Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 19 de Septiembre de 2018

La abogada Elsy Angulo fue sacada del cargo de procuradora de Amazonas por orden del procurador general Fernando Carrillo.

4896

0

Hace unos días el procurador general Fernando Carrillo firmó el decreto que declaró insubsistente a la procuradora regional de Amazonas, Elsy Angulo. La misma que días antes había sancionado e inhabilitado a 20 diputados y exdiputados y a un exrepresentante a la Cámara que trabajaba en la Gobernación por hechos de corrupción, sacudiendo el mapa político del departamento.

Aunque los procuradores regionales son funcionarios de libre nombramiento que pueden ser removidos en cualquier momento y sin previo aviso, en el departamento llamó la atención el cambio porque Angulo había tomado dos decisiones que habían afectado a políticos de la región.

Como contamos, a principios de agosto sancionó y destituyó a 20 diputados y exdiputados que entre 2008 y 2015 se quedaron con más de 230 millones de pesos que cobraron por concepto de primas de vacaciones a las que no tendrían derecho porque la Ley que reconoce prestaciones a los diputados apenas entró en vigencia desde el año pasado.

Esa inhabilidad, de 10 y 12 años, que está siendo revisada en segunda instancia en Bogotá,  sacaría del juego electoral a al menos ocho de los implicados que ya habían mostrado intención de aspirar en las elecciones del año entrante.

 

Después la procuradora Angulo sancionó a dos funcionarios de la Gobernación por  presuntas irregularidades en un contrato que se hizo en 2016 para comprar motos y tecnología para la Policía por 500 millones de pesos.

Uno de esos funcionarios es el exrepresentante a la Cámara de La U (2006-2010), Juan Lozano Galdino, que se desempeñaba como secretario de Gobierno y Asuntos Sociales del condenado exgobernador Manuel Carebilla. La otra afectada es Liliana Pinto, que ahora es asesora del actual gobernador, el liberal Víctor Hugo Moreno.

Además de esos casos, había pedido facultades para investigar al gobernador Moreno y al alcalde de Leticia, José Araujo, por unos hallazgos en contratación.

La abogada Angulo, que hizo parte de los 40 finalistas del concurso para elegir a los magistrados de la Justicia Especial para la Paz, y que había regresado al país en 2015 después de estar exiliada por amenazas de muerte cuando trabajó como fiscal entre 1996 y 2004, cree que como esas decisiones le pegan a grupos políticos de la región varios de ellos habrían presionado su salida.

“No me han dicho por qué me sacan, qué hice mal, o en qué me equivoqué si así fuera. Apenas me notificaron la insubsistencia por correo electrónico escribí a los superiores en Bogotá y no me contestaron, viajé a Bogotá a hablar con el Procurador o el Viceprocurador y ninguno me atendió. A lo mejor los políticos de acá presionaron mi salida”, nos dijo Angulo.

Añade que se siente decepcionada del procurador Carrillo, y que no valoró que ella tomó decisiones a pesar de que en la regional solo contaba con un equipo de cinco personas para revisar más de 600 expedientes.  

Intentamos comunicarnos con el procurador Carrillo a través de su oficina de comunicaciones para conocer su versión de los hechos pero hasta la publicación de la historia no habíamos obtenido respuesta alguna.

La salida de la procuradora de Amazonas no es la única que se ha dado estos días. La semana pasada también declararon insubsistente a la procuradora de Vichada, Claudia Osorio, que venía de denunciar supuestas irregularidades en la contratación de la Gobernación.

En el caso de Vichada la Procuraduría General justificó que el cambio se dio por bajo rendimiento de la funcionaria. Ella sostuvo en diálogo con La W que todo se dio por tocar a políticos que son de la cuerda de congresistas como Maritza Martínez.

Más allá de si la exprocuradora Angulo logra demostrar que su despido fue injustificado y motivado por terceros (para eso analiza poner una tutela) o si la Procuraduría General justifica el cambio, en Amazonas quedó un sinsabor.

Por eso algunos dirigentes locales están recogiendo firmas para pedir el regreso de la funcionaria.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia