Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ana León · 27 de Agosto de 2019

3607

0

Aunque Nubia López es la representante liberal más votada del país, para las locales de octubre no se está moviendo con su partido.

El sábado apareció en la reunión más grande que hasta ahora ha hecho su esposo, el controvertido excongresista y aspirante del Partido Conservador, Fredy Anaya, en su carrera por la Alcaldía de Bucaramanga.

Eso, pese a que tras una puja en las toldas rojas, el aval oficial fue para Claudia Lucero López, la esposa del senador liberal Miguel Ángel Pinto.

El evento de campaña fue en la iglesia cristiana G12 y fue convocado por Anaya para reunir a mujeres de la ciudad que hacen parte de su estructura política y de la del candidato a la Gobernación Mauricio Aguilar, hijo del parapolítico Hugo Aguilar. 

A ese eslabón de su estructura política Anaya lo bautizó como "Las Antonyas", y aunque según nos dijeron dos fuentes, no se habló directamente en todo el evento de la aspiración, sí fue movido por el candidato como parte integral de su campaña.

En la segunda fila estuvo López sentada junto con sus dos hijos, quienes figuran en una de las empresas que han sido parte del crecimiento como contratista del candidato a la Alcaldía de Bucaramanga. 

Ella incluso publicó fotos en su cuenta personal, sin embargo, omitió identificar el evento. 

Si bien la congresista no se montó a la tarima y tampoco tomó el micrófono, sí hubo un momento en el que fue protagonista: Anaya le dedicó unas palabras y luego la abrazó, con el aplauso de toda su estructura política de fondo. 

Según nos dijeron dos asistentes, López se limitó a su rol como esposa de Anaya. Sin embargo, esta no es la primera vez que se mueve en función de la campaña de su esposo. 

Como contó La Silla, hace cinco semanas López asistió a una reunión de apoyo a Anaya como precandidato, a la que asistieron contratistas y empleados de la Cdmb, entre ellos, la subdirectora de la corporación, Sandra Pachón.

Además, durante la puja por el aval liberal a la Alcaldía de Bucaramanga entre Claudia López y Fredy Anaya, la Representante lideró la corriente a favor de su esposo, que finalmente perdió. 

Con esta nueva aparición en un evento abiertamente proselitista de un partido ajeno, López empezó a pisar una delgada línea sobre doble militancia.

Habrá que ver si en la campaña de Claudia Lucero López aprovechan la retada de la congresista a las directrices de su partido.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia