Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 01 de Octubre de 2018

Edwin Valdés y James Villanueva hicieron parte de la lista del uribismo a la Cámara de Caquetá.

2168

0

El fallo del Consejo de Estado que le mantuvo la credencial al representante del Centro Democrático a la Cámara de Caquetá, Edwin Valdés, dejó ver la división que hay dentro del uribismo de ese departamento. No solo porque muestra que quien estuvo detrás de la demanda fue otro uribista purasangre, James Villanueva, sino que sacó a la luz señalamientos contra la Alcaldía de Florencia, el gran fortín que tiene el partido allá.

Esa puja interna podría pasarle factura al partido en las regionales de 2019, donde buscarán mantener las dos alcaldías más importantes y ser un aliado clave para la Gobernación.

El uribista que trató de tumbar a otro uribista

Quien estuvo detrás de la demanda contra el representante Valdés (11 mil votos), aunque en cuerpo ajeno, fue exsecretario de Gobierno, James Villanueva, quien lo acompañó en la lista pero se quemó con 6 mil votos. Villanueva fue la fórmula en el departamento de la campaña al senado de José Obdulio Gaviria.

 

Aunque él no firmó la demanda, lo hizo su papá, José Joaquín Villanueva, uno de los dueños del canal de televisión local TV5.

El argumento para pedirle al Consejo de Estado que anulara la elección de Valdés es que el hoy representante habría estado inhabilitado porque cuando se inscribió como candidato, el 11 de diciembre de 2017, su hermano Jorge Enrique supuestamente seguía siendo Secretario de Obras Públicas de Florencia, a pesar de que había presentado la carta de renuncia el 7 de diciembre.

Como las normas dicen que los candidatos al Congreso no pueden tener familiares en cargos con autoridad política o civil donde se van a elegir, los demandantes intentaron comprobar que la renuncia se hizo efectiva después del 11 de diciembre.

Para eso llevaron como pruebas una entrevista de televisión y varios correos institucionales con fechas posteriores al 15 de diciembre, en los que Jorge Enrique Valdés supuestamente se presentaba como secretario. También denunciaron que el trámite de la renuncia se hizo de manera irregular y que, para hacerlo ver legal, funcionarios de la Alcaldía habrían metido la mano.

Después de analizar los argumentos de parte y parte, el Consejo de Estado solo tuvo en cuenta como pruebas la carta de renuncia del exsecretario Valdés, la aceptación de la misma por el despacho del Alcalde, y el decreto en el que nombran al nuevo secretario.

Como todo aparece con fecha del 7 de diciembre, es decir antes de la inscripción de Valdés, dejó sin piso las pretensiones de la demanda.

“El fallo nos está ratificando que hemos actuado, como lo ha hecho mi familia, como lo ha hecho el Alcalde de Florencia, como lo ha hecho el Centro Democrático, en derecho y bajo los lineamientos de la Constitución”, dijo el representante Valdés.

Trapitos al sol

Aunque el fallo le puso fin a la controversia jurídica, en el uribismo caqueteño las heridas quedaron abiertas.

No solo porque el que quería tumbar a Valdés era uno de los de su partido -algo que es relativamente usual en las listas abiertas, en las que candidatos quemados tratan de tumbar a los que salieron elegidos- sino porque en medio del pleito hubo acusaciones contra el alcalde uribista de Florencia, Andrés Perdomo. Perdomo, como contamos, fue una de las puntas de lanza para que el Centro Democrático lograra la curul, y para que la campaña de Iván Duque barriera en el departamento.

Eso pone al descubierto que el partido tiene fricciones internas y que no hay un liderazgo que solucione esas divisiones, que posiblemente habría podido evitar la demanda.

Todo eso podría terminar afectando los intereses del uribismo de figurar en las regionales de 2019 donde no solo buscarán mantener las alcaldías de Florencia y San Vicente, sino que están contemplando la posibilidad de tener candidato propio a Gobernación.

Lo curioso es que uno de los que suena para ser el candidato del Centro Democrático a la Alcaldía de Florencia, es James Villanueva.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia