Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 24 de Septiembre de 2019

Los verdes se reventaron y se fueron con candidatos tradicionales.

1125

0

Sin candidato propio a la Gobernación del Huila, los verdes que quieren mantener poder regional ya tomaron partida con los candidatos que pintan como favoritos: Luis Enrique Dussán, que va por firmas pero tiene detrás la maquinaria liberal, y Carlos Ramiro Chávarro, que tiene las maquinarias conservadora, de Cambio Radical, La U y el Mira

El primero que pudo aterrizar ese apoyo fue Chávarro. 

 

En un evento que se hizo hace dos semanas en San Agustín, le cantaron su apoyo más de diez dirigentes verdes, entre esos los que tienen líos penales y fueron castigados por el partido en el proceso de entrega de avales.

Estuvieron ahí el diputado Oscar Urueña, el concejal de Neiva, Carlos Sterling, ambos detenidos el año pasado por las supuestas irregularidades en las elecciones de contralor y  personera en 2015; y el también concejal Felipe Hernández, investigado por supuestamente haber recibido apoyo político del hospital local. 

“Encontramos que Carlos Ramiro Chávarro es esa persona, un hombre capacitado, preparado para gobernar, pero que ante todo, va a asumir como propia, una lucha que hemos tenido como colectividad, y es la defensa del territorio, del agua, de la vida”, dijo ese día Urueña.

También firmaron el pacto el concejal Juan Pablo Perdomo, el expresidente de la  Asociación Sindical de Trabajadores de la Educación del Huila, Adih, José Erminso Riaño; y Jorge Iván Cocunubo, ex candidato a la Alcaldía de Pitalito.

Como contamos, Sterling y Hernández buscaron ser candidatos, el primero a la Asamblea y el segundo a repetir Concejo, pero el comité de ética del partido les negó el aval por las investigaciones penales. 

Ambos más Urueña buscan mantenerse vivos políticamente. Urueña tiene candidato a la Asamblea, el contador Virgilio Huergo, mientras que Sterling está impulsando al abogado Camilo Perdomo al Concejo. 

Tener ese apoyo a Chávarro le puede servir para ganar votos entre los jóvenes y reforzar su estructura en Neiva, donde ya cuenta con las bases de tres candidatos a la Alcaldía: Gorky Muñoz (firmas) José Ferney Ducuara (conservador) y Andrés Mauricio Muñoz (La U). 

Además de que le permite reforzar el discurso de la defensa del medio ambiente que representa ideológicamente a los verdes.

Sin embargo, también le aumenta el círculo de cuestionados en su campaña porque, como contamos, tiene el apoyo del condenado exsenador José Antonio Gómez Hermida, la exgobernadora Cielo González Villa o el exalcalde de Neiva, Héctor Aníbal Ramírez, que igualmente arrastran investigaciones por presuntas irregularidades en contratación.

Mientras que para estos dirigentes verdes ese acuerdo representa la oportunidad de ser tenidos en cuenta en un eventual gobierno porque el 31 de diciembre entregan sus curules y lo más probable es que no sigan en el partido. 

Aunque la noticia de esa alianza se movió en medios locales por un comunicado de prensa enviado por la campaña de Chávarro, en las cuentas de redes sociales del candidato solo se presentó como su compromiso por la defensa del medio ambiente. No mencionó quiénes representaban ese apoyo.

Del otro lado están los que se la jugaron Dussán.

De arriba para abajo

La semana pasada estuvieron en Neiva los senadores Iván Marulanda y Juan Luis Castro (hijo de la exsenadora Piedad Córdoba) para decirles a sus equipos locales que van a apoyar al excongresista liberal. 

En el caso de Marulanda es la facción que se identifica con el movimiento Compromiso Ciudadano, mientras que la de Córdoba cuenta a concejales como Diego Tello que tiene fuerza en el sector rural. 

“Se trata de exaltar a una persona que para nosotros cumple todo lo que necesita un administrador local, honesto, preparado, conocedora, que ama a su departamento, y además con una capacidad de conectar al mundo exterior con el Huila”, dijo Marulanda. 

Ese respaldo lo reforzó el excandidato presidencial Sergio Fajardo a través de un video en el que destacó a Dussán. “El Huila se merece una oportunidad diferente”, comentó.

Días antes el diputado Armando Acuña también le había anunciado a Dussán su respaldo junto con otros dirigentes cafeteros. 

“Es un apoyo que nos ayuda a crecer en el voto de opinión que creo que es el que va a primar en estas elecciones”, comentó Dussán. 

Como hemos contado, parte de la estrategia de Dussán de haberse ido por firmas a pesar de haber representado al liberalismo en el Congreso y en el gobierno Santos como cuota de ese partido en la Presidencia del Banco Agrario, fue para intentar mostrarse como un candidato de centro y de opinión

Y aunque con apoyos como el de Fajardo busca reforzar esa idea, su campaña también está siendo movida por barones electorales cuestionados. 

Lo acompañan el exalcalde de Neiva, Pedro Hernán Suárez, capturado el año pasado por el escándalo de la remodelación del estadio de fútbol; o el condenado exgobernador Jaime Bravo Motta. 

Ellos, más la maquinaria roja que lidera el senador Rodrigo Villalba y que llegó a controlar burocráticamente al Banco Agrario, representan ese lado tradicional que Marulanda, Castro o Fajardo no tuvieron en cuenta a la hora de darles sus respaldos. 

En un mes se sabrá qué pedazo de los verdes salió con vida de estas regionales. Lo más probable es que pasen de ser la sorpresa electoral de 2015 cuando ganaron la Alcaldía de Neiva, cuatro curules en el Concejo y dos en la Asamblea (contando la votación más alta), a ser una ficha más del ajedrez local.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia