Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita Vélez · 18 de Octubre de 2019

1697

1


Los cuatro candidatos a la Gobernación de Caquetá cargan con lastres que a menos de diez días de las elecciones locales les pueden pesar.

Arnulfo Gasca, con aval pero mala fama

El ganadero Gasca, un veterano político del departamento, logró alinear varios astros a su favor en estas elecciones

  • Consiguió por fin el aval del partido Conservador, que se lo había negado en dos oportunidades.

  • Reventó al uribismo local, pues el médico y exalcalde de Cartagena del Chairá, Luis Francisco Ruiz, que era precandidato del Centro Democrático, se fue con él.

  • Su eterno rival, el exgobernador Álvaro Pacheco, con quien se enfrentó primero por un cupo en la Cámara en 1998 y luego por la Gobernación en 2015, está en la cárcel condenado por vínculos con los paramilitares.

El karma:

Gasca se hizo nacionalmente conocido porque en 2011, cuando también se lanzó a la Gobernación y perdió, protagonizó un video de un narcocorrido dedicado a él en el que lo llamaban “el patrón de patrones” y que fue razón suficiente para que el partido Conservador le quitara el aval.  A estos ruidos se suman otros viejos cuestionamientos que le pesan en su imagen, como que uno de sus hermanos fue condenado por narcotráfico en los noventas (en ese mismo proceso Gasca estuvo detenido, pero salió absuelto por un juez de Caquetá). 

Además, la racha de derrotas electorales. A las de Cámara en 1998 y Gobernación de 2011, les suma las de Gobernación en 2015 y la apuesta que hizo con Luis Antonio ‘Coco’ Ruiz Ciceri para ayudar a la Cámara el año pasado porque a pesar de sacar una buena votación ‘Coco’ se quemó. 

James Urrego, con el uribismo partido y registrador suspendido por cuadrarle votos

Tiene a su favor

  • La bendición de Uribe, que viajó hasta Caquetá a alzarle la mano y pedir el voto por él en plaza pública hace unos días. 

  • Tiene a medio uribismo local que lo está impulsando y dos alcaldías que se mueven tras bambalinas para su campaña: la de San Vicente del Caguán y la Florencia, ambas del Centro Democrático

El karma: 

Como revelamos en La Silla Sur, Urrego está metido en el escándalo del registrador Eduardo Noguera Dangond, suspendido por la Registraduría Nacional a comienzos de septiembre por denuncias de cuadrarle votos a él. Incluso hay un video de Urrego visitando la casa del registrador cuando él ya había ganado la encuesta interna del Centro Democrático. Estos ruidos los han usado sus contrincantes, en especial gente de la campaña de Gasca, para reforzar la idea de que debería retirarse. 

Estos cuestionamientos también se extienden a alcaldes uribistas como Humberto Sánchez, de San Vicente del Caguán, que también fue pillado en un audio pidiendo “trabajar fuertemente” por el candidato uribista de ese municipio, Farid Quintero. 

César Torres, con aval liberal pero la sombra de Pacheco

Torres, el heredero del exgobernador condenado por paramilitarismo Álvaro Pacheco tiene:

  • La maquinaria de la Gobernación de Caquetá, que tras el escándalo de Pacheco quedó con heredera de la cuerda de él, Marta Rocio Ruiz, exsecretaria de gobierno. 

  • La estructura del representante a la cámara Harry González. 

  • Logró montar una coalición de lo que anteriormente se llamó el ‘santismo’ porque además de los rojos, tiene el apoyo de Cambio Radical y La U.

El karma: 

Lo que más le está pegando a su campaña es la condena del exgobernador Álvaro Pacheco no solo por el escándalo mediático que representó su captura, sino porque varios dirigentes de su equipo político decidieron armar rancho aparte y se fueron con otras campañas.

Eso se vio hace unos días cuando el ingeniero Diego Ramírez, exfuncionario de confianza de Pacheco y quien fue precandidato a la Gobernación, le cantó su apoyo a Urrego. 

Jorge Camacho, el que menos opciones tiene

Camacho es un ingeniero civil y tiene una constructora que se llama Camacho Constructores. Le juega a su favor:

  • El apoyo de los cristianos, que tradicionalmente han sido fuertes en el departamento al punto que montaron gobernador en las elecciones de 2011.

El karma: 

Estas serán las primeras elecciones regionales de Justa Libres y no está claro qué tanto pueden crecer con base en los resultados de Senado que fueron su primer apuesta y en las solo pudieron mover unos 2 mil votos en Caquetá. Además, el MIRA, que es el partido que tradicionalmente ha mandado la parada con los cristianos en el departamento, no ha cantado con quién se va ir.

Comentarios (1)

Nicolas Escobar...

19 de Octubre

0 Seguidores

Nos vemos obligados a elegir entre lo malo y lo peor. Candidatos sin preparación untados de parapolítica, narcotráfico y manipulación de votos. Tristemente el voto de opinión tiene poco peso en este departamento y noticias como la destitución del registrador pasaran inadvertidas para los seguidores del CD, la condena de Pacheco para los liberales y los narcocorridos para los votantes de Gasca.

Nos vemos obligados a elegir entre lo malo y lo peor. Candidatos sin preparación untados de parapolítica, narcotráfico y manipulación de votos. Tristemente el voto de opinión tiene poco peso en este departamento y noticias como la destitución del registrador pasaran inadvertidas para los seguidores del CD, la condena de Pacheco para los liberales y los narcocorridos para los votantes de Gasca.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia