Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 14 de Agosto de 2017

Vargas Lleras y Uribe adelantaron dos días de campaña en el Huila.

2109

0

Mientras la mayoría de precandidatos presidenciales le hablaban de ‘tú a tú’ a los empresarios más importantes del país en el congreso de la Andi en Cartagena el jueves pasado, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras aterrizaba en Neiva. Ese mismo día llegó el senador Álvaro Uribe Vélez y el viernes sus precandidatos. Con esa visita ambos abonaron terreno, con estrategias distintas, para la campaña presidencial del 2018. 

Los dos se quedaron en el Hotel GHL y ahí fue donde se dio el saludo entre ambos al que algunos periodistas le dieron una trascendencia política que en realidad no tiene, por ahora.

“La cosa fue así:  el expresidente estaba comiendo en el restaurante del hotel con el senador Macías y el representante Prada, y nosotros salíamos con el doctor Vargas Lleras. Sí o sí teníamos que pasar por donde estaban ellos, así que cruzamos, el expresidente se levantó nos saludó y nada más. No hubo cruces de palabras, ni mayores acercamientos. Solo un saludo informal”, nos contó la exgobernadora Cielo González, que es la coordinadora de la campaña de Vargas en el Huila. 

La misma versión la dio después el senador Ernesto Macías, y la confirmó la twittera uribista Claudia Bustamante, cerrando de tajo cualquier interpretación.

Así fue como Vargas y Uribe con sus precandidatos abonaron terreno para el 2018. 

Vargas Lleras quiere con todos

Vargas Lleras le dijo a la Andi que no fue a Cartagena porque aún no está en campaña . Pero lo que hizo en Neiva reuniéndose a puerta cerrada con empresarios y políticos regionales que no solo pertenecen a su partido Cambio Radical, muestra lo contrario.

Aunque los primeros huilenses que llegaron a su campaña fueron los hermanos Cielo y Carlos Julio González Villa, exgobernadora y actual gobernador, respectivamente, Vargas dejó en claro en Neiva que para ganar la Presidencia necesita de otros partidos.

 

Por eso, durante la mañana y la tarde del pasado viernes, el exvicepresidente se reunió con los representantes a la Cámara Jaime Felipe Lozada (conservador), Héctor Javier Osorio (La U), y el senador Jorge Eduardo Gechem (La U).

“No son adhesiones políticas, pero sí son acercamientos. El doctor Vargas Lleras quiere escuchar a todas las partes, conocer qué están pensando”, nos dijo Cielo, quien junto al presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Lara Restrepo, estuvo en todas las reuniones de Vargas.

Para unir esas fuerzas políticas y evitar una división que favorezca a candidatos de centro izquierda como Gustavo Petro, Jorge Robledo, Claudia López, Clara López o Sergio Fajardo, en varias de sus intervenciones en Neiva el exvicepresidente puso de ejemplo el caso de Bogotá.

“Él insistió que hay que organizarnos, buscar entendimientos entre partidos afines como La U, los liberales, los conservadores, y evitar que pase lo mismo que en la Alcaldía de Bogotá con Petro. Esa vez todos los partidos se fueron divididos y Petro les ganó con el 30 por ciento”, añadió Cielo.

Bajo esa lógica de hablar con todos sentó en la misma mesa a nueve de los doce diputados del Huila: a los tres de La U (José Eustasio Rivera, Javier Silva y William González), los dos conservadores (Sandra Hernández y Carlos Alirio Esquivel), los dos de Cambio Radical (Julio Díaz y Clara Vega), uno de los verdes (Armando Acuña) y un liberal (Orlando Ibagón). Faltaron Antonio Peña del Centro Democrático, Oscar Urueña de los verdes, y Alfadil Ortigoza del liberalismo.

“Fue un encuentro espontáneo para hablar del país, conocer él qué piensa de muchas cosas que están pasando. Le preguntamos por el tema de la paz y nos dijo que iba a respetar lo que se había firmado con las Farc, pero que no iba a permitir más concesiones de las que ya se habían firmado”, nos comentó el diputado de la U José Eustasio Rivera.

“A los del partido nos pidió solidaridad con su campaña, que ayudáramos a empujar el proyecto recordándole a la gente lo mucho que nos ayudó gestionando para el departamento varios proyectos de viviendas, las vías 4G”, nos señaló el diputado Julio Díaz. 

Esos esfuerzos por estar con la mayoría también tiene la intención de atajar a sus rivales.

Y es que a la izquierda, en la que no solo meten a Petro sino a Clara, Claudia y Robledo, desde la campaña de Vargas Lleras la ven como “la entrada a Colombia de un modelo político y económico similar al de Venezuela”.  

“Ese temor de seguir los pasos de Venezuela también se lo expresaron al presidente Vargas Lleras los empresarios y los comerciantes del Huila”, dijo la exgobernadora Cielo.

La Silla Sur supo que Ariel Rincón Machado, presidente de la Cámara de Comercio, Andrea Bautista directora de Fenalco Huila, Aníbal Rodríguez de Camacol, y la empresaria Nohora Leguizamón, fueron algunos de los dirigentes gremiales que hablaron con Vargas y le contaron sus preocupaciones. 

En la agenda también hubo espacio para que el exvicepresidente se sentara con delegados de empresas transportadoras como Coomotor, Cootranshuila y Flotahuila.

También habló con líderes cafeteros como Orlando Beltrán, y piscicultores como Eugenio Silva. 

Vargas Lleras igualmente aprovechó la visita para medirle el aceite a los precandidatos de Cambio a la Cámara. “Prácticamente nos hizo una entrevista, nos preguntó por los problemas del departamento y qué podríamos aportar”, dijo Julio César Triana, quien junto a Juan Felipe Molano, Roberth Cerquera y Rodrigo Amaya, están haciendo campaña para estar en la lista.

Pero no son los únicos que podrían estar en el tarjetón de Cambio porque en los próximos días se podrían sumar el cafetero Orlando Beltrán (que aspiró en 2014 y se quemó con 21.989 votos), y la excongresista liberal Consuelo González de Perdomo (que también se quemó en 2014 con 13.179 votos). A ella, Vargas Lleras la llamó y la citó para que se hablaran esta semana en Bogotá.

La fórmula en el Senado está en veremos aunque la idea de lanzar a Cielo González Villa volvió a sonar. Ella dice que ya cumplió la sanción de tres años que le puso la Procuraduría y que la sacó de la Gobernación en 2013, pero tiene vigentes investigaciones penales en la Corte Suprema de Justicia. “Me tomaré unos 15 días para pensarlo”, le dijo Cielo a La Silla Sur.

Tras las reuniones con empresarios y políticos, Vargas Lleras cerró su agenda el viernes en la tarde asistiendo a la condecoración que le hicieron al nuevo presidente de la Cámara, Rodrigo Lara Restrepo, por parte la Gobernación y Asamblea del Huila, y la Alcaldía y Concejo de Neiva.

Mientras Vargas Lleras abonaba terreno, Uribe y sus precandidatos también lo hicieron. 

Uribe puso orden

Aunque el foro de precandidatos del Centro Democrático en Neiva fue el viernes, Uribe se anticipó y llegó el jueves en la tarde. Lo primero que hizo fue sentarse a hablar de las listas a Cámara y Senado en el Huila.

La cita fue en el restaurante Avenida. Aparte de los actuales congresistas Ernesto Macías y Álvaro Hernán Prada, a la comida asistieron dos políticos que están pidiendo pista para hacer parte de la lista uribista al Congreso.

Uno es Hugo Tovar Marroquín, quien como contamos es cercano a Luis Alfredo Ramos y coordinó su visita al Huila el pasado 8 de junio. El otro es Ricardo Ayerbe, un excandidato a la Asamblea que es de Pitalito. De la reunión también hicieron parte  dirigentes del CD en el Huila como el excongresista Julio Bahamón.

Durante esas tres horas se habló de los mecanismos para seleccionar los candidatos (podría ser una encuesta según nos dijo uno de los asistentes). Uribe también habló del panorama político, dijo que lo ideal para esta campaña a la Presidencia sería haber tenido en juego a Oscar Iván Zuluaga por ‘su recordación’, pero que como está en medio de investigaciones lo mejor era tenerlo aparte.

Igual, el expresidente, habló de los cinco ‘muchachos’ (Rafael Nieto, María del Rosario Guerra, Carlos Hollmes Trujillo, Iván Duque y Paloma Valencia) que están recorriendo el país de su mano, dándose a conocer y explicando cómo hacer para que “Santos no pavimente una carretera hacia una segunda Venezuela”, como lo dijo al otro día en el foro.

Aunque el hecho de que tanto Vargas como Uribe coincidieran en Neiva dio pie para que se hablara de una posible alianza, un acercamiento entre ambos por ahora es difícil aunque converjan en ideas como evitar que la izquierda gane. Primero porque Uribe cree que con alguno de sus cinco precandidatos sí puede modificar los acuerdos de paz con las Farc, a diferencia de Vargas Lleras que dice va a respetar lo acordado “porque eso ya está consumado”.

Segundo porque, según nos comentó alguien cercano, Vargas Lleras no quiere ser más un ‘segundón’. “Ya estuvo subordinado al liberalismo, después a Santos, él ya quiere brillar por cuenta propia”.

Y tercero porque Uribe siente, por ahora, más feeling con el exprocurador Alejandro Ordóñez, o el expresidente Andrés Pastrana. “Le tengo confianza a los contradictores que no me han engañado, con ellos podemos tener un diálogo sincero”, dijo Uribe en el foro del viernes.

Mientras llega el momento de las decisiones Uribe preside foros como el de Neiva, al que asistieron unos 400 simpatizantes de su causa, y en el que sus precandidatos buscan posicionarse.

Así, tanto Uribe como Vargas Lleras comenzaron a marcar territorio en el Huila, un departamento en el que el expresidente ha dominado en las últimas cuatros elecciones presidenciales y el No ganó en el plebiscito con más del 60 por ciento de los votos, pero que el exvicepresidente está conquistando con alianzas que van mucho más allá de Cambio Radical. 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia