Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 24 de Septiembre de 2018

Andrés Perdomo llegó a la Alcaldía de Florencia, Caquetá, con el apoyo del Centro Democrático.

3079

0

En la recta final de su mandato el alcalde de Florencia, Caquetá, el ingeniero Andrés Perdomo (Centro Democrático) le puso acelerador a una de las promesas de su Plan de Desarrollo: el mejoramiento de 14 establecimientos educativos. Para eso en los últimos tres meses adjudicó siete licitaciones por más de 24 mil millones de pesos.  

Aunque el alcalde Perdomo dice que estas obras van a permitir implementar las jornadas únicas en cuatro colegios y reducir el índice de deserción escolar que en 2017 fue del 5 por ciento, estas licitaciones tienen unas particularidades que llaman la atención y que van desde pocos proponentes hasta la entrega de obras a firmas y contratistas cuestionados.

A raíz de esto, en La Silla Sur decidimos revisar los siete contratos que pasan de los mil millones de pesos, incluyendo la interventoría, y encontramos estas conclusiones:

1- El 90 por ciento de las licitaciones con únicos proponentes

En las seis licitaciones para construir y remodelar los colegios de Florencia hubo de a un solo proponente. Esto a pesar de que estaban en juego contratos que van desde los 1.400 millones para ampliar las instalaciones del colegio La Salle, hasta los 9 mil millones de pesos para remodelar los colegios de la zona rural.

Esto quiere decir que en total cerca de 22 mil millones de pesos, de los cerca de 24 mil que contrató la Alcaldía estos tres meses, fueron entregados en procesos en los que no hubo competencia entre los contratistas.

Aunque el hecho de que en las licitaciones haya únicos proponentes, que a la postre son los que ganan, no es asunto ilegal, sí es poco recomendable porque da la impresión de que las reglas de juego en los pliegos de condiciones terminaron favoreciendo a alguien en particular. Además esa práctica va en contra de la pluralidad de ofertas que debería haber en una licitación pública y que recomiendan entidades como Colombia Compra Eficiente para mejorar los estándares de transparencia.

El único proceso que tuvo dos proponentes fue el de la interventoría, que como no fue una licitación sino un concurso de méritos, se lo terminó ganando Gavinco, una empresa consultora de Bogotá que tiene experiencia contratando con varias entidades del Estado.
 

2- La mitad de los contratos para cuestionados

Tres de los seis contratos de obras se los dieron a uniones temporales de la que hacen parte contratistas cuestionados o con líos judiciales.

El primero es el ingeniero Jarlinson Hurtado, que se quedó con las licitaciones para ampliar los colegios Industrial y Los Pinos por lo que le pagarán más de 3.800 millones de pesos.

Hurtado está cuestionado, por un lado, porque la semana pasada la Fiscalía le imputó cargos por homicidio culposo por el desplome de una tribuna del estadio de Neiva que mató a cuatro obreros en 2016. Esto porque es el dueño de la mitad del consorcio de la fallida remodelación del estadio de fútbol de Neiva.

Y por otro, porque la Contraloría dijo que lo que Hurtado y sus socios alcanzaron a hacer en el estadio no sirve porque no se ajusta a las normas de sismo-resistencia y porque no se hicieron unos refuerzos. 

El segundo cuestionado que salió ganador con la Alcaldía de Florencia es el ingeniero Eduardo Gabriel Hernández Peña, que hace parte de la Unión Temporal Proinsa, que se quedó con el contrato para remodelar los colegios Buinaima y Normal Superior por más de 5.400 millones de pesos.

Hernández Peña está cuestionado por unas obras que hizo con Cormagdalena entre 2006 y 2010 para evitar que 13 municipios ribereños del río Magdalena sufrieran inundaciones. La temporada invernal de 2010 dejó en evidencia que varias de esas obras no quedaron bien y por eso hubo inundaciones. A raíz de esas fallas la Procuraduría le abrió investigación a él y a varias corporaciones ambientales del país.

El ingeniero Hernández Peña es primo Juan José García, el condenado excongresista cartagenero que es uno de los superpoderosos del Caribe. 

3- Hay cuatro que repiten con la Alcaldía

Más de la mitad de los contratistas son viejos conocidos de la administración del alcalde Perdomo porque ya se han ganado obras con él.

La empresa Dignco que se quedó con la remodelación del colegio San Juan Bosco, también se había ganado en 2017, y como único proponente, el contrato para construir una cancha de fútbol sintética por 1.800 millones de pesos.

Uno de los representantes legales de Dignco es el empresario Gabriel Cárdenas Peña que figura como uno de los financiadores de la campaña a la Alcaldía del ingeniero Andrés Perdomo.

Otros que repiten son dos de los tres miembros de la sociedad que va a hacer la remodelación de los colegios rurales por 9 mil millones de pesos: Ferescom S.A.S y Cristóbal Bloise Clavijo.

Ferescom ya se había ganado entre 2016 y 2017 dos contratos para hacer unas obras de remodelación de un centro de detención y un plan de señalización de las calles de Florencia.  Por su parte el ingeniero Clavijo, exsecretario de Vías de la Gobernación de Caquetá, tuvo en 2017 un contrato para arrendarle unas oficinas a la Alcaldía.

El cuarto que repite es Jarlinson Hurtado, que en 2016 manejó dos contratos para remodelar el centro de atención a víctimas del conflicto y hacer arreglos a la sede del Concejo Municipal.

4- La Alcaldía contrata igual que la Gobernación

Lo de las pocas manos en las licitaciones no es un caso exclusivo de la Alcaldía de Florencia.

Como contamos, la Gobernación de Caquetá también adjudicó este año 14 mil millones de pesos en licitaciones de únicos proponentes para remodelar colegios en los pueblos.

Aunque para evitar que eso siga pasando el Congreso aprobó en noviembre del año pasado una Ley que establece pliegos tipo que se deben usar en todas las entidades públicas, esta ley apenas se está reglamentado para que entre en vigencia en las próximas semanas.

Para ver la base de datos con la información de los contratos que revisamos haga clic acá.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia