Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 29 de Marzo de 2019

Este fin de semana se conmemoran los dos años de la tragedia.

1775

1

El domingo se cumplen dos años de la avalancha que arrasó a Mocoa en Putumayo, dejó 333 muertos, 76 desaparecidos y más de 22 mil personas afectadas. Aunque el Gobierno Santos se comprometió a dejar la ciudad ‘mejor que como estaba antes’, no fue así, como mostramos en este cumplinómetro. El chicharrón lo heredó el presidente Iván Duque, que dijo en una visita a Mocoa en septiembre que le iba a meter el acelerador a la reconstrucción para dejar todo listo en 2020, pero todavía avanza muy lento.

De los diez grandes compromisos que asumió el Gobierno Santos y Duque mantiene, dos  siguen casi en ceros (la plaza de mercado y la nueva cárcel), siete ya arrancaron pero les falta, y solo uno ya lo cumplieron del todo (construir dos puentes).

En comparación con el corte de cuentas de hace un año, hay avances en una fase de la reconstrucción de viviendas, se reactivó el proyecto del acueducto y ya están en trámite procesos de contratación para obras como por ejemplo un megacolegio.

Además el Gobierno Duque ya anunció una partida de 250 mil millones de regalías para hacer obras de mitigación para evitar avenidas torrenciales, aunque por ahora no se sabe cuándo se van a empezar a ejecutar.

“El presidente Santos fue clave en la fase de respuesta y estabilización y dejó asegurada la plata de varias obras. Ahora el presidente Duque nos ha colaborado destinando nuevos recursos para lo que falta. El proceso va lento pero aspiramos que avance en la medida en que vayamos superando problemas de predios y de giro de recursos”, dijo a La Silla el alcalde, José Castro.

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, que fue delegada por Duque para supervisar la reconstrucción, ya dijo que les va a tomar “unos dos años más”.

La Silla Sur le puso la lupa a las promesas del Gobierno en el corto plazo que deberían estar listas hoy, y esto fue lo que encontramos:

.

Construir una nueva cárcel 


 

Además de las casas, con la avalancha quedó expuesta la cárcel.Cerca de la cárcel quedó pasando una quebrada llamada La Taruca. Ante ese riesgo, el año pasado al Inpec le tocó trasladar a cárceles de Nariño y Huila a cerca de 500 detenidos, y lanzar un SOS para conseguir un nuevo establecimiento. En septiembre la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, se comprometió a gestionar los recursos para construir una nueva cárcel, que según el alcalde, José Castro, costaría unos 112 mil millones de pesos. Por ahora no se ha definido la plata, solo se ubicó un lote de 11 hectáreas en la vereda Pepino.

Construir 1209 viviendas urbanas


 

El Gobierno Nacional se comprometió a construir 1.209 viviendas nuevas en Mocoa en dos fases. La primera fase, que son 300 casas, ya se entregó en junio del 2018 y la ejecutó el constructor huilense Aníbal Rodriguez. Costó 18 mil millones de pesos y además tiene una biblioteca que se construyó con plata del Ministerio de Relaciones Exteriores y la Embajada de Japón y se inauguró en mayo del año pasado.

El lío está en la segunda fase. El año pasado antes de terminar el Gobierno Santos, el 5 de junio de 2018, la Unidad de Gestión del Riesgo le dio el contrato de las 909 casas restantes al constructor pastuso Germán Mora Insuasti, pero los avances de esa obra son mínimos porque solo se hizo el encerramiento y unas excavaciones del terreno. Los retrasos tienen que ver con los problemas financieros de Mora Insuasti, que viene cediendo otras obras en el país como la de la construcción de unos colegios en Boyacá. Ante esas demoras y la presión de la comunidad afectada, el alcalde de Mocoa, José Castro y varios concejales, le pidieron al Ministerio de Vivienda y a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, que cambiaran al contratista.

El Gobierno dijo que sí. El coordinador de la reconstrucción de la Unidad de Gestión del Riesgo, Hugo Bolaños, nos dijo que ya están avanzando los trámites para liquidar ese contrato por incumplimiento de Mora Insuasti, y eso obligaría a que se haga un nuevo proceso de contratación. La Silla Sur supo que desde Gestión del Riesgo buscaron al contratista de la primera fase, Anibal Rodriguez, para que asuma lo que falta. Él nos dijo que está analizando las condiciones para ver si lo toma. Desde el Ministerio de Vivienda nos dijeron que en abril van a asignar al nuevo encargado de la obra y que esperan entregar estas casas en marzo de 2020. Además, agregaron que  en ese barrio van a construir un Centro de Desarrollo Infantil que aspiran entregar en mayo próximo.

Construir 252 viviendas rurales


 

La avalancha también afectó sectores rurales de Mocoa. Por eso el Gobierno se comprometió a construir 252 viviendas en un sector conocido como Planadas. El avance de ese proyecto es del 15 por ciento porque apenas se están terminando los estudios de diseño que se le encargaron a la Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Putumayo, y que entregarán en dos meses. Cuando eso ocurra, el Fondo de Gestión del Riesgo va a sacar una licitación para conseguir al constructor de esas viviendas. En ese mismo lugar el Fondo de Gestión del Riesgo va a construir otras 130 casas con recursos de las donaciones que se recogieron después de la avalancha. 

 

Construir el nuevo acueducto


 

Dos años después de la avalancha no está llegando agua a las casas de manera definitiva. Desde hace un mes la situación se agravó y el agua la están repartiendo en 24 carrotanques. El Gobierno se comprometió a contratar la construcción de un nuevo acueducto por 28 mil millones de pesos que debía estar listo en mayo del año pasado. Esa obra va en un 70 por ciento, según los cálculos de las empresas públicas de Mocoa y del alcalde Castro. Según nos dijeron desde el Viceministerio de Agua, ya se construyó la bocatoma, un desarenador nuevo, dos tanques de almacenamiento con una capacidad total de 2.460 m3 y las redes de distribución, pero falta terminar la planta de tratamiento de agua potable y líneas de conducción.

Los retrasos tienen que ver con unos problemas para intervenir unos predios que son propiedad de la comunidad indígena Inga. Esta comunidad pidió una consulta previa para dar los permisos, y que en compensación hicieran unas inversiones en su territorio. Mientras el Ministerio del Interior intentó mediar y sacar el permiso, pasaron nueve meses. Recién en febrero de este año, la comunidad le entregó los permisos a la vicepresidenta Ramírez y el contratista reinició los trabajos y se comprometió con el Viceministerio de Aguas a terminarlos en un plazo de 9 meses.

El problema es que con la avalancha de 2017 y otras que se han registrado desde entonces, no se ha podido volver a captar agua del río Mulato, que es la principal fuente, y por eso a la Alcaldía le ha tocado canalizar agua de otras tres quebradas. Así que aún cuando se termine la construcción del nuevo acueducto, el Municipio tendrá que buscar una fuente alterna definitiva, o sino cada vez que llueva duro, Mocoa se podría quedar sin agua como ahora. .

Construir la plaza de mercado


 

Es uno de los proyectos más quedados. El Gobierno se comprometió a hacer una plaza nueva de dos pisos, 70 locales comerciales, 27 locales cárnicos, 36 zonas de mercado campesino, 2 baterías sanitarias y área de parqueaderos, porque la anterior quedó en medio de la avalancha. Para eso dispuso de una bolsa de 14 mil millones de pesos entre recursos de Prosperidad y Gestión del Riesgo. El municipio demoró varios meses para conseguir el lote apropiado porque los dueños del que escogieron pedían una suma diferente a la que le propusieron. Finalmente ese predio se compró vía expropiación administrativa a principios de 2018.

Desde entonces han tenido retrasos por la concesión de unos permisos en Invias para acceder a la zona y montar las redes de acueducto y alcantarillado. Según la coordinación de Gestión del Riesgo, están a la espera de que les entreguen los diseños finales para abrir la licitación y contratar la ejecución de la obra, por eso el avance es del solo un 20 por ciento que corresponde a la consecución del lote y las obras preliminares. 

Construir un megacolegio


 

 

El Gobierno se comprometió a construir un colegio en el sector de Los Sauces II, donde van a quedar las 909 nuevas viviendas. De acuerdo con Gestión del Riesgo, este fin de semana en medio de los actos de conmemoración de la avalancha, se va a firmar el acta de inicio y se va a poner la primera piedra. En esta obra, que es financiada con recursos del Ministerio de Educación, se van a invertir 8.500 millones de pesos.

Construir una nueva subestación eléctrica


 

La subestación Renacer es la apuesta a largo plazo para garantizar la electricidad en Mocoa y otros 13 municipios de Putumayo y Caquetá. Su construcción va a correr por cuenta del Grupo de Energía de Bogotá, que es el operador privado regional. Según las proyecciones de la empresa, se necesita invertir más de 45 mil millones de pesos para ponerla al servicio. Directivos del GEB estuvieron en Mocoa a principios de marzo socializando los avances del proyecto, que por ahora solo cuenta con la consecución de un lote ubicado en la vereda Los Guaduales, y con los trámites de licencias y permisos ambientales. Desde la GEB nos dijeron que el diseño, suministro de equipos y construcción de la subestación ya están contratados y que esperan arrancar trabajos en julio de este año dependiendo de la expedición de la modificación de licencia ambiental, para estar culminando con la entrada en operación a final de marzo de 2020.  

 

Construir los puentes Mulato y Sangoyaco


 

Los puentes vehiculares sobre los dos ríos, Sangoyaco y Mulato, ya fueron reconstruidos. Ambas obras, que costaron en total más de 6 mil millones de pesos, fueron adjudicadas por Invias a empresas del grupo Solarte. Las dos estructuras tuvieron retrasos en su construcción por problemas de excavación y demoras en el giro de la plata, pero ya fueron puestos al servicio de los mocoanos. .

Construir la segunda fase del Hospital José María Hernández


 

Aunque la construcción del Hospital José María Hernández ya venía en marcha antes de la tragedia (con una inversión de 30 mil millones), lo que prometió el Gobierno Santos fue meterle otros 13 mil millones para cumplir con una segunda fase. La primera fase de la obra tiene un avance del 70 por ciento, según un informe de la dirección de Regalías de Planeación Nacional. Por eso hace unos días la Alcaldía expidió la licencia de construcción para arrancar con la segunda parte. Aunque el plazo para entregar la obra es de junio de este año, con la adición de nuevos recursos y a la espera de conseguir otros para su dotación, las proyecciones de la Alcaldía apuntan a que el nuevo hospital podría estar listo a comienzos de 2020.

Comentarios (1)

Saint Sinner

29 de Marzo

0 Seguidores

Un apunte. Santos en un medio dijo que donaría el dinero de su premio Nobel a...+ ver más

Un apunte. Santos en un medio dijo que donaría el dinero de su premio Nobel a Mocua. Por supuesto que mintió descaradamente, si lo hacia tendria que hacer una declaración de renta, en vez de eso guardo el dinerillo, hasta que diciembre creó su Fundaciòn Compaz (¿era necesaria u otro propósito?) Recordemos: Duque fue uno de senadores que dijeron “No” para donar de su salario a Mocoa en el congreso

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia