Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz | Daniel Morelo · 23 de Diciembre de 2017

Personajes que fueron protagonistas de la escena del poder en Huila, Caquetá, Putumayo y Amazonas.

1333

0

Estos son los personajes que este año en el Sur del país arrancaron con el pie derecho y lo terminaron con el pie izquierdo.

Guillermo Rivera

Aunque en mayo de este año se convirtió en el primer putumayense en ser nombrado ministro, terminando de dar el salto de lo local a lo nacional, al final del año a Rivera se lo llevó por delante el Fast Track del Acuerdo de paz. Como ministro del Interior, Rivera tenía el reto de coordinar y poner en orden al Congreso para que aprobara los 19 proyectos necesarios para garantizar la implementación del acuerdo con la Farc. Si bien nueve de las normas fueron aprobadas, las demás fueron archivadas o no terminaron el trámite, por lo cual se dejó por fuera puntos importantes del acuerdo como la reforma rural agraria, el alivio penal para los pequeños cultivadores y la reforma política

 
Sorrel Aroca

La Gobernadora de Putumayo inició el 2017 impulsada por el fallo de segunda instancia de la Procuraduría General de la Nación que tumbó una sanción de 11 años y destitución del cargo que le había impuesto la misma Procuraduría en primera instancia en noviembre de 2016. Pero la dicha le duró poco porque hace dos semanas la Fiscalía le imputó cargos por homicidio culposo por la avalancha que dejó 336 personas muertas en marzo de este año en la capital putumayense. Para la Fiscalía, la Gobernadora (de Alianza Verde) sabía de los riesgos que tenía Mocoa de sufrir una avalancha de este tipo porque de esto ya se habían hecho advertencias desde la autoridad ambiental de allí, que es Corpoamazonía. Además, en su defensa, la Gobernadora ha dicho verdades a medias que la ponen en entredicho con los putumayenses.

 
Jorge Eduardo Géchem

Su regreso al Senado en mayo de este año, en lugar del risaraldense Carlos Soto al que el Consejo de Estado le quitó la credencial de congresista por corrupto, suponía un nuevo aire para sus aspiraciones políticas. Pero no fue así. Lo que encontró estos meses en el Congreso y en el Gobierno Nacional, llevó a Géchem a hacer cuentas y a decidir que en las elecciones de 2018 buscará ir a la fija aspirando a la Cámara de Representantes y no al Senado como lo hizo en 2010 y 2014. Como lo contamos, el cambio de luces de Géchem estuvo condicionado por la crisis que vive su partido La U ( por los líos de Musa Besaile, el Ñoño Elías y Armando Benedetti), y la falta de capital político y económico para costear una campaña nacional. La bajada de Géchem también puso en riesgo el futuro político de sus hijos Carlos Eduardo y Jorge Andrés, que vienen en fila para tomar sus banderas políticas.

 
Cambio Radical en Amazonas

El suspendido gobernador de Amazonas, Manuel Antonio Carebilla y su partido Cambio Radical esperaban que este año la Corte Suprema de Justicia fallara en favor del mandatario en la investigación que le había abierto la Fiscalía por supuestos actos de corrupción que Carebilla cometió cuando fue congresista entre 2006 y 2014. Pero en noviembre la Corte terminó condenando a 14 años de cárcel a Carebilla porque encontró que en su época de congresista volvió su Unidad de Trabajo Legislativo en un carrusel de irregularidades que van desde la compra de puestos hasta nombramientos de personas que no cumplían con sus funciones. Tras este escándalo Cambio Radical decidió no presentar listas a la Cámara de Representantes de Amazonas y es muy probable que tampoco lo haga para las elecciones atípicas de Gobernación, que deberán convocarse al comenzar el 2018 para nombrar el reemplazo del condenado Carebilla.

 
Cielo González

La destituida exgobernadora del Huila reapareció este año en el escenario político para ser la coordinadora en el Huila de la campaña presidencial de Germán Vargas Lleras. Y aunque iba bien porque le armó a Cambio Radical una lista fuerte a la Cámara del Huila, le tendió puentes a Vargas Lleras con empresarios y políticos de la región, y coordinó la recolección de más 100 mil firmas para la campaña del exvicepresidente, su imagen se vino a pique en las últimas semanas por los líos de su esposo en el escándalo de los restaurantes escolares en Santander. Lo que la Fiscalía encontró en Santander es que detrás del contrato de restaurantes escolares está la Cooperativa Multiactiva Surcolombiana, la empresa que como contó La Silla Santandereana, maneja a la sombra el esposo de Cielo, el empresario Germán Trujillo. Y en Surcolombiana la misma Cielo también figura como contratista. Por cuenta de ese escándalo la exgobernadora decidió apartarse del escenario político del Huila desde mediados de noviembre. Y no se sabe si regrese.

 
Ernesto Macías

Este año el dirigente huilense se convirtió en el vocero en el Senado del Centro Democrático, un cargo que le da voz y resonancia en las plenarias y los medios de comunicación, y que habla de la confianza que le tienen sus compañeros de bancada. Sin embargo, la continuidad de Macías en el Senado se puso en entredicho porque Álvaro Uribe Vélez, luz y faro del CD, decidió que en las elecciones del 2018 la lista al Senado del partido será abierta y no cerrada (como quería Macías), es decir que quienes quieran repetir deberán conseguir votos propios y no podrán ir a rueda del expresidente. Aunque Macías se ha convertido en uno de los principales críticos del Gobierno Santos en un departamento abiertamente uribista como el Huila, la última vez que se hizo contar con votos fue en la década de los noventas cuando fue diputado. Por eso, al ir en una carrera tú a tú con el mismo Uribe u otros senadores regionales como el liberal Rodrigo Villalba, y la conservadora Esperanza Andrade (hermana del senador Hernán Andrade), Macías la tiene difícil para mantenerse en el Congreso 2018.

 
Luis Antonio Ruiz Cicery

Después de quedar de tercero en las elecciones a Gobernación a Caquetá en 2015 con más de 37 mil votos, Luis Antonio Ruiz inició el 2017 haciendo campaña para la Cámara de Representantes de ese departamento. Durante el año se presentó como candidato de la Alianza Verde y alcanzó a sellar alianzas con cuestionados políticos regionales como el ganadero Arnulfo Gasca, con lo que alejó a sectores como la Unión de Organizaciones Sociales, Campesinas, Ambientales y de Derechos Humanos de San Vicente del Caguán, Unios, que lo habían apoyado en 2015. Pero al momento de las inscripciones de las candidaturas al Congreso, la Alianza Verde le negó el aval y de paso cualquier apoyo de la colectividad por razones que aún no se conocen, dejándolo mal parado ante la opinión pública de Caquetá.

 
Argenys Velásquez

La representante liberal a la Cámara de Putumayo empezó este año consolidando su poder en entidades públicas del departamento como el Sena y la Unidad de Víctimas donde, como hemos contado, los directores son recomendados suyos. Sin embargo, termina el año en el ojo del huracán porque la Corte Suprema de Justicia le abrió una indagación preliminar luego de que el corrupto exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno dijera que ella buscó al cartel de la toga para voltear un proceso que le lleva la misma Corte por el presunto desvío de una plata del sector de la salud de cuando ella era alcaldesa de Orito, Putumayo, entre 2008 y 2011. Este escándalo podría afectar su campaña de reelección en el Congreso.

 
Pedro Hernán Suárez

Tras un año de estar por fuera del mapa político, el exalcalde de Neiva Pedro Hernán Suárez reapareció en mayo para ser el gerente de la entonces campaña reeleccionista del senador Jorge Eduardo Géchem. Pero justo cuando estaba comenzando a organizar las maquinarias a favor de Géchem, la Fiscalía lo metió a la cárcel acusándolo de ser uno de los responsables del escándalo del estadio de fútbol de Neiva. Aunque salió de la cárcel hace tres semanas luego de que un juez tumbara la medida de aseguramiento por considerar que las pruebas que lleva la Fiscalía en el caso no son contundentes, Suárez decidió alejarse del escenario político descartando, de momento, cualquier aspiración política a futuro.

 
Las revocatorias

La ‘revocariatitis’ de alcaldes y gobernadores con la que empezó el 2017 también se vivió en los departamento del sur. Después del año que por ley debe pasar para que se puedan tramitar, se presentaron procesos de revocatoria en Neiva, Huila; San Vicente del Caguán, Caquetá; Mocoa y Orito, Putumayo; y Amazonas. Pero hasta la fecha ninguno de estos procesos ha cumplido ni siquiera la primera fase que es la de la recolección de firmas. En Neiva, por ejemplo, los comités que buscaban revocar al Alcalde Rodrigo Lara Sánchez se quedaron sin gasolina a mitad de camino y no llegaron ni a la mitad de las firmas necesarias para convocar a nuevas elecciones. Lo mismo ocurrió en Mocoa y Orito donde la Registraduría debió archivar los procesos porque los revocadores no cumplieron.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia