Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita Vélez · 03 de Febrero de 2019

4644

5

La operación conjunta de 260 hombres del Ejército y la Policía que llevó a la muerte de ‘Rodrigo Cadete’, un hombre clave en la disidencia de Gentil Duarte, es el golpe más importante del gobierno de Iván Duque contra las disidencias, aunque, como lo dice esta entrada de Gonzalo Agudelo en La Red Sur, el de Guacho fue más mediático.

Cadete era el enlace de Duarte en su proyecto de unificación de las disidencias de las Farc. Por eso su muerte significa un golpe para el reagrupamiento, aunque no era el único con esa función y tampoco le pega a las finanzas de Duarte.

Del escape a la caída

Ayer en la tarde, en la mitad de un taller ‘Construyendo País’ en Manizales, Duque anunció los resultados del operativo que comenzó el viernes en la tarde, aunque según pudo confirmar La Silla con una fuente en Presidencia, desde hace varias semanas le estaban siguiendo los pasos.

 

“El Presidente autorizó el viernes en la noche el lanzamiento de la fase final de la operación”, nos dijo esa fuente.

Cadete cayó en límites entre Caquetá y Guaviare, junto a otros 9 miembros de la disidencia, según dijo el ministro de Defensa, Guillermo Botero. Esa región, como ha contado La Silla Sur, se ha vuelto el epicentro de la disidencia de Duarte, además de los municipios de La Macarena, Vista Hermosa, Puerto Concordia y Puerto Rico en el Meta.

En los 36 años que duró en las Farc, Cadete pasó por el frente 16, que hacía presencia en el Guaviare; luego pasó a comandar el frente 27 y entró al Estado Mayor Central de la guerrilla.

En septiembre de 2017, tres meses después de que las Farc dejara las armas, Cadete se le voló a sus escoltas en Cartagena del Chairá, Caquetá, y a las pocas semanas, como contamos, el Ejército confirmó que ya estaba trabajando para Duarte.

Desde que se fue la hipótesis dentro del Ejército, como lo dijo en ese entonces el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, era que Cadete se iría a mediar entre las disidencias. Concretamente a “ocuparse de las fracturas de las organizaciones residuales”.

La hipótesis resultó cierta, porque según dijo el ministro Botero ayer Cadete "estaba reagrupando a antiguos militantes de las Farc, para montar un nuevo movimiento".

El enlace

Cadete se convirtió en el enlace de Duarte para ir sumando más disidencias de las Farc a su proyecto de unificación que busca revivir a la guerrilla, retomar el trabajo de bases y tener el dominio del negocio del narcotráfico al sur del país.

Por ejemplo, como lo contó La Silla Sur hace dos semanas, estuvo a mediados de noviembre en la zona rural de Puerto Asís, Putumayo, buscando hacer una alianza con la disidencia del frente 48, pero no lo logró.

“Sabemos concretamente de una reunión el 16 de noviembre en zona rural de acá en la que se presentó como del frente primero y le dijo a la comunidad que no los querían ver hablando con Ejército o Policía. Ya hay una persona que le tocó salir de allí porque lo denunció y ahora vive en el casco urbano”, nos dijo una fuente oficial cuando viajamos a Puerto Asís en diciembre, que nos pidió no citarla por su seguridad.

“Hoy hay un intento de posicionamiento del frente primero. Sabemos que alias ‘Cadete’ estuvo en Piñuña Blanco y en Puerto Caicedo. Se presentan como “la nueva organización” y buscan copar el territorio”, nos dijo por su lado, en ese mismo viaje, un líder de la Mesa Regional de Organizaciones Sociales de Putumayo, Meros, que conoce el territorio.

Aunque esa expansión no se ha logrado en Putumayo, sí ha funcionado en otros departamentos como Arauca, donde como contó La Silla Santandereana, Duarte logró sumar a la disidencia de esa región, que ha ido recuperando fincas y ganado que era de la ex guerrilla y retomó la extorsión a comerciantes y contratistas.

Por eso, al ser una de las fichas claves para la unificación y coordinación de las disidencias en el sur, la caída de Cadete es un golpe duro para Duarte.

Pero a pesar de ser uno de sus hombres claves, no era el único con esa misión.

En el Catatumbo, Norte de Santander, el enviado de Duarte para organizar a las disidencias y evitar que los nuevos brotes quedaran dispersos o terminaran fortaleciendo las filas del ELN y el EPL, fue alias ‘Jhon 40’.

Él es uno de los cinco ex mandos medios que el Estado Mayor de las Farc expulsó antes de que finalizara la negociación en La Habana y es clave dentro de la disidencia de Duarte, porque es el que maneja los contactos internacionales para comercializar la coca hacia Venezuela.

Aunque al final la apuesta en el Catatumbo fracasó, lo que sí muestra es que Duarte tiene a otros hombres en esa misma tarea de unificar.

El significado

La caída de Cadete se dio dos días después de que Duque lanzara la campaña ‘Se busca’, que ofrece recompensas de hasta 4 mil millones de pesos por la captura de miembros de organizaciones criminales. Por Duarte ofrecen hasta 2 mil millones.

Aunque Cadete no sale en la imágen oficial con la que el Gobierno vendió la campaña, su muerte refuerza el discurso de mano dura contra las disidencias y de paso, el de unidad contra el terrorismo, que ha venido usando con más fuerza desde el carro bomba del ELN en la Escuela General Santander en Bogotá.

Tan es así que cuando anunció la noticia, Duque aprovechó para decir que “aquí queda claro que el que la hace la paga y que Colombia unida va a derrotar al terrorismo”. Y más adelante dijo que esta operación “demuestra que todas las fuerzas unidas en Colombia son invencibles.”

La caída también tiene otro significado.

“Este es más un golpe al proyecto de unificación que a las finanzas de la disidencia”, dijo a La Silla Sur Kyle Johnson, investigador del International Crisis Group y miembro de La Red de la Paz.

Un ejemplo claro de eso es que luego de la caída de Euclides Mora, que era el que manejaba las finanzas a punta de extorsiones y de reclutamiento, Duarte siguió fortaleciéndose.

Por eso aunque la caída de Cadete es un golpe fuerte, no es la primera vez que a Duarte le quitan a un hombre clave.

 

Comentarios (5)

#EnvidiaPorNoSerQuienAcabóConLasFARC

03 de Febrero

0 Seguidores

Los fanáticos enemigos de la paz con las FARC, mienten para aterrorizar a la ...+ ver más

Los fanáticos enemigos de la paz con las FARC, mienten para aterrorizar a la población. Hasta los cuantos muertos innecesarios , van a llegar los uribistas, con sus lineas rojas, para hacer un acuerdo de paz con el ELN?.Las FARC como grupo guerrillero YA NO EXISTEN. Juanita, cual es el interés del titular?

David M.

03 de Febrero

0 Seguidores

Es decir que si a usted no le gusta el tema, o no comparte su opinión; entonc...+ ver más

Es decir que si a usted no le gusta el tema, o no comparte su opinión; entonces hay un interés del articulista o del medio y se siente atacado. Su forma de redacción indica fanatismo o trollismo.

DIDUNDI

03 de Febrero

3 Seguidores

1- Xfa, q alguien le diga a Duque q si quiere marcar diferencia, hacer identid...+ ver más

1- Xfa, q alguien le diga a Duque q si quiere marcar diferencia, hacer identidad propia y no lo confundan, q xfavor no se ponga ese tipo d sombreros, no se le ocurra montar en caballo y menos d paso y MUCHO MENOS q en un día d relax se vaya a poner unos Crocs.

David M.

03 de Febrero

0 Seguidores

De acuerdo, porque sólo existe un Colombiano que utiliza sombrero, monta a ca...+ ver más

De acuerdo, porque sólo existe un Colombiano que utiliza sombrero, monta a caballo y utiliza crocs.

DIDUNDI

03 de Febrero

3 Seguidores

2-Ya q el estado Colombiano no pudo hacer llegar una mísera carta x ninguno d...+ ver más

2-Ya q el estado Colombiano no pudo hacer llegar una mísera carta x ninguno d sus medios posibles, Q SON MUCHOS X CIERTO, q tal si utilizan más bien a los caminantes CentroAmericanos q buscan pasar x la frontera; d seguro es + SEGURO, q hasta el mismo Trump la recIba e persona.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia