Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 11 de Noviembre de 2019

Esta semana la Registraduría entregó las credenciales de los 19 concejales electos para el periodo 2020-2023

1192

0

El jueves pasado la Registraduría entregó las 19 credenciales del Concejo de Neiva pero no cerró las dudas que hay sobre los resultados porque hay denuncias de fraude. La razón es que hay diferencias entre los votos que se reportaron en el preconteo del día de las elecciones y los que registraron en las actas finales. 

Entre los que cantaron esas irregularidades están los actuales concejales Ricardo Vega y Dagoberto, ambos de Cambio Radical. 

La lista consiguió votos para poner dos curules. La primera no tuvo líos porque quedó para Jorge Ramírez con 2270 votos. 

La pelea fue para la segunda. 

En el preconteo Vega tuvo la segunda votación con 1808 votos, Gómez la tercera con 1778 y el cuarto en carrera fue Deiby Martínez con 1766 votos. Ahí, según el reporte de la Registraduría, estaban informadas el 99.21 por ciento de las mesas, y solo faltaban seis mesas por escrutar. 

Sin embargo, después del reconteo, y de sistematizar mesa por mesa, la votación de Martínez subió a 1835 votos, es decir subió 69 votos, y con eso le alcanzó para pasar a Gómez que quedó con 1815 y Vega que quedó con 1819. 

“Por arte de magia le aparecen a otro candidato como es el caso de CR 19 (Deiby Martínez) más de 20 votos sin saber de dónde salen, que después de estar en el cuarto lugar queda en el segundo, cosa que se ve bien raro y que se hace necesario volver a realizar un reconteo de votos y comparar los E14 con los E24 con el ánimo de realizar las cosas de forma transparente”, denunció Gómez ante la comisión escrutadora. 

La petición la reforzó Vega, quien a través de su abogado Ricardo  Molina dijo que había modificaciones entre los formularios E14 que son los que reportan los jurados cuando se cuentan los votos en caliente, y los E24 que son los que se publican después del recuento, y que por eso le estaban quitando votos. 

Sin embargo, ambas solicitudes fueron rechazadas por los delegados de la Registraduría porque se presentaron el día después de que se hicieran los escrutinios. 

El concejal Martínez dice que nunca dudó en que tuviera los votos para ganar, y que si en un momento estuvo debajo fue porque en el conteo inicial los jurados de votación se equivocaron. 

"Si no me pongo pilas, y reviso los E14 me roban las elecciones. La pregunta debería ser por qué la Registraduría me puso de cuarto en el preconteo cuando los E14 mostraban que estaba de segundo", nos dijo Martínez. 

Las quejas también se presentaron con la lista de Neiva Primero. El candidato Argemiro Munar presentó denuncias de supuestas modificaciones en los formularios E14 en unas mesas para favorecer al candidato Jaime Unda, que fue el que se quedó con la segunda curul de su lista. 

En ese caso la comisión escrutadora también denegó las solicitudes de recuento porque se hizo de manera extemporánea. 

Pero las denuncias no son solo en el Concejo. La diputada Clara Vega que también es de Cambio Radical, figuró en el preconteo como la segunda más votada en su lista y por eso tenía una curul. En el reconteo quedó de tercera porque la pasó Rodrigo Amaya que es de Garzón. 

“Las cifras en el reconteo varían entre uno y dos votos, pero de manera sorpresiva en Garzón sumaron más de 240 votos a favor de Amaya, es una cifra escandalosa”, denunció Vega. 

Los denunciantes, tanto de Concejo y Asamblea, tienen la oportunidad de presentar una nueva demanda ante el Tribunal Administrativo del Huila, quien deberá definir si hubo irregularidades y si eso puede terminar afectando la composición del Concejo. 

Además, en el caso del Concejo, hay otros factores que podrían condicionar la composición. Dos concejales electos, Deiby Martínez (Cambio Radical) y Jesús Garzón (Conservador), tienen pendientes un proceso que les lleva la Fiscalía por el escándalo de las elecciones de contralor y personero en 2016, en el que supuestamente los concejales vendieron sus votos para favorecer a los ganadores.

También hay dudas sobre la elección del abogado Néstor Rodríguez del partido de La U. Él fue contratista de la Alcaldía de Neiva hasta el 21 de octubre del 2018, es decir, un año y ocho días antes de las elecciones. 

Lo que no está claro es si puede estar incurso en una inhabilidad para asumir la curul, porque hay vacíos en las normas ya que en unos casos se dice que para aspirar debía renunciar un año antes de las inscripciones de candidaturas, es decir en julio del 2018, y en otros que debía hacerlo un año antes de las elecciones, que fue como lo hizo. 

Mientras se resuelven todas esas dudas, el Concejo de Neiva 2020-2023 que arranca es este: 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia