Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 14 de Diciembre de 2018

3689

0

Este año con la campaña presidencial una de las cosas quedó clara fue que la idea de lanzarse por firmas se volvió muy atractiva para los candidatos.

Las razones son tres: pueden arrancar campaña mucho antes de que inicie el calendario electoral, no les vigilan gastos en esa etapa, y encima se evitan ser relacionados con el logo de un partido, cuando el desprestigio de las colectividades es cada vez más alto y todo apunta a que los candidatos de los sectores independientes serán más visibles que en otras contiendas electorales.

En los dos santanderes ya empezaron a inscribirse grupos significativos de ciudadanos para y avalar aspirantes en 2019.

Aunque hay algunos que se estrenan políticamente como Juan Carlos Cárdenas en Bucaramanga, o Hernando Acevedo en Cúcuta, hay otros que llevan años de militancia en partidos tradicionales y que en esta ocasión se vestirán con el aval de movimientos apalancados con firmas para buscar votos.

Estos son los que ya lo decidieron o están considerando hacerlo.

Santander

Los que ya lo decidieron

Jhan Carlos Alvernia

Desde que arrancó su carrera política había militado en el Partido de La U. Con ese aval llegó en 2011 al Concejo de Bucaramanga y también se lanzó a la Alcaldía de esa ciudad en 2015. Luego de quemarse por algunos meses fue presidente del directorio de La U en Bucaramanga. Su cercanía con ese partido nació de la relación de su familia con el exsenador nortesantandereano, Manuel Guillermo Mora, quién es amigo personal de su familia. Para 2019 Alvernia buscará nuevamente la Alcaldía de Bucaramanga recogiendo firmas. Su principal respaldo financiero son sus hermanos Jhonny y Aldemar. Mientras que el primero maneja tras bambalinas el millonario negocio de los sindicatos de papel en el Hospital Universitario de Santander, el segundo es el dueño del matadero de Barrancabermeja.

Jaime Andrés Beltrán

Su carrera política ha estado ligada al Partido Liberal. En 2011 llegó al Concejo de Bucaramanga con el aval rojo y en 2015 repitió curul, luego de sonar como precandidato de ese partido a la Alcaldía de esa ciudad. Este año renunció al Concejo para no inhabilitarse al cambiar de partido. Su primera opción es buscar la Alcaldía de Bucaramanga para 2019 recogiendo firmas.

Jorge Eduardo Gutiérrez

En 2015 fue candidato del viejo PIN, partido del parapolítico Luis Alberto ‘el Tuerto’ Gil, al concejo de Bucaramanga, pero se quemó con menos de 300 votos. Hizo fórmula con William Riaño, quien buscó la Asamblea de Santander con el aval de ese mismo partido y es hermano del parapolítico Alfonso Riaño. Su militancia fue activa hasta marzo de este año cuando en las legislativas apoyó al Senado a Doris Vega, esposa y heredera de Gil, quien se quemó. Ya inscribió en la Registraduría para competir por la Alcaldía de Bucaramanga un movimiento que llamó ‘Bucaramanga bonita, próspera y segura’.

 

Los que lo están contemplando

Fredy Anaya

Es uno de los políticos más controvertidos de Santander por el emporio empresarial que construyó contratando con el Estado en medio de denuncias sobre favorecimientos y el uso político de entidades públicas. Es de extracción conservadora, pero no se ha lanzado a un cargo de elección popular por ese partido. Militó formalmente en el viejo PIN, partido del parapolítico Luis Alberto ‘el Tuerto’ Gil, con el que llegó a la Cámara. Actualmente tiene su apuesta electoral en el Partido Liberal, donde eligió a su esposa a Nubia López en la Cámara como la representante más votada en el país de ese partido moviendo la maquinaria de la Cdmb y Empas (sus fortines). Aunque aún no ha decidido si se lanzara en 2019, la principal opción que baraja es la de postularse por firmas a la Gobernación de Santander. Sin embargo, no es tan claro que esté habilitado para lanzarse por ese cargo debido a la curul de su esposa.

 

Sergio Isnardo Muñoz

Arrancó su carrera política como secretario de Planeación de la Gobernación de Santander de la administración del hoy senador de Cambio Radical, Richard Aguilar. En 2015 buscó la Alcaldía de Bucaramanga por el partido Mais. En esa carrera tuvo el respaldo inicial de Aguilar, quién finalmente lo abandonó para irse al lado de Jhan Carlos Alvernia. En 2016 se acercó al Partido Liberal y el Gobernador Didier Tavera lo nombró nuevamente Secretario de Planeación. En 2017 renunció con la idea de lanzarse a la Cámara con el apoyo de los rojos, pero al final desistió. En esta ocasión está buscando una alianza con los precandidatos de partidos independientes a la Alcaldía de Bucaramanga, si no hay acuerdo se lanzaría por firmas.

Norte de Santander

Los que ya lo decidieron

Cristian Buitrago

Este abogado es una de las fichas del grupo del exministro del Interior, Juan Fernando Cristo. Llegó a la Secretaria de Planeación de Cúcuta como cuota de ese grupo político. Ahora que Cristo formó una disidencia liberal, salió formalmente de ese partido y está buscando candidatos en todo el país para recoger firmas, Buitrago sale al ruedo. Ya inscribió su grupo significativo de ciudadanos con el nombre 'Cúcuta es más'.

 

José Fernando Bautista

Aunque esta es la primera vez que sale al ruedo electoral, Bautista es uno de los lobbystas del Congreso más conocidos y ha hecho carrera al lado de los pesos pesados de la política nacional. Tanto Juan Manuel Santos cómo Álvaro Uribe lo han tenido como estratega de sus campañas y las de sus aliados. Es cercano a buena parte de la clase política tradicional del departamento, pero decidió irse por firmas para desmarcarse de ella. Su movimiento se llamará “Amor por Cúcuta”.

Los que lo están contemplando

Martín Martínez

Inició en la política como militante del Partido Conservador y hasta entonces se ha mantenido en él. Primero como Concejal de Cúcuta a finales de los noventa y luego como cuota de ese partido en varios cargos públicos. El más reciente fue el de Secretario de Hacienda de la Gobernación de William Villamizar, a quien respaldó luego de sonar en 2015 como precandidato azul para competirle por ese cargo. Renunció tanto a ese cargo como a su partido para dejar abierta la posibilidad de lanzarse por firmas en caso de que no le den el aval.

Nota de la editora: Por un error involuntario escribimos que Jorge Eduardo Gutiérrez había sido fórmula de Teo Riaño, cuando en realidad lo fue de William Riaño. La información ya fue corregida y no cambia en nada el fondo de la historia original.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia