Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 30 de Enero de 2019

César Lugo (izquierda) fue nombrado como gobernador encargado en junio de 2016 en lugar de Manuel Carebilla por recomendación de Cambio Radical.

2310

0

El abogado César Lugo, que estuvo dos años como gobernador encargado de Amazonas en reemplazo del condenado por corrupción Manuel Carebilla (Cambio Radical), ahora quiere ser gobernador en propiedad del departamento y para eso está buscando una alianza entre Cambio Radical y La U.

Lo va a hacer a pesar de que desde hace un año la Fiscalía lo investiga porque supuestamente fue el cerebro de los torcidos que cometió Carebilla cuando fue congresista (2006-2014) y que iban desde vender sus cupos en la Unidad de Trabajo Legislativo hasta quedarse con parte de los salarios de sus asistentes.  

 

“Desde el anuncio que hizo la Fiscalía no ha pasado nada. No me han citado, no me han llamado a imputación alguna, y eso demuestra que no han encontrado mérito alguno para investigarme”, nos dijo el abogado Lugo.

Además de los líos penales, tiene cuestionamientos por el manejo de la contratación del departamento durante el encargo.

Como contamos en La Silla Sur, los 13 contratos de más de mil millones que adjudicó la administración de Lugo entre junio de 2016 y abril de 2018, y que suman más de 50 mil millones de pesos, se hicieron en licitaciones que tuvieron de a un solo proponente cada una. Y varias obras quedaron en manos de un mismo contratista.

Él dice que esos contratos son de obras que le están cambiando la cara al departamento, y que justamente esa gestión es la que le reconocen los que los están impulsando ahora su aspiración.

Señala que por eso es que desde mediados de febrero se va a radicar de nuevo en Leticia, para buscar una alianza entre sectores como Cambio Radical, al que ha pertenecido, y La U.

“Con ellos podemos construir una tercería que les compita al candidato que tenga el gobernador actual Víctor Hugo Moreno (Liberal) y el Centro Democrático, que tiene el manejo de las dos alcaldías (Leticia y Puerto Nariño). Esperamos que haya consenso para avanzar”, añadió.

Pero lograr esa movida es difícil.

Por un lado porque la estructura política de Carebilla viene de más a menos, no solo porque él esté preso, sino porque no ha podido recuperar espacios en lo local.

La licenciada en comercio y contaduría Dina Yadira Deaza, esposa de Carebilla, intentó el año pasado ser candidata a la Cámara pero no pudo porque no consiguió el aval ni en Cambio ni en el Centro Democrático. Además en las atípicas para Gobernación, Cambio buscó recuperar el poder con el administrador de empresas Juan Carlos Martínez, pero perdió con el liberal Víctor Hugo Moreno.

Y en el caso de La U no está claro si están dispuestos a una alianza de ese tipo porque tienen en carpeta a precandidatos propios como Jhon Carlos Palomares, que hizo parte de la lista a la Cámara y perdió la curul por 300 votos, o el médico José Luis Nieto que, aunque no se ha hecho contar en las urnas, es cercano al representante a la Cámara, Harold Valencia.

A favor de Lugo está que, como contamos, en las elecciones estuvo cerca de Valencia e incluso tuvo reuniones con el senador de La U, Roy Barreras, que fue el tercero más votado allá.

“El representante Valencia ha dicho que él va a definir su candidato en marzo o abril, espero que podamos llegar a un acuerdo”, remató Lugo.

Por eso si el abogado Lugo consigue ese apoyo y despertar el fervor del ‘carebillismo’, a Cambio Radical se la abrirían las puertas para volver a gobernar allá aunque la última vez que lo hizo su gobernador terminó en la cárcel.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia