a tres exalcaldes de Neiva en su bus (Osorio, Ramírez y Cielo González Villa), le permiten a Vargas reforzar su apuesta en Neiva donde hay en juego más de 120 mil votos. A ellos se les suma el trabajo que le pueda sumar el excandidato a la Alcaldía, Gorky Muñoz, que en 2015 sacó más de 50 mil votos y ahora está en carrera para lanzarse de nuevo en 2019.

Pero aunque en términos generales Vargas logró sumar maquinarias y nombres de peso, aún le queda un pendiente.

Géchem no se ve pero puede llegar

Con el acuerdo programático que hizo con La U, se supuso de entrada que todos los congresistas debían apoyar a Vargas. Pero en el caso del senador huilense Jorge Eduardo Géchem eso no se ve.

En ninguno de los eventos hubo menciones al veterano senador, que en marzo se quemó en el intento por bajarse a la Cámara a pesar de haber sacado más de 18 mil votos.

Dos dirigentes de Cambio, nos comentaron que ven ‘muy raro’ que Gechem no se haya aparecido. “Se escuchan comentarios de que está con Duque”, nos dijo uno.

Comentarios que atizan lo que habíamos contado hace unos días: que Géchem se sentía más cómodo con Duque porque había sido muy amigo de su papá, el exsenador  Iván Duque Escobar.

Pero un dirigente cercano a Géchem nos comentó que eso no es así, y que Géchem lo que está esperando es sellar acuerdos y compromisos puntuales con Vargas antes de dar el sí público. “Él no quiere estar ahí solo para la foto, el senador es una persona muy inteligente y estratégica que da el paso cuando ve que hay compromisos puntuales”, nos dijo ese dirigente.

Eso también se puede notar con lo que publicó en sus redes sociales Jorge Andrés, uno de los hijos de Géchem y quien aspira a tomar sus banderas.

Si finalmente convence a Géchem, Vargas se anotaría otra maquinaria a su favor.

Y como su apuesta es revertir lo que dicen las encuestas a punta de alianzas con maquinarias políticas como la de los ‘Ñoños’ en la costa, los Aguilar en Santander, la de la gobernador Dilian Francisca Toro del Valle, entre otras, en el caso del Huila el candidato Vargas tiene de dónde crecer para lograrlo.  

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia