Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita Vélez · 21 de Marzo de 2018

1929

0

Hasta hace una semana el uribismo era una fuerza electoral probada en el Huila con dos congresistas y grandes votaciones como la de Óscar Iván Zuluaga, que duplicó a Santos en primera vuelta, y la del No, que aquí ganó con más del 60 por ciento de los votos. Pero las elecciones legislativas de hace quince días demostraron que el Centro Democrático no solo se mantuvo en el Huila. También amplió su poder de lo local a lo nacional en Caquetá y Amazonas, donde lograron elegir por primera vez representantes a la Cámara.

Con esa crecida estructura están buscando en el sur a líderes de Cambio Radical y del partido Conservador para que se sumen a la campaña de Iván Duque, con lo cual podrían debilitar en la región al exvicepresidente y candidato Germán Vargas Lleras. 

Los coqueteos con la fórmula de Lara y los azules

La Silla Sur supo por tres fuentes que nos lo contaron por aparte (una del Centro Democrático y dos de Cambio Radical) que el representante uribista a la Cámara por el Huila, Álvaro Hernán Prada, ha estado llamando desde hace unos días a Juan Felipe Molano (una de las fórmulas del electo senador de Cambio y mano derecha de Vargas, Rodrigo Lara) para que se vaya a trabajar en la campaña de Duque.

 

Molano se quemó en las elecciones a Congreso con 11.450 votos y nos confirmó que no solo Prada lo ha llamado, sino que el mismo Duque también lo ha buscado, pero que él aún no ha tomado una decisión.

“Todas las cosas en política son posibles. Apenas es una oferta y la estoy pensando”, nos dijo.

Si decide irse con Duque, significa un golpe al corazón de la campaña vargasllerista en el Huila porque Molano es uno de los consentidos de la cuestionada exgobernadora Cielo González Villa. Fue ella quien puso a disposición de él y del otro candidato a la Cámara que sí quedó, Julio César Triana, toda su estructura para que llegaran al Congreso.

Sin embargo, Molano dice que tiene un “proyecto político propio”, razón por la cual lo están buscando de la campaña de Duque.

En todo caso, esa estrategia de crecer buscando las bases de otros partidos, el uribismo también la está aplicando con dirigentes conservadores que le hicieron campaña a la electa senadora azul Esperanza Andrade, hermana del presidente del partido Conservador, Hernán Andrade.

Así nos lo confirmó uno de esos líderes que ayudó a coordinar la campaña de Andrade en la comuna 10 de Neiva y que fuera de micrófonos nos contó que lo llamaron de la campaña de Duque para que trabajara para ellos.

A todo eso se suma, como lo contamos,  que el candidato presidencial del uribismo ya tiene en su equipo a un grupo de conservadores antiandrade en el Huila: los de 'Integración Conservadora'. Ellos le armaron reunión hace dos semanas con líderes de juntas de acción comunal y dirigentes conservadores que no están con el andradismo, para sumarle votos. El más visible es el representante azul Jaime Felipe Lozada. 

Aparte de esas movidas locales con otros partidos, en el Sur el uribismo logró crecer en congresistas, lo cual también les sirve en la competencia por la Casa de Nariño. 

La crecida

En el sur el uribismo sumó dos curules más que engrosan la bancada de 32 representantes, la segunda más grande después de la del partido Liberal.

Los dos nuevos representantes son Edwin Valdez en Caquetá y Yénica Acosta en Amazonas.

Valdez fue alcalde de San Vicente del Caguán entre 2004 y 2007 y miembro del comité municipal de ganaderos.

Ganó porque la lista de su partido lo empujó, pero no por su votación propia, que fue superada en más de cuatro mil apoyos por el candidato de la Alianza Social Independiente, ASI, Antonio Ruiz Cicery, mejor conocido en el Caquetá político como ‘Coco’.

La sorpresiva victoria de Valdez, según nos explicaron dos fuentes, no viene del empujón de los ganaderos, sino de la alcaldía de Florencia (el exsecretario de gobierno de la alcaldía también era candidato a la Cámara) que movió su maquinaria para ayudarlo a llegar. Maquinaria que según esas mismas fuentes, también se moverá con Duque.

"No es que el alcalde haya presionado, pero sí había afinidad partidista en la alcaldía, entonces unos estaban con James (el exsecretario) y otros con Valdez", nos dijo una fuente oficial que lo sabe de primera mano. 

En Amazonas el uribismo sacó la lista más votada con 6671 votos logrando por primera vez representante de la mano de la odontóloga Yénica Acosta, hija del exgobernador condenado por corrupción Félix Acosta, que salió elegida con 3628 votos.

Allí, como en el Huila, el uribismo también le está apostando a traerse líderes de otros partidos para que enfilen las baterías por Duque.

Así nos lo confirmó la coordinadora departamental del uribismo en Amazonas, Erika del Mar Acevedo. “Ya inauguramos la sede y estamos ahora a buscando a concejales de la U y del partido conservador que ya nos manifestaron que están con nosotros y que nos van a ayudar”, nos dijo.

La única excepción de esta expansión uribista es Putumayo, donde como lo contamos, no sacaron representante propio y el candidato de la ‘Colombia Humana’, Gustavo Petro tripicló con 37 votos a Duque que sacó 12 mil.

Salvo ese caso, con curules propias y de la mano de otros partidos, el uribismo comienza agrandar su estructura de cara a las presidenciales.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia