Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 22 de Marzo de 2019

 Pedro Oberman Goyes Cortés, alias ‘Sinaloa’, cabeza de la disidencia del frente 48 de las Farc que está manejando rutas de narcotráfico desde Puerto Asís, Putumayo

3339

0

Ayer El Tiempo dijo que Pedro Oberman Goyes Cortés, alias ‘Sinaloa’, cabeza de la disidencia del frente 48 de las Farc que está manejando rutas de narcotráfico desde Puerto Asís, Putumayo, fue asesinado por otros disidentes, según información de inteligencia militar.

Pero fuentes en terreno que hablaron con La Silla Sur no creen esa versión, porque además de que no ha aparecido el cuerpo, hasta el momento no ha salido ningún comunicado oficial del Ejército confirmándolo.

Por eso es que creen que lo que estaría buscando ‘Sinaloa’ es hacerse pasar por muerto para salir del radar de las autoridades que le están pisando los talones.

Muerto pero sin cuerpo

La información de El Tiempo es que ‘Sinaloa’, de 44 años y oriundo de Barbacoas, Nariño, fue asesinado el fin de semana pasado por una supuesta pérdida de un cargamento de cocaína y porque estaba exponiendo a los demás disidentes. (El domingo RCN lo mostró como uno de los tres nuevos capos del narcotráfico según informes de la Policía)

Esos datos son los mismos que llegaron el fin de semana a un chat de periodistas de Putumayo que cubren temas de orden público. Uno de los periodistas que lo vio nos dijo que se los envió una fuente militar que está en terrero pero que pidió no ser citada.

La mayoría de medios locales no publicaron la noticia porque no se quieren exponer,  porque “hay demasiado movimiento de ilegales en esa frontera” y porque no hay una versión oficial del Ejército.

La Silla Sur tuvo acceso a esa cadena.

Además de lo que sacó El Tiempo, dice que a ‘Sinaloa’ supuestamente lo mataron del otro lado de la frontera, en Sucumbíos, Ecuador. Y pone las coordenadas geográficas.

Sucumbíos es el mismo pueblo donde hace dos meses fue asesinado un policía de antinarcóticos de Ecuador, en un ataque que al parecer fue ordenado por ‘Sinaloa’.

La cadena también señala que el que estuvo detrás de la muerte de ‘Sinaloa’ fue alias ‘Manuel político’, un exguerrillero del Bloque Sur que hizo parte del espacio territorial de La Carmelita en Puerto Asís, pero del que no se conoce su ubicación desde septiembre del año pasado.

La Silla Sur buscó al Comandante de la Brigada 27 que opera en Putumayo, general Yuber Aranguren para preguntarle qué información oficial hay sobre el caso, pero no contestó nuestras llamadas ni nuestros mensajes.

Para dos dirigentes sociales y dos periodistas locales consultados por La Silla, sí ha llamado la atención que no haya salido un comunicado oficial del Ejército o la Policía como sí pasó cuando anunciaron que dieron de baja a alias ‘Cadete’ el disidente del Frente Primero que también opera en ese departamento y que fue abatido en límites entre Meta y Caquetá .

 

Además porque ‘Sinaloa’ es un objetivo de alto valor.

Prueba de eso es que en la campaña que lanzó el Gobierno de ‘Se busca’, Duque ofreció una recompensa 500 millones de pesos para dar con su paradero, porque además del negocio de la coca, lo señalan de la muerte de líderes sociales del departamento. 

Ante ese silencio y como su cuerpo no aparece, en Putumayo empezó a correr la versión de que el disidente del 48 no está muerto sino escondido.

La versión alterna

La otra hipótesis que empezó a correr es que ‘Sinaloa’ quiere sembrar la idea de que está muerto para huir del cerco que le están haciendo desde los dos lados de la frontera.

Del lado colombiano la semana pasada, la Brigada 27 del Ejército anunció la captura en Puerto Asís de José Javier Álvarez Tonguino, alias ‘Picotazo’, que sería uno de sus hombres de confianza y jefe de finanzas.

El comandante de la Sexta División, brigadier general Germán López, lo presentó como un hombre clave para esa disidencia porque tiene conocimiento de las rutas de comercialización de la droga desde la frontera y habría participado en varios de los homicidios ocurridos en el sector del bajo Putumayo en 2018.

Pero a pesar del ruido hecho por el Ejército, ‘Picotazo’ no fue enviado a la cárcel sino que quedó con detención domiciliaria

La otra forma con la que están intentando acorralar a Sinaloa es quitándole la droga y los laboratorios.

Esta semana la Armada Nacional dijo que incautó en Puerto Asís un campamento con 473 kilos de clorhidrato de cocaína y más de 1.492 galones de insumos líquidos para procesar la coca, y que está avaluado en 3 mil millones de pesos.

Del lado ecuatoriano, además de buscarlo para que responda por el asesinato del agente antidrogas en Sucumbíos, redoblaron los operativos y las tropas para evitar que siga transportando coca.

Según un informe de inteligencia de ese país, la disidencia del 48 tiene milicianos regados por toda esa región que se están encargando de buscar más pasos clandestinos para el traslado de la droga.

Ante esa presión le resultaría conveniente salir del radar de las autoridades.

“Lo que uno escucha en Puerto Asís es que habría montado una estrategia para despistar a las autoridades. Hasta ayer no se veían helicópteros ni operativos desplegados para buscar el cuerpo si es que supuestamente está muerto”, nos dijo un periodista local.

“Es que si no hay cuerpo, no hay prueba, no hay evidencia, no hay certeza”, nos comentó un dirigente social de allá.

Que se confirme si sigue delinquiendo a la sombra o efectivamente fue asesinado por los suyos es clave en la disputa territorial que se vive en esa parte del país.

Una guerra cada vez menos fría

Para los grupos que mueven el narcotráfico en el sur, Puerto Asís es una mina de oro. No solo porque es uno de los 10 municipios con más hoja de coca sembrada en todo el país, sino porque es un terreno que ni el Ejército ni la Policía pueden controlar (tiene 152 veredas).

Los guerrilleros que no decidieron montarse en el bus del Acuerdo de La Habana  y no se fueron a vivir al espacio de capacitación de ‘La Carmelita’ (en las cuentas del Ejército serían unos 80 de 600), se quedaron bajo el liderazgo de ‘Sinaloa’ para seguir controlando el negocio en asocio con la banda delincuencial ‘La Constru’.

Pero otros disidentes poderosos como ‘Gentil Duarte’ también se quieren meter en esa zona, así sea a la fuerza. El año pasado ‘Cadete’ buscó que ambas disidencias trabajaran en llave, pero ‘Sinaloa’ se habría negado.

Por eso, como contamos, el temor que se siente en Puerto Asís es que ese pulso desencadene un fuego cruzado. “Si eso pasa serán los muertos los que avisen”, dice este líder.

Hasta la primera semana de marzo, en Puerto Asís se habían presentado 12 homicidios,  casi uno por semana. Nueve más en comparación con el mismo periodo del año pasado.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia