Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita Vélez · 09 de Agosto de 2019

10049

0

Hace unos días salió publicada una carta que invita a refundar el ‘Movimiento Bolivariano’, que presentó oficialmente hace casi 20 años Alfonso Cano en San Vicente del Caguán, Caquetá, como el brazo político de la entonces guerrilla de las Farc y como una alternativa de izquierda clandestina. 

La carta, que arranca con “Nosotros, que integramos el Movimiento Bolivariano” no habla de retomar las armas, pero sí “reeditar y reencausar espacios que realmente acojan a las amplias mayorías que creíamos en el Acuerdo y que anhelamos la paz”. 

Para ese propósito, que evidencia cómo se está armando un movimiento político al margen de la Farc, invitan al ex jefe negociador de la guerrilla, Iván Márquez, quien tiene un incidente de incumplimiento abierto en la Jurisdicción Especial de Paz, y a Jesús Santrich, que tiene orden de captura de la Corte Suprema de Justicia. 

“Queremos contar con todas y todos los patriotas que abracen este sueño aplazado. En particular, nos ha conmovido profundamente y enardecido nuestra moral de lucha, la gesta heróica de Jesús Santrich y la conducta digna y revolucionaria de Iván Márquez y los camaradas que lo acompañan (....)”. “Con estos patriotas, y otros muchos más, queremos contar para convocar juntos al resto de colombianos inconformes”. 

Cierra invitando a quienes “sientan el deber de retomar el rumbo” a volver a conformar los núcleos y la constitución del Consejo Patriótico Bolivariano, que integraban 100 personas que le ayudaban a las Farc con trabajo político y de masas desde la clandestinidad.

La carta fue publicada por primera vez el 31 de julio en la página Agencia Bolivariana de Prensa, ABP, y días después la retomó el portal ‘Rebelion.org’

 

Ambas, tradicionalmente muy cercanas a la exguerrilla, han publicado en varias ocasiones las cartas que Márquez ha escrito desde julio del año pasado, cuando se escondió y no se posesionó como senador. 

Por ejemplo, ABP sacó tres meses después un artículo escrito por él y titulado ‘Venezuela’; otro en diciembre llamado  ‘Saludo de nuevo año por Iván Márquez y sus compañeros’, firmado por él y otros ausentes como ‘El Paisa’ y Romaña; o ‘‘La paz no se derrota con mentiras’, artículo publicado en mayo y en el que Márquez habla sobre el supuesto montaje judicial contra Jesús Santrich. 

También publicaron el famoso video en el que dijo que fue un “gran error negociar la dejación de armas sin ninguna conexión con la Mesa Central que había sorteado con éxito los acuerdos sobre Tierras, Participación Política, Víctimas del conflicto y Jurisdicción Especial para la Paz”. 

En Rebelion.org, Márquez escribe por lo menos desde 2005, como queda claro en este listado con todos sus artículos. 

Aunque no es posible atribuirle la autoría de la carta a él, le preguntamos a dos fuentes del partido Farc y ambas coincidieron en que sí parece que viniera de su línea.

“No tiene el mismo lenguaje panfletario de Márquez, pero sí parece de gente de él”, como nos dijo el senador Carlos Antonio Lozada. En el mismo sentido nos habló otro militante.

Otra persona que conoce por dentro a las Farc y personalmente a Márquez, nos dijo que aunque no se atrevía a decir que era de él porque no veía su estilo en la redacción, “sin duda refleja la vocación Bolivariana de Márquez y sus amigos y la impronta que hubieran querido darle al partido Farc. Es un texto de alguien cercano. Así parece”. 

En todo caso, la idea de un movimiento político aparte ratifica la división de Farc que hemos contado en varias historias, y más cuando, el senador Lozada dijo en una entrevista  que la salida de Márquez del partido era vista “por nuestra gente como un abandono y una traición”.

También muestra que al menos gente de la línea de Márquez espera revivir el movimiento clandestino bautizándolo como ‘Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia’, que, paradójicamente, no era el que Márquez quería para el partido del que se alejó.

 

 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia