Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 27 de Febrero de 2018

El concejal de La U de Neiva, Roberto Escobar, y aliado de Armando Benedetti, está moviéndose para ponerle votos en el Huila a Gustavo Petro.

12334

3

Roberto Escobar, el concejal más votado del Huila durante los últimos dos períodos, se "puso a las órdenes" de Gustavo Petro de cara a la consulta del 11 de marzo y de las presidenciales de mayo.  Aunque le podría "aportar" los 3.813 votos que sacó en las elecciones de 2015, es un apoyo que no ha caído bien en las bases petristas.

Por un lado, porque el concejal Escobar es de La U, el partido que avaló a los Ñoños y uno de los tradicionales a los que Petro dice que busca enfrentar.

Y por otro, porque Escobar también se está moviendo para ponerle votos al Congreso a dos políticos polémicos: el senador costeño Armando Benedetti y el huilense Héctor Javier Osorio. “Tener en el equipo a alguien con esas relaciones en vez de sumar puede restar”, nos dijo un dirigente petrista del Huila.

A pesar de esa resistencia, Escobar se la pasa diciendo a sus líderes en los barrios, a sus amigos, familiares y compañeros del Concejo, que él va con Petro hasta el final. “Construyamos entre todos una Colombia Más Humana donde las oportunidades de progreso sean para todos y todas”, posteó en su cuenta de Facebook.

Un concejal con maquinaria

Escobar es un barón electoral local pero atractivo.

En las elecciones de 2011 (2.667 votos) y 2015 (3.813 votos) fue el más votado para el Concejo de Neiva, en ambos casos avalado por La U. Antes, entre 2004 y 2007, fue diputado del Huila por el partido Liberal.

Como fue levantador de pesas y en varias ocasiones representó al Huila y al país en eventos internacionales, logró hacer buenas relaciones con deportistas, entrenadores, dirigentes, clubes deportivos y los padres de familias que hacen parte de ese mundo y ahí radica su fuerza electoral.

Los votos de ellos los consigue regalando uniformes deportivos y dandole plata a los dueños y entrenadores de los clubes para que participen en torneos, según nos dijeron por aparte dos concejales y un periodista local. “Esa es su clientela votante”, nos comentó el periodista. 

A ese nicho electoral le suma que ha sido aliado de políticos regionales cuestionados como el exalcalde Pedro Hernán Suárez, investigado por el escándalo del estadio de fútbol Guillermo Plaza Alcid, con quien inauguró con bombos y platillos la cancha de fútbol sintética del barrio Cándido, en la Comuna Uno.

En el pasado Escobar también se movió para ponerle votos al senador Jorge Eduardo Géchem de quien se apartó en estas elecciones para apoyar al costeño Armando Benedetti.

Escobar también le está buscando votos al candidato a la Cámara del Huila, Héctor Javier Osorio Botello. Como lo contamos, en la Unidad de Trabajo Legislativo, UTL, de Osorio Botello trabaja Nubia Mora Cubillos que es la esposa del concejal Escobar.

 

Como está apostándole a esos dos candidatos al Congreso, dentro del petrismo Escobar ha generado desconfianza.  Y de ahí que su presencia en las reuniones, en las que dice que va a votar y a ponerle votos a Petro “porque cree que hay que renovar la política del país”, genere resistencia.

Un aliado incómodo

Cuatro integrantes del comité logístico de la campaña de Gustavo Petro en el Huila le dijeron a La Silla Sur que reconocen la fortaleza electoral del concejal Escobar pero no todos lo ven afín ideológica o políticamente a la causa de la ‘Colombia Humana’.

“Es que tenemos unos parámetros morales y éticos que nos distancian de las maquinarias tradicionales de la que hace parte el Concejal. Uno entiende que puede sumar, pero hay veces que los nombres en vez de sumar, restan”, nos dijo Walter Cruz, que fue uno de los coordinadores de la recolección de firmas para la campaña de Petro.

“Es difícil desligarlo (a Escobar) de un partido como el de La U que ha estado metido en escándalos de corrupción. Fue el partido que avaló a los Musa y los Ñoños, los de Odebrecht. Y la de nosotros se ha caracterizado por ser un campaña movida por gente decente, transparente, ciudadanía que busca acabar con la corrupción”, nos comentó por su parte Mauro Sánchez, coordinador de juventudes con Petro.

De todos modos, Sánchez cree que cualquiera que sienta que Petro lo puede representar es bienvenido.

La misma posición la tiene Patricia Almario, excandidata al Concejo de Neiva y una de la fundadoras del Progresismo en el departamento. “La Colombia Humana es una propuesta multicolor, acá hay gente de los verdes, liberales, conservadores, no hay caciques políticos pero sí muchos voluntarios”, nos dijo.

El próximo 7 de marzo, cuando Petro venga al Huila, Escobar (a quien buscamos infructuosamente para esta historia) podría destapar su respaldo y demostrar que aunque es un político tradicional también es el ‘petrista más petrista’, como lo dijo en una reunión.

Comentarios (3)

osado

27 de Febrero

0 Seguidores

todos los opitas sabemos que este señor es el gran corrupto de muchos concejo...+ ver más

todos los opitas sabemos que este señor es el gran corrupto de muchos concejos y administraciones, la izquierda colombiana tambien a comulgado con los partidos tradicionales y sus apendices, luego son siameses en tradiciones y costumbres politicas, critican esta forma, pero hacen lo mismo con relaciones politiquera indebidas retomando en mismo ciclo vicioso.

DIDUNDI

27 de Febrero

3 Seguidores

Supongamos, así como supone-exagera una 'dra' cercana a LSV q,...+ ver más

Supongamos, así como supone-exagera una 'dra' cercana a LSV q, furibe en un ataque d limpia interna, emocional etc. d un día para otro decide apoyar a Petro ...o Fajardo para no ser tan exagerados....

Se supone q Petro o Fajardo lo rechazarían?

Se supone q furibe se convirtió a la izquierda..o a Fajardo para no ser tan exagerados como un 'dra' cercana a LSV?

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia