Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 26 de Julio de 2019

3822

0

El miércoles en la noche el representante santandereano de los verdes, Fabián Díaz, armó revuelo dentro del grupo de candidatos alternativos en Santander para las locales de octubre.

En su cuenta de Twitter acusó al candidato a la Gobernación del Polo y su partido, Leonidas Gómez, de “hacer alianzas con la política rancia y tradicional” y de usar los verdes como “trapo sucio para avalar candidatos con oscuros intereses” en el departamento.

Todo nació porque en la Comisión Nacional de Avales de ese partido designaron a dos senadores para escuchar sugerencias sobre los apoyos en Santander y ellos, después de reunirse con Gómez, presentaron una lista con nombres que provienen de orillas políticas tradicionales para recibir el respaldo verde como si el candidato a la Gobernación los hubiera sugerido.

La Silla confirmó que realmente la lista de recomendados la hicieron dos congresistas, uno de los cuales tiene intereses en Santander.

La subcomisión

Hace varios días el Partido Verde en Bogotá decidió conformar una subcomisión para tratar el tema de Santander en la entrega de avales para las locales de octubre.

 

Según le contó a La Silla el director ejecutivo del partido, Rodrigo Romero, la determinación se tomó para que en ese proceso se tuviera en cuenta la posición de Gómez, quien para estas elecciones está compitiendo con posibilidades por el principal cargo de Santander.

Así que los seleccionados para escucharlos fueron los senadores Antonio Sanguino y Juan Luis Castro, y el representante de la región, Fabián Díaz. 

La reunión fue el sábado y solo los dos primeros asistieron porque Díaz estaba enfermo, algo que nos confirmaron dos fuentes por aparte. 

Sobre lo que ocurrió en ella todas las versiones -tanto la de los senadores como la de Gómez- coinciden en que él hizo una exposición de cómo había avanzado su campaña, de cómo estaba en este momento y de qué había hecho para posicionarla.

También hay unos detalles que varían.

Por ejemplo, Leonidas Gómez dice que la reunión realmente se dio porque él fue para solicitar la asistencia del senador Antanas Mockus en la apertura oficial de su sede de campaña.

Y el senador Castro nos detalló que Gómez estaba algo preocupado porque hace cuatro años perdió por no tener apoyo en las provincias de la región, y que ahora una de sus prioridades era captar el voto de ese sector.

Pero las versiones vuelven a ser casi idénticas en cuanto a si Gómez sugirió nombres para avalar candidatos en Santander. 

Sanguino le dijo a La Silla que no lo había hecho; Castro insistió en que habían hablado del panorama general de campaña y luego lo negó; y Leonidas, se mantuvo en que no lo hizo porque le parecería “irrespetuoso”.

Eso concuerda con los comunicados que enviaron ayer tanto la Dirección Nacional de los verdes, como la campaña de Gómez negando injerencias externas en las decisiones del partido.

Sin embargo, la pelea estalló porque en la reunión del comité nacional el miércoles la subcomisión de Sanguino y Castro sí llegó con una lista de nombres.

La pelea

Cuatro fuentes que estuvieron presentes, tres congresistas y un directivo nacional, le narraron a La Silla cómo arrancó la discusión, en la que estuvieron presentes los 19 congresistas y los 12 miembros del cuerpo ejecutivo del partido.

El miércoles se iba a discutir el tema de Santander, y la reunión arrancó tranquila porque inicialmente se aprobaron todos los avales en municipios del departamento que coincidieron con las recomendaciones de la dirección departamental.

Luego se le pidió a la subcomisión que entregara el reporte de lo que había hablado con Leonidas. 

En esa exposición ambos contaron los temas generales de la campaña y anunciaron una lista de candidatos para 8 municipios del departamento, 3 de los cuales son claves electoralmente en Santander.

Según le contaron dos fuentes más a La Silla que nos pidieron off the record porque consideraban que la discusión de los avales era reservada, Sanguino y Castro presentaron esa lista como si hubiera sido recomendación de Gómez.

Además, Rodrigo Romero cuando nos relató el episodio, nos dijo que las sugerencias hacían parte del informe de la subcomisión; y eso fue lo mismo que vio el representante Fabián Díaz.

Luego el congresista santandereano, por sugerencia del senador Castro, le tomó una foto a la lista de recomendaciones para que discutieran sobre la base de esas propuestas para esos municipios de Santander. 

Ahí se desató el pulso.

Adicional al nombre de Miguel Ángel Moreno, quien es el candidato del alcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, y quien fue el que mojó prensa ayer; en Piedecuesta aparecía el de Jorge Navas, exalcalde de ese municipio que es el candidato del actual mandatario Danny Ramírez; y en Barrancabermeja aparecía el de Jonathan Vásquez, un político que pasó de ser la revelación de ese municipio en 2015, a hacerle campaña a la cuestionada casa cesarense Gnecco para las legislativas.

Incluso para los municipios más pequeños como San Vicente de Chucurí, apareció el liberal Luis José Arenas Prada, hermano del excongresista y exgobernador Miguel de Jesús ‘el Chato’ Arenas y tío del exdiputado Camilo Arenas, políticos tradicionales de la región. 

De hecho, mientras que ‘el Chato’ tuvo muerte política por no haberse posesionado en el Congreso cuando hubo una vacante y lo llamaron a suplirla; Camilo actualmente es Secretario General del departamento y le hizo campaña a Didier Tavera a la Gobernación.

Según le dijeron a La Silla las cinco fuentes que estuvieron presentes, como parte de la bancada empezó a defender la posibilidad de respaldar esas aspiraciones  bajo la lógica de que son necesarias alianzas con potencial electoral, Díaz se opuso y al ver que estaba perdiendo la discusión se fue de la reunión. 

Más allá de ese episodio, la pregunta de fondo es de dónde aparecieron esos nombres entonces, si la percepción en la dirección nacional fue que la subcomisión los presentós como de Leonidas, pero los senadores de la subcomisión dicen que Leonidas no fue.

El senador Castro le dijo a La Silla que la lista de recomendados la hicieron él y Sanguino luego de analizar el panorama electoral de Santander y mirar opciones entre candidatos preinscritos o que estuvieran buscando el aval en los verdes.

Sanguino solo nos reconoció la última parte y reiteró que la información que tenía era que los que aparecían en esa lista estaban buscando el respaldo de su partido.

Sin embargo, La Silla corroboró esa afirmación con fuentes del partido en Santander y con los precandidatos que nos contestaron y de los tres que aparecían en la lista para los municipios claves solo uno se había presentado formalmente al partido.

En Piedecuesta Jorge Navas nos dijo que no hubo ningún acercamiento, y en Barrancabermeja Jonathan Vásquez ya había enviado un comunicado a raíz de una puja local aclarando que él no había pedido ese aval y que lo habían buscado para entregárselo.

Vásquez no nos contestó y por eso no pudimos saber quién lo buscó, pero lo que al final pasó fue que sí se quedó con ese respaldo.

En Piedecuesta el aval se lo entregaron a Diego López, quien era el candidato de Fabián Díaz, y en Floridablanca el partido decidió dejar en libertad a sus militantes tras la pelea y pese a que el recomendado departamental fue el exconcejal del Polo Juan Carlos Ayala.

Si bien ni Castro ni Sanguino tienen una votación fuerte en el departamento (en las legislativas sacaron 235 y 791 votos respectivamente), el segundo sí tiene intereses en la región.

Sanguino sugirió avales en varios municipios pequeños, entre esos, San Gil y Cimitarra, y estuvo respaldando a Ludwing Mantilla para que se quedara con el aval verde a la Alcaldía de Bucaramanga pero perdió en esa apuesta.

En todo caso, independientemente de si fue un error de la subcomisión informando quién era el autor de la lista de recomendados o si fue una omisión deliberada, la pelea local golpeó la aspiración de Gómez. 

Por un lado porque le dio munición a sus opositores para atacarlo; y por otro, porque en un sector de las bases ya existía molestia debido a los puentes que había tendido con los Serpa, y porque, como contó La Silla, también tuvo acercamientos con el senador liberal Jaime Durán.

Por ejemplo, Operación Tránsito, la página de Facebook con 201 mil seguidores que estuvo detrás de la aspiración de Díaz y que fue la que en parte provocó su triunfo electoral, replicó el trino del congresista y lo volvió viral.

Todo en el arranque de la carrera por la Gobernación.
 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia