Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 18 de Julio de 2019

Dussán se ganó el respaldo de los pueblos indígenas del Huila que mueven la aguja del tema ambiental.

713

0

Hoy el Consejo Regional Indígena del Huila, Crihu, que representa a cinco comunidades asentadas en 14 municipios y que en su mayoría hacen parte del Movimiento de Autoridades Indígenas, Mais, va a anunciar su apoyo a la campaña a la Gobernación del excongresista Luis Enrique Dussán, quien tiene origen liberal pero se va a inscribir por firmas

Aunque las comunidades indígenas no superan el 2 por ciento de la población del departamento (unas 13 mil personas según el Dane), contar con su respaldo le puede servir a Dussán para reforzar una de las líneas de su discurso, la del medio ambiente, y ampliar el bloque de sectores alternativos con el que se quiere pintar como un candidato de centro y opinión.

El acuerdo

La decisión de irse con Dussán la tomó el Crihu en una asamblea política que se hizo el 9 de julio con las 31 autoridades indígenas que representan a los pueblos Nasa, Guambiano, Pijao, Yanacona y Tama Paéz. 

Se hará oficial hoy cuando ambas partes firmen un documento programático que compromete al precandidato a defender los intereses indígenas: defensa del medio ambiente y territorio, revisión de procesos mineros, rechazo a explotación de hidrocarburos por fracking, planes de vida de los pueblos indígenas y cogobernanza. 

“Es un compromiso por la defensa del territorio, la defensa del río Magdalena”, nos comentó Víctor Tintinango, directivo del Crihu.

 

Ese acuerdo se dio porque Dussán le apostó desde el comienzo de su campaña a manejar un discurso ambientalista. 

Primero dijo que no está de acuerdo con el fracking, luego aseguró que no va a permitir que se construyan más proyectos hidroeléctricos en el departamento y finalmente habló de energías renovables. 

Esa línea narrativa hace parte de una estrategia por convertirse en un candidato de centro que puede recoger sectores políticos de todos los bandos pero también mover al segmento de opinión. 

Como contamos esa apuesta arrancó cuando decidió inscribirse por firmas para no matricularse directamente con un partido político, aunque su carrera como congresista la hizo alineado con las banderas del liberalismo y de la mano del senador Rodrigo Villalba con el que pudo escalar en el gobierno Santos en cargos como la presidencia de Finagro y el Banco Agrario

En ese camino se ha ido ganando el respaldo de grupos como el de los indígenas que más allá de votos individuales generan opinión porque ellos son vistos como los defensores naturales del territorio y los que lideran cruzadas contra la explotación minero-energética, que son temas polémicos en el Huila por los impactos que ha generado la construcción de la hidroeléctrica El Quimbo. 

“Yo no creo que la Gobernación la ponga un partido político o varios partidos políticos, yo creo que la gente debe elegir al gobernador de acuerdo a su convicción. Hoy prima más el voto de opinión que el voto de estructuras políticas”, dijo Dussán cuando se lanzó a la carrera por la Gobernación. 

Miller Dussán, líder ambientalista y opositor de El Quimbo, dice que las posturas del precandidato Dussán o de los demás aspirantes a la Gobernación buscan sacar provecho político y por eso cuestiona la decisión de los indígenas de confiar en el excongresita. Víctor Tintinango, directivo del Crihu, responde que las autoridades indígenas tienen 'la autonomía y la sabiduría' para elegir a quién apoyar y que en este caso escogieron a quien mejor los puede representar.

Los indígenas del Huila no son mayoría poblacional, pero sí un sector que ha demostrado organización. 

Cuando se van a paro son capaces de mover unas 4 mil personas y bloquear hasta tres puntos de las principales vías del departamento obligando al Gobierno a negociar para levantar los taponamientos.

Además son los que integran mayoritariamente los cuadros regionales del Movimiento de Autoridades Indígenas, Mais, un partido que creció el año pasado porque se quedó con seis curules, dos en el Senado y cuatro en Cámara. 

Ganarse el respaldo político del Mais le suma a Dussán en los municipios porque los candidatos a alcaldías (12 propios y 15 más en coalición) las listas a concejos (tendrá en 27 municipios) y la de Asamblea, tienen que entrar a respaldarlo a él. 

Eso ya se vio por ejemplo el fin de semana pasado cuando el candidato a la Alcaldía de Timaná, Wilson Beto Calderón, selló su alianza con Dussán a través del Mais. 

Esa alianza política también le abre paso para ampliar el bloque de sectores alternativos que quiere tener de su lado. 

A la espera de otros alternativos

Esta semana la Alianza Verde, que fue el partido revelación en 2015 en el Huila porque ganó la Alcaldía de Neiva, se quedó con dos curules en la Asamblea y 61 sillas en concejos municipales, podría definir a quién va a apoyar a la Gobernación. 

A ellos les llegaron las propuestas de Dussán y del conservador Carlos Ramiro Chávarro. 

Hay un bloque mayoritario que está empujando lo de Dussán por su discurso ambiental, cercanía con los candidatos a las alcaldías (como en Timaná) y porque ha buscado el respaldo de figuras nacionales del partido como el senador Antonio Sanguino. No les suena lo de Chávarro porque hace parte del conservatismo que es partido de gobierno y del que los verdes se declararon en oposición. 

Sin embargo hay voces al interior que piden analizar otra alternativa. 

Ese bloque lo encabeza el exconcejal de Neiva, Mateo Trujillo, quien dice que el Verde no debe irse con Dussán porque a él lo está apoyando el cuestionado exalcalde de Neiva, Pedro Suárez, quien está aspirando a la Asamblea.  

El comité nacional de avales definirá qué línea toma. La Silla Sur supo por dos fuentes de ese comité que la discusión sobre el Huila no ha llegado pero que lo más seguro es que se acate la recomendación del directorio departamental que en su mayoría está con Dussán. 

Mientras tanto otro sector alternativo que reúne al Polo, la ASI, y la UP, y que se la va a jugar principalmente con listas a la Asamblea y el Concejo de Neiva, descartó irse con Chávarro o el candidato uribista Manuel Macías, dejando abierta la puerta a Dussán. 

Lo que está por verse es si con la foto de hoy con las autoridades indígenas, el precandidato Dussán logra conquistar a estos sectores y así puede terminar de pintarse  como el candidato que recoja a los de centro y de izquierda.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia