Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita Vélez · 21 de Febrero de 2018

2245

0

Aparte de tener gobernador y un representante en campaña, en Caquetá los liberales lograron que Cambio Radical no presentara lista a la Cámara y se sumara a ellos.  Ese apoyo no solo se ve en afiches, vallas publicitarias y correrías. Tras bambalinas, desde una alcaldía que es de Cambio, están alineando a contratistas de la administración para que les pongan votos a los rojos.

Es una típica práctica de alcaldías y gobernaciones en época de campaña que hemos contado en La Silla y que hará parte de un libro que sacaremos pronto sobre cómo se alcanza y se reproduce el poder.  

La alineada

En El Paujil, un municipio al occidente de Caquetá que es fortín de Cambio Radical porque la alcaldesa, Liliana Cuellar, es de ese partido, los contratistas de la Alcaldía, según todas las fuentes con las que hablamos, saben que si quieren que les renueven el contrato no solo tienen que hacer su trabajo.

 

También les toca llevar gente a reuniones políticas y ayudar en el montaje de los eventos de la candidata a la Cámara por el partido Liberal, Aneley Marín y de la candidata a Senado, Rosmery Martínez, hoy congresista de Cambio. La otra orden es quedarse callados.

Así se lo contaron por aparte a La Silla Sur cinco fuentes (un excontratista, un contratista, una funcionaria indignada, un concejal y un funcionario de planta de la alcaldía).

Todas coincidieron en que la alcaldesa Cuellar había citado a los contratistas de su administración a una reunión hace unos días. Que en esa reunión no pudieron entrar sus celulares para que no grabaran ni tomaran fotos y que allí “la orden fue que cada contratista debía llevar al evento de a veinte personas y hacer que votaran y que si no, no esperaran que les renovaran el contrato”, nos dijo una de las fuentes.

“Sé de contratistas que están preocupados porque no saben de donde van a sacar veinte personas cada uno y que sin eso no les renuevan”, nos contó el concejal del Polo Faiber Camacho, que ha denunciado esto públicamente en sus redes sociales.

“Las volquetas de la Alcaldía que se supone que son para llevar materiales de construcción a las veredas, las usan para transportar sillas y mesas para el evento”, nos dijo una persona que lo sabe de primera mano. Esa misma información nos la dijo un excontratista.

El evento al que se refieren todas las fuentes consultadas fue en la tarde del miércoles pasado. Fue una reunión política que se convocó a las dos de la tarde en el ‘Estadero las Brisas’ para las candidatas Marín y  Martínez.

Días antes del evento, en chats de WhatsApp comenzó a circular el siguiente audio que nos envió una funcionaria indignada y nos lo describió como “la propaganda que utilizan en la alcaldía”.

 

Los contratistas ayudaron ese día pegando publicidad de las candidatas y anunciando su llegada con megáfono en mano. También supimos que para controlar que todos los contratistas cumplieran con su cuota de veinte personas, la Alcaldía puso a cuatro funcionarios a vigilar la entrada.

“Nos tienen a todos bajo presión. Nos pusieron a hacer política y que si no ganábamos el 11 de marzo aquí en Paujil con ella nos echan a todos en el segundo semestre. Así nos lo dijo la alcaldesa en una reunión”, dice una persona que estuvo allí.

Según tres fuentes que nos lo dijeron por aparte, Cuellar es pareja del exalcalde del municipio Rodrigo Castro, que era del partido Mira, pero lo expulsaron y según dos de las fuentes, ahora está buscando conseguir aval con los liberales para las elecciones locales del año entrante. Por eso que la alcaldía que encabeza Cuellar les ayude “es una forma de ir ganando puntos con los liberales”, nos dijo una fuente. En el liberalismo niegan que haya un acuerdo para darle el aval.

La Silla Sur buscó por teléfono y por mensajes de WhatsApp a la alcaldesa Cuellar y a la candidata Marín para conocer sus versiones, pero nunca respondieron nuestros mensajes.

Los que ganan

Como Cambio Radical no presentó candidatos a la Cámara en este departamento, la lista que se beneficia de estas prácticas en este caso es la de los liberales.

Todas las listas a Congreso deben superar un umbral que se define el día de la votación (según el número de votantes y de curules por departamento). Por eso los votos que saque Aneley del liberalismo también le suman al representante liberal Harry González, que quiere repetir curul.

El representante González dijo a La Silla Sur que no tenía idea de que esto estuviera pasando. “La verdad no sabía y no me parece que sea lo correcto”, nos dijo.

Lo mismo nos dijo la senadora Rosemary Martínez. “Yo no creo eso. Ella (la alcaldesa) es una mujer dedicada y trabajadora y sí fui y estuve allá en la reunión pero no vi ninguna presión. La única presión que debe haber es la de que no se vote en blanco”, nos dijo.

Si las denuncias resultan ciertas, para los liberales en Caquetá el voto en blanco no va ser un problema.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia