Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 01 de Abril de 2019

Los precandidatos tiene plazo hasta el 26 de junio para recoger las firmas.

2148

0

En Neiva hay siete precandidatos a la Alcaldía que decidieron recoger firmas para no depender del aval de un partido, no marcarse con ellos, recibir el apoyo de varios sectores y porque así pueden hacer campaña desde ahora y no tres meses antes de las elecciones como lo determina la ley.

Por eso La Silla Sur revisó cómo están recogiendo esas firmas (necesitan 50 mil) cinco de esos precandidatos porque los otros dos inscribieron sus comités en la Registraduría hace menos de dos semanas y apenas van a empezar el camino (José Luis Castellanos de la ‘Colombia Humana Neiva’ y Reinel Garrido de ‘Todos por Neiva).

Gorky Muñoz, entre maquinarias y voluntarios

El excandidato liberal a la Alcaldía en 2015 y aliado de la casa González Villa está recogiendo firmas desde el 13 de febrero con un comité que se llama ‘Primero Neiva’. Dos miembros de su equipo, y el mismo Muñoz nos dijeron, por aparte, que creen que ya llevan más de 68 mil.

Si esa cifra es cierta, eso quiere decir que al día están consiguiendo un promedio de 1.511 firmas.

Para lograr esa cantidad Gorky tiene una estructura de 622 líderes en las diez comunas que son coordinados por 18 enlaces.  

“Son voluntarios que están en cada cuadra, en cada barrio, ayudándonos con las firmas. No se les paga un peso”, nos dijo Muñoz.

Con esos líderes he hecho toma de las comunas 10 y 8 que son las más populares. Mientras él saluda a la gente y les cuenta su propuesta, los líderes que van uniformados con camiseta blanca y cachucha roja van tomando las firmas.

“Esas camisetas y cachuchas nos las donó un amigo de la campaña. Son unas 6 mil camisetas y gorras que se van a manejar durante la campaña”, nos comentó el precandidato.

Además se está apoyando en otros dirigentes políticos con maquinarias locales que ya están metidos en su campaña. La semana pasada el diputado de La U, José Eustasio Rivera le entregó un paquete de 5 mil firmas. Los precandidatos a la Asamblea Alex Mauricio González y Octavio Cabrera, y una lista al Concejo (19 personas) que también va por firmas y se llama ‘Nueva Fuerza para Neiva’ también le están llenado formularios.

“Aspiro a tener las firmas listas en Semana Santa y entregarlas a la Registraduría en mayo”, nos dijo Muñoz.

Raúl Rivera, con la base de líderes culturales

El exdiputado de La U y ex secretario de Cultura de Neiva, Raúl Rivera Cortés, está recogiendo firmas desde la segunda semana de febrero con su grupo ‘Alianza Ciudadana’. Dice que a la fecha lleva unas 40 mil.

Las ha conseguido con tomas los fines de semana a los centros comerciales como el San Juan o San Pedro Plaza a los que llega con bandas papayeras, bailarines y zanqueros. Con megáfono en mano habla de su propuesta y pide las firmas que son tomadas por un grupo de diez personas uniformadas con camiseta blanca y cachucha verdes.

Esa misma puesta en escena la ha hecho en el centro de la ciudad y en zonas aledañas a la Alcaldía y la Gobernación.

Rivera nos dijo que a esos artistas no les paga y que solo les reconoce transporte y refrigerios. “Son amigos del sector cultural que siempre me han acompañado. Yo creo que en esas actividades con ellos nos hemos gastado a lo mucho unos 3 millones de pesos entre gastos de logística, hidratación y movilidad”.

A lo que hace en esas tomas, le suma que tiene a líderes en los barrios que lo han acompañado desde su paso por la Asamblea del Huila (2012-2015), y gente que le reconoce su paso por la Secretaría de Cultura en la que estuvo hasta julio del año pasado cuando renunció para no inhabilitarse.  

Su meta es recoger unas 80 mil firmas, 30 mil más de las que le piden, porque cree que en la revisión algunas pueden ser anuladas. “Yo me metí por firmas porque quiero estar en el tarjetón el 27 de octubre”, nos comentó.

Marvin Victoria, entre amigos y familiares

El arquitecto Marwin Victoria, que nunca se ha hecho contar en las urnas, fue el primero que arrancó con las firmas, el 25 de enero, con su grupo ‘Neiva Victoria de todos’. Dice que hasta ahora ha recolectado unas 17 mil.

Lo ha hecho con un grupo de 100 voluntarios que tiene entre amigos, estudiantes universitarios, familiares y gente que ha conocido con su profesión.

Con ellos, que se rotan de acuerdo al tiempo libre que les quede, es que va a empezar desde esta semana correrías por los barrios para conseguir las que le falta. “La idea es ir a una comuna cada semana, yo presento mi propuesta, les cuento a las personas quién soy, y de paso pedimos el apoyo con las firmas”, nos contó Victoria.

Dice que el objetivo es juntar unas 70 mil firmas, aunque está pendiente que se defina si él y otros precandidatos alternativos como Dilberto Trujillo del Polo,José Luis Castellanos de la Colombia Humana, o el que defina la Alianza Verde, se miden en una consulta en mayo.

“Si ese acuerdo se da y vamos a consulta tendríamos que avalarnos por un partido porque no alcanzaríamos a recoger las firmas antes del 12 de abril que es el plazo que hay para validarlas”, añadió.

Esa decisión se despejaría la otra semana porque están pendientes de reunirse para definir..

Germán Casagua, con planillas ennumeradas

El exconcejal de Cambio Radical, Germán Casagua, arrancó con las firmas en la primera semana de febrero con un sistema de registro y conteo con el que hace seguimiento en tiempo real.

Casagua imprimió 5 mil formatos (a cada uno le caben 15 firmas) y las ennumeró del 1 al 5 mil. Y así se las empezó a repartir a los candidatos al Concejo y actuales concejales como Roberto Escobar de La U, y a los líderes que tiene en los barrios. El resto los está llenando él con tomas de comunas que hace todos los días en compañía de un grupo de 15 jóvenes que van uniformados.

Con ese método puede saber cuántos formatos entregó, quién es el responsable y si ese líder o amigo le está cumpliendo o no con lo comprometido. Después de que se las pasan, dos personas que tiene en la sede cotejan el número de las cédulas de los que firman con la base de datos de la Registraduría para saber si esos que firmaron pertenecen al censo electoral de Neiva, porque o sino esas firmas no le sirven.

Para que los formatos queden bien llenados en la campaña de Casagua que tienen a un abogado que asesora a los líderes para indicarles qué hacer en caso de un tachón o cómo pueden pedirle la firma a una persona de la tercera edad que no sabe o puede firmar.

De esta manera aspiran conseguir unas 80 mil firmas y entregarlas a la Registraduría a mediados de abril, que es el plazo que tienen los precandidatos que van por esa vía para decirle a la registraduría si se van a meter a una consulta interpartidista en mayo.

Como contamos, Casagua hace parte del grupo de precandidatos que se ha venido reuniendo para hablar de una consulta y de ahí escoger una ficha que represente a esos sectores y le haga contrapeso a Gorky Muñoz que por ahora es el que pinta más fuerte.

Mauricio Muñoz, con sus amigos empresarios

El exdiputado de La U, Mauricio Muñoz comenzó con las firmas en la segunda semana de febrero con un grupo que se llama ‘Por una Neiva Mejor’. Dice que a la fecha tiene unas 10 mil.

Las que tiene las recogió pidiéndole ayuda a una base de 50 empresarios amigos. “Son amigos de toda la vida que tienen sus empresas, sus empleados, sus familias, y les comentan de mi aspiración y con eso me ayudan”, nos comentó.

Y también en reuniones que le han hecho precandidatos como Jorge Andrés Géchem, hijo del exsenador Jorge Eduardo Géchem de La U, que va a aspirar a la Asamblea, o Marlio Villalba, hermano del senador liberal Rodrigo Villalba.  

Aunque señala que no tiene afán de conseguirlas (tienen plazo hasta el 26 de junio), va a empezar una toma de barrios y comunas desde la otra semana para acelerar el proceso y no descarta para eso contratar a unas personas que sean expertas en la recolección. “La Ley permite unos gastos para ese propósito, y en caso de que veamos la necesidad vamos a hacer uso de esa opción que nos da la norma”, nos comentó.

Su meta es alcanzar las 80 mil firmas porque con eso, dice, “no necesito depender de ningún partido para tener un aval”.

De todos modos dice que tiene acercamientos con La U y el partido Liberal para armar una coalición más adelante.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia