Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 24 de Julio de 2019

Miller Dussán, docente universitario y líder ambientalista.

2102

1

La carrera por la Gobernación del Huila se ha centrado hasta ahora en cuál candidato es el que más maquinarias y avales ha logrado montar de su lado. Sin embargo, la ecuación puede cambiar desde el viernes cuando entre al partidor alguien que no está ligado a las estructuras tradicionales y que, aunque tiene pocos votos, puede ponerle más debate a la campaña. 

Se trata del líder ambientalista Miller Dussán, quien ha sido el abanderado del movimiento social que se opuso a la construcción de la hidroeléctrica El Quimbo, un proyecto que ha sido más noticia por sus incumplimientos y afectaciones que por sus beneficios y que toca a candidatos a la Gobernación que parten como fuertes.

“Tengo todos los registros, documentos, intervenciones de lo que ellos hicieron para que El Quimbo fuera una realidad”, dice Dussán. Con eso, Dussan se puede volver el recordatorio para esos candidatos de sus acciones u omisiones para hacer la represa.

Con el aval del Polo

Hasta hace unas dos semanas Dussán no tenía pensado ser candidato a la Gobernación, pero nos dijo que dos hechos lo motivaron a dar el salto. 

 

Por un lado, que desde el movimiento social que ha liderado durante diez años y se llama ‘Defensores del Territorio’ (que integran académicos, líderes sociales y las familias afectadas por El Quimbo)  plantearon la necesidad de ser protagonista en las elecciones regionales para que los demás candidatos no se apropien de la causa ambiental solo por los votos.

Y por otro, que como no hubo acuerdo entre los sectores alternativos (Polo, Mais, UP, Verde y Colombia Humana) por ir con una aspiración conjunta a la Gobernación (diferente a la Alcaldía de Neiva donde van en bloque con Dilberto Trujillo), lo buscaron desde el Polo Democrático para encabezar una propuesta que recoge sus principales banderas políticas: cambio del modelo energético, autonomía territorial y paz con justicia socio-ambiental. 

A eso se sumó que la semana pasada el Diario del Huila publicó los resultados de una encuesta que lo pusieron de cuarto por encima del candidato uribista Manuel Macías, y eso le dio un empujón mediático. 

Como contamos, esa encuesta es dudosa porque el que supuestamente la pagó fue un empresario petrolero cercano al representante Álvaro Hernán Prada que está buscando desmontar al candidato de su partido para aliarse con el conservador Carlos Ramiro Chávarro que salió de primero.

Aunque el Polo no es fuerte en el Huila (su mayor representación es una curul en el Concejo de Neiva), la llegada de Dussán a la campaña le puede meter fuego a un tema que ha sido centro de debate en los últimos meses: El Quimbo.

Un tema incómodo

Desde la semana pasada la vía que conecta a Neiva con el sur del país está cerrada porque se cayó un pedazo de la carretera en un sector inundado por la represa de la hidroeléctrica El Quimbo

No se sabe cuánto tiempo va a estar cerrada y a los transportadores les ha tocado tomar vías alternas que incrementan hasta cinco horas el recorrido habitual.

Esa situación, que se suma al listado de incumplimientos que han denunciado los habitantes de los municipios afectados (Garzón, Agrado, Gigante, Paicol, Tesalia y Altamira) ha revivido el debate regional sobre los impactos negativos que le ha traído al departamento la construcción de El Quimbo. 

Y eso le está pegando a la campaña a la Gobernación porque tanto Miller Dussán y otros candidatos como Carlos Ramiro Chávarro (conservador y Cambio Radical) Luis Enrique Dussán (va por firmas y el Partido Liberal) y Manuel Macías (carta del Centro Democrático), fueron protagonistas, desde orillas diferentes, durante la discusión que dio origen al proyecto.

Eso ocurrió en 2008 cuando el gobierno de Álvaro Uribe dio luz verde a El Quimbo. 

En ese momento Chávarro y Dussán eran representantes a la Cámara y Macías secretario de Agricultura del Huila, mientras que Miller Dussán era el representante de las comunidades que denunciaban las posibles afectaciones.

Aunque la potestad de sacar adelante estos megaproyectos es competencia del Gobierno Nacional, el precandidato Miller Dussán sostiene que los tres que ahora son sus rivales nunca manifestaron su oposición al proyecto y no estuvieron del lado de los afectados.

“Mientras Macías buscó que El Quimbo fuera multipropósito para meterle proyectos de piscicultura que lo podría beneficiar a él porque él es un gran piscicultor, Chávarro decía que el Huila no se podía negar a una inversión tan grande. Y Dussán se limitó a decir que el proyecto no era viable bajo las condiciones iniciales, pero cuando se cambiaron no lo rechazó”, dice.  

Los tres se han defendido. 

Manuel Macías sostiene que en ese momento siempre respaldó la postura de la Gobernación de garantizar compensaciones sociales, económicas y ambientales a los afectados, y que al final El Quimbo no dejó espacios para la piscicultura. 

Chávarro dice que no solo él sino toda la clase empresarial del departamento vieron en el proyecto un motor de desarrollo regional, pero que como no salió como se esperaba hay exigir que se cumpla con lo pactado y cerrarle la puerta a más hidroeléctricas.  

Luis Enrique Dussán señala que la posición que planteó en 2008 es la misma que tiene hoy día y que por eso está en contra del fracking y las represas.  

“Nunca los vi en marchas para rechazar los atropellos de El Quimbo, nunca los vi moverse con los acuerdos para prohibir la minería en los municipios, y ahora sí se rasgan las vestiduras hablando de no al fracking, de no más represas. Que no le digan más mentiras a la gente”, señala Miller Dussán. 

Dice que para probarlo tiene los documentos, los registros de prensa y las actas de todo el expediente Quimbo y que los va a sacar al debate en campaña. 

Si sus denuncias logran el eco que espera, el debate público por la Gobernación del Huila podría salir de la lógica de las maquinarias y aunque Dussan la tiene cuesta arriba para ganar, sí será un candidato incómodo para los que ahora se sienten confiados. 

Comentarios (1)

osado

24 de Julio

0 Seguidores

No me digusta el señor miller, pero sera de la ¿izquierda mamerta que tambie...+ ver más

No me digusta el señor miller, pero sera de la ¿izquierda mamerta que tambien cayo en las mismas costumbres de los partidos tradicionales?, de todas formas prefiero alguien independiente fuera de las estructuras tradicionales, debe convencer al electorado con hechos y buena administracion, pero la poblacion es la encargada de modificar los mismos con las mismas, tenemos ese poder, para Colombia.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia