Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 15 de Julio de 2019

10243

0

Desde que Didier Tavera se convirtió en Gobernador de Santander, varios allegados a él y a su familia han tenido rachas sin precedentes con el sector público. 

Además, de que empresas de obra pública ligadas a ellos han empezado a figurar, y de que, como revelamos en La Silla, uno de sus financiadores se convirtió en un prominente contratista del sector de los seguros; A Volar Ltda, la agencia de viajes de Karina González, la esposa de su tío Martín Tavera, entró en la ola de bonanza. 

Desde 2016, año en el que Tavera se posesionó como Gobernador, se convirtió en una megacontratista de los viajes en varias entidades estatales en Santander.

La agencia

La agencia de viajes y turismo A Volar Ltda fue fundada en 1998, pero desde el 2005 pasó a manos de la familia Tavera.

 

María Karina González, esposa de Martín Tavera, el hombre más poderoso de la familia del gobernador Didier Tavera, es la socia mayoritaria y posee el 94 por ciento de las acciones. 

La otra porción le pertenece a su tía Luz Stella González Rey, quien se convirtió en accionista en 2008 luego de que Neyla Barbosa Otalora, quien junto a Karina compró una porción de la agencia de viajes en 2005, le vendiera su participación.

Su crecimiento se ha dado en su mayoría en el sector privado. 

Salvo por un contrato por $5,9 millones de 2010 que aparece firmando Karina con la Contraloría General Santander para suministro de tiquetes, no hay registros de que hayan figurado en lo público.

En su lugar, según los registros que aparecen en Cámara de Comercio se hizo, entre otras, como proveedora de varias empresas que contratan con el Estado cuyos dueños han sido cuestionados por la manera en la que se quedan con ejecución de recursos públicos.

Por ejemplo, dentro de sus clientes está Brachoautos, empresa que hace parte del mismo grupo del que salieron los contratistas de los seguros en este cuatrienio; Construvicol, que es del controvertido empresario Reynaldo Bohórquez; y Petrolabín de Miller Castaño Padilla.

Y si bien Karina González es conocida como la cabeza de esa agencia, desde 2012 no aparece en papeles.

Según un acta de ese año, por “temas personales” renunció a aparecer de frente en la empresa y le cedió el rol a su tía Luz Stella, quien desde entonces lo ha mantenido.

Ni Karina ni Luz Stella habían sido visibles en lo público hasta que Didier Tavera se convirtió en Gobernador de Santander.

Luz Stella, además, de ser la cara de A Volar, es la delegada en Santander de Fedepanela, sector en el que tienen intereses los Tavera, y en 2016 se convirtió en representante legal de Growing Network, empresa que tiene concesionado el manejo del tránsito de Girón, otro negocio de esa familia.

Y Karina, como lo reveló La Silla, fue el enlace detrás de la incursión en la contratación estatal de la familia González Saavedra, que más tarde se convertiría en la súper poderosa del negocio de los seguros en el departamento y había sido Unidad de Trabajo Legislativo del senador liberal Miguel Ángel Pinto, esposo de su cuñada y hoy candidata a la Alcaldía de Bucaramanga, Claudia Lucero López.  

Por su lado, A Volar despegó en lo público con una racha sin precedentes en su historia.

El despegue

En febrero de 2016, a dos meses de que Didier Tavera se posesionara como Gobernador de Santander, A Volar inició una etapa nueva dentro de su vida comercial. 

Ese mes, tras seis años de inactividad en lo público, renovó su Registro de Proponentes, documento que le permite a una empresa contratar con el Estado, y empezó a quedarse con la emisión de tiquetes y venta de planes turísticos en varias entidades del departamento. 

  • En la Empresa de Alcantarillado de Santander, Empas, que dirige Nury Espinosa, esposa de Nelson Rodríguez, quien a su vez es medio hermano de Martín Tavera, el esposo de Karina González y tío del gobernador Didier Tavera, se quedó con el suministro de tiquetes en 2016 en dos contratos por $68 millones. El contrato lo repitió en 2017 pero esta vez por $120 millones.
  •  En la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, donde Tavera tiene juego, en 2016 fue el único proponente habilitado en una subasta por $60 millones (después adicionada en $29,5 millones) para el suministro de tiquetes; en  2017 también fue contratada por esa entidad para suministrar los servicios turísticos de 120 empleados de planta por $120 millones y fue único oferente; y en 2018 fue la proveedora de los paquetes turísticos del sindicato por $110 millones, así como la encargada de emitir todos los tiquetes del años por $100 millones, también tras ser única oferente en ambos procesos.
  •  En 2017 en la Corporación Autónoma de Santander, CAS, cuando Didier Tavera ya había designado director encargado tras la captura de Flor María Rangel, la agencia de viajes de Karina se quedó con el suministro de tiquetes del Consejo Directivo tras ser la única habilitada en la puja por $19,2 millones; en 2018, tras ser única oferente, se quedó con el suministro de los tiquetes de esa entidad por $49,9 millones; y en ese mismo año se volvió proveedora de los tiquetes de los contratistas y funcionarios por $20 millones.
  •  En 2018 se quedó con la ejecución de ‘plan de bienestar social’ del Instituto Financiero para el Desarrollo de Santander, Idesan,  entidad en la que nombra director el gobernador Didier Tavera, por $58,3 millones tras ser el único oferente.
  •  En la Universidad Industrial de Santander, UIS, donde Didier Tavera tiene asiento en el Consejo Directivo, tras una convocatoria en la que participó con otros cuatro oferentes se quedó con la un contrato por $1.250 millones para suministrar tiquetes en 2017.

Además, A Volar también se quedó con la ejecución de recursos en entidades donde Tavera no tiene injerencia directa.

  • -En el Concejo de Floridablanca fue la ejecutora en 2016 del ‘plan de bienestar social’ por $14,8 millones tras una convocatoria que cerró con único oferente, y en 2017 repitió por $13,4 millones, pero en esta ocasión compitió con otra agencia de viajes.
  •  Entre 2018 y este año, A Volar suministró tiquetes por $36,5 millones en el Área Metropolitana de Bucaramanga. 

Es decir, en total desde que Didier Tavera llegó al poder y esa agencia habilitó su registro de proponentes para contratar con el sector público, se ha quedado con la ejecución de al menos $2 mil millones en la región.

En la Gobernación de Santander la agencia de viajes de Karina González no tiene contrato, pero La Silla confirmó que también es la proveedora oficial de todos los tiquetes que se emiten allí.

Solicitamos todos los reportes de viáticos que han sido pagados a funcionarios en 2016, 2017, 2018 y lo que va de 2019 en el departamento, pero debido a que por el volumen de los archivos sistematizar la información tardaba al menos 3 meses en cálculos de la Gobernación,optamos por revisar al azar los reportes de cada año.

En el archivo funcionarios de la Gobernación nos dieron acceso a una carpeta de reportes en noviembre de 2016, a una de marzo de 2017, a una de junio de 2018 y a todas las de febrero y marzo de 2019.

En esa muestra encontramos que 70 de las 70 facturas anexadas para soportar el pago de tiquetes aéreos habían sido emitidas por A Volar.

Según nos relataron tres fuentes de adentro de la Gobernación por aparte, el procedimiento que hay que seguir consiste en pedir el tiquete a A Volar para posteriormente anexar la factura con los demás gastos del viaje y cobrarlos para que sean pagados en la nómina.

“Es una regla no escrita. Aquí se sabe que hay que comprar en A Volar, si no los viáticos no se desembolsan”, le dijo a La Silla un funcionario de la Gobernación. Los otros dos nos dieron una versión casi idéntica. 

Similar es el caso de la compra de tiquetes para los contratistas.

A ellos, a diferencia de los funcionarios, cuando la Gobernación los comisiona les compra directamente el transporte porque no tienen derecho a viáticos.

No obtuvimos reportes totales de todos los pagos que ha hecho la administración de Tavera por este concepto a A Volar, pero internamente nos confirmaron que también se adquieren a través de esa agencia de viajes. 

“Aquí no se paga tiquete que no sea de esa agencia”, dijo otra de las fuentes que nos habló bajo reserva para evitar represalias.

Como A Volar cobra una tasa administrativa de intermediación que varía dependiendo del tiquete, algo que no sucede cuando las compras se hacen directamente en varias páginas web, al final a la Gobernación le sale más caro pagar los desplazamientos de los funcionarios y contratistas. 

El Gobernador Tavera le dijo a La Silla que él no había dado directriz alguna relacionada con la compra de tiquetes en su administración, y que desconocía las razones por las que todos sus funcionarios adquirían sus traslados a través de la empresa de su familia. 

“Esa empresa tiene años de tradición y una vida comercial que no ha estado ligada a la administración pública. Mis tiquetes los compro ahí porque siempre lo he hecho", aseguró. "Desconozco por qué los demás lo hacen si aquí no existe ni ha existido ninguna directriz para que sea así”.  

Luz Stella González Rey, representante legal de A Volar, no contestó ni las llamadas ni los mensajes que le dejamos en su número personal.

En todo caso, como con los reportes queda claro que A Volar es la proveedora de la Gobernación, con este, los negocios ligados a los Tavera suman otro botón para la muestra de su buena racha.
 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia