Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 18 de Junio de 2019

Gasca vuelve a aspirar por el Partido Conservador como lo hizo en 2015.

3190

0

En las dos últimas semanas al ganadero Arnulfo Gasca, conocido en el resto del país por protagonizar el video de un narcocorrido que se llama ‘El patrón de patrones’, le coincidieron tres movidas políticas y judiciales que podrían catapultar su tercer intento por ganar la Gobernación de Caquetá.

1

Consiguió el aval de su partido que fue su plan B

El viernes pasado el presidente del directorio nacional del Partido Conservador, Omar Yepes, le entregó a Gasca el aval que lo acredita como el candidato azul a la Gobernación del Caquetá.

“Fue una decisión que salió prácticamente por unanimidad en el directorio nacional. Don Arnulfo y el conservatismo del Caquetá tienen un gran compromiso”, dijo Yepes.

Eso, aunque el aval azul no era el plan A del ganadero.

Gasca buscó desde el comienzo de su precampaña ser la carta del Centro Democrático. Tanto que en el taller que hizo el expresidente Álvaro Uribe con los precandidatos del CD en Neiva, el ganadero intervino en el auditorio para hacer público ese interés.

Dice que descartó lo del uribismo porque se cansó de esperar que definieran cuál iba a ser el mecanismo para seleccionar el candidato, porque junto a él también estaban en carrera el ingeniero James Urrego y el médico Luis Francisco Ruiz.

Regresó al conservatismo en el que ha tenido unas de cal y otras de arena.

En 2010 cuando se lanzó a la Cámara de Representantes, el directorio nacional le negó el aval por varios ruidos penales de su entorno, uno de ellos que un hermano suyo había sido condenado por narcotráfico en los 90. (En ese mismo proceso Gasca estuvo detenido pero salió absuelto por un juez de Caquetá). En esas elecciones terminó presentándose por el Movimiento Nacional Afrocolombiano, pero perdió con 10 mil votos.  

Esa misma dosis se la aplicó el partido en las elecciones de Gobernación de 2011. Aunque le habían dado el aval, se lo retiraron semanas antes de ir a las urnas porque salió a la luz pública el narcocorrido ‘El patrón de patrones’ que protagoniza rodeado de hombres armados, pero que justificó como un apoyo al cantante Anthony Zambrano.

Gasca intentó mantener su candidatura recogiendo firmas pero al final la Registraduría no lo dejó porque encontró que de las 60 mil que presentó solo 10 mil eran válidas. Así se quedó por fuera de la carrera.

En 2015 la historia cambió porque ahí sí le dieron el aval con un arrolladora votación de 17-1 en el directorio nacional. El único que votó en contra de Gasca fue el entonces presidente del directorio, el representante cordobés David Barguil. Sacó 38 mil votos y quedó de segundo.

Sin embargo en 2017 volvieron a tomar distancias porque Gasca, siendo militante del partido, decidió hacer una alianza en las elecciones de Congreso para apoyar al exalcalde de Belén de Andaquíes, Luis Cicery que estaba en la prelista de la Alianza Verde a la Cámara. Desde el directorio nacional azul rechazaron esa alianza y pidieron que investigaran a Gasca por doble militancia.

Al final esa investigación no prosperó, y a Gasca no le funcionó esa alianza porque Cicery no consiguió los votos para ganar la curul a la Cámara.

Ahora con el apoyo del grueso del directorio nacional parece haber encontrado ese respaldo pleno que no tuvo antes.

 
2

Coronó una alianza que le suma a él y le resta a uno de sus rivales

Hace una semana, Gasca logró sellar una alianza con un sector del uribismo que lo fortalece más allá del conservatismo y le resta a uno de sus rivales directos.

Se trata del equipo político que encabeza el médico Luis Francisco Ruiz, exalcalde de Cartagena del Chairá (2012-2015).

Ruiz también estaba aspirando a tener el aval del Centro Democrático para la Gobernación y alcanzó a someterse el mecanismo de selección que definió el partido, una encuesta. Pero la perdió y en vez de irse con el ganador, el ingeniero James Urrego, armó rancho aparte y se fue con Gasca.

La alianza “Yo soy Caquetá y por tí Lucho” no solo aumenta las apuestas del ganadero sino que le resta a Urrego porque lo muestra como un candidato que no es capaz de mantener unida la base del uribismo regional.

Además Ruiz salió del uribismo denunciando que allá le hicieron trampa con la encuesta. “Cómo podía seguir en el partido cuando en los últimos 20 días emprendieron una campaña sucia contra mí, me dieron una garrotera sacando videos con calumnias y falacias. Así no se juega, así no se puede pretender hacer alianzas”, dijo.

 
3

Se dio un golpe a su eterno rival

Dos de las cuatro derrotas electorales que ha sufrido Gasca han tenido como protagonista a Álvaro Pacheco.

La primera fue por la Cámara de Representantes en 1998 cuando se presentó por Convergencia Ciudadana y sacó 11.758 votos, y Pacheco por la lista liberal le ganó con 13.839 votos.

Y la otra fue la de Gobernación en 2015 cuando Pacheco lo derrotó por 4 mil votos.

En esta ocasión Pacheco no es candidato pero si tiene en carrera a un aliado suyo.

Se trata del diputado César Torres que ganó la encuesta liberal y se quedó con el aval, porque, además de ser uno de los defensores de Pacheco en la Asamblea, se presentó como el indicado para darle continuidad a las obras de su gobierno.

Por eso, la condena que emitió la Corte Suprema de Justicia contra Pacheco hace unos días por vínculos con paramilitares también golpean las aspiraciones de Torres porque se da justo en la recta final de la campaña.

Aunque Gasca sacó un comunicado lamentando la situación y expresando su solidaridad con la familia de Pacheco, el escándalo judicial de su rival le sirve políticamente porque a pesar de sus cuestionamientos a él la justicia nunca le ha podido encontrar ninguna irregularidad y se puede vender como un candidato sin manchas.

Lo que está por verse es si Gasca logra mantener alineados a los astros de acá al 27 de octubre, o si su cuarta aspiración tampoco será la vencida.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia