Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 04 de Septiembre de 2018

Yénica Acosta fue la punta de lanza del uribismo en Amazonas.

4480

0

El Consejo de Estado negó una demanda que buscaba anular la elección y los votos de la representante a la Cámara del Amazonas por el Centro Democrático, Yénica Acosta, despejando el panorama para que el uribismo regional se consolide de cara a las elecciones  locales de 2019.

La decisión también fortalece la maquinaria política del condenado exgobernador Félix Acosta, que se la había jugado todo por heredarle sus votos a su hija Yénica.

La demanda que no prosperó

Como contó La Silla Sur, a Yénica Acosta,que fue la que movió la campaña de Duque en el departamento, la señalaron de estar inhabilitada para ser candidata a la Cámara porque se trabajó como secretaria de Desarrollo Social de Leticia hasta el 28 febrero de 2017 y porque supuestamente actuó como alcaldesa encargada y firmó contratos de prestación de servicio a nombre de la Alcaldía.

 

Como la norma dice que los alcaldes o quienes hayan ejercido esas funciones y vayan a aspirar al Congreso tienen que renunciar un año antes de las inscripciones y ella se inscribió como candidata el 11 de diciembre de 2017, diez meses después de haber renunciado, estaría inhabilitada.

Pero lo que determinó el Consejo de Estado es que Acosta en ningún momento se desempeñó como alcaldesa titular ni tampoco fue un reemplazo, y que lo que hubo fue una ‘clásica delegación de funciones’ por parte del alcalde en propiedad, José Araujo, que también es del Centro Democrático.

En esa delegación de funciones Araujo no perdió su competencia y siempre mantuvo el mando. Es decir, Acosta nunca ejerció poder alguno más allá del permitido en su rango de secretaria.

Por eso, el Consejo de Estado negó las pretensiones de la demanda que puso la abogada Lucelly Chacón (desconocida en el departamento según le dijeron a La Silla Sur dos dirigentes del equipo de Acosta) y que iban desde quitarle la credencial a Acosta hasta pedir que se anularan los 3.600 votos que sacó y se ordenara a hacer un nuevo escrutinio.

Ese reconteo habría beneficiado a la lista liberal que quedó de tercera con 5.300 votos, lo que le habría permitido recuperar su curul al exrepresentante a la Cámara Eduar Benjumea.  Por esa pretensión puntual de anular los votos, cuatro dirigentes de Amazonas consultados por La Silla Sur, creen que quien estaba detrás de la demanda era Benjumea.

Pero como no fue así, el uribismo no solo logró mantener su curul sino que tomó un nuevo impulso para pelear las regionales de 2019.

La ficha de Uribe y los planes de 2019

Como contó La Silla Sur, la representante Acosta fue la punta de lanza del uribismo en Amazonas para las elecciones de Congreso y las presidenciales.

Ese protagonismo, que ayudó en gran parte a que Duque ganara allá en las dos vueltas, le valió ahora como congresista para llegar a la Comisión Cuarta de la Cámara, que junto a la tercera, son claves porque son las de la plata.  

Además de ese rol legislativo, que Acosta mantenga su curul ayuda a concretar la apuesta que tiene el uribismo local de ganar la gobernación el año entrante, y que ha empezado a tomar vuelo ahora que la Procuraduría sancionó a 19 diputados y exdiputados liberales, conservadores y de Cambio Radical con quienes el uribismo se verá las caras el otro año.  

Aunque desde el partido han dicho que empezarán a analizar la lista de elegibles en enero, ya ha empezado sonar un nombre, el del médico Jesús Galdino Cedeño, que fue candidato a la Cámara en 2010 por Cambio Radical.

“Ese tema apenas se va a manejar desde enero cuando se conformen los directorios locales y regionales. Aún sobre el tema de Gobernación no hay nada concreto”, le dijo a La Silla Sur, Héctor Fabio Osorio, excandidato a la Alcaldía de Leticia e integrante del equipo político de la representante Acosta.

Además de Gobernación, el Centro Democrático también buscará mantener el control de las las dos alcaldías, Leticia y Puerto Nariño. Para la capital ya tiene en carpeta los nombres de Osorio, del exsecretario de Infraestructura John Jairo Acuña, y del excandidato a la Cámara del CD Mauricio Marrugo.

Con la credencial de Yénica asegurada el uribismo ya tiene quien lidere todas esas apuestas regionales.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia