Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 24 de Octubre de 2019

1720

0

Más allá de la Alcaldía de Cúcuta y de la Gobernación, en Norte de Santander se están librando peleas en varios municipios que son centros electorales claves y cuyos resultados en buena medida determinarán el ranking de poder local. 

En Villa del Rosario, Los Patios, Pamplona y Ocaña, municipios que ponen la mayoría de la votación en todo el departamento la mayoría de pujas están tan apretadas que a cinco días de elecciones aún no hay ganador cantado.

Así están los pulsos locales.

 

1

En Los Patios vaticinan voto-finish

Ese municipio es el tercero del área metropolitana de Cúcuta y es el quinto centro electoral de Norte de Santander.

Desde muy temprano en la campaña quedó claro que el pulso principal estaría entre Javier Urbina y José Miguel Bonilla.

Urbina es el candidato del representante de La U, Wilmer Carrillo, quien con su respaldo representó la llegada del grupo del suspendido gobernador William Villamizar, cuyo hermano, Edwing Villamizar,  se metió en esa campaña desde que arrancó la carrera.

Además, tiene el empujón del grupo del representante liberal Alejandro Carlos Chacón y el del senador conservador Juan Carlos García Gómez, y esta semana se le adhirió el Centro Democrático, que se quedó sin candidato propio porque el Consejo Nacional Electoral le revocó la inscripción a Alexi Valencia.

Aunque la foto se la tomó con el representante uribista Juan Pablo Celis y con Milla Romero, las caras más visibles del uribismo en Norte, no es tan claro cuánto le terminen sumando porque el partido no solo llegó tarde sino incompleto. 

Shirley Hernández, quien fue candidata del Centro Democrático a la Cámara el año pasado y cerró con poco más de 10 mil votos (fue la tercera votación y el segundo fue el logo de la lista), llegó a la aspiración de José Miguel Bonilla, junto con el excandidato Valencia, y junto con al menos 10 de los 13 integrantes de la lista al Concejo.

Bonilla, por su lado, es el candidato del actual alcalde Diego González, quien durante su administración ha mantenido buenos índices de popularidad. También suma al senador de Cambio Radical, Édgar Díaz, y al senador liberal, Andrés Cristo. 

Tanto Urbina como Bonilla están cabeza a cabeza en la carrera. Ambos hicieron sus cierres de campaña el mismo día y tuvieron la misma acogida, y en todas las mediciones internas de ambas aspiraciones están en empate técnico o registran una ventaja muy ligera sobre el otro.
Las siete fuentes con las que hablamos nos dijeron que es probable que se defina en voto finish la Alcaldía y que el perdedor pida reconteo de votos.

 
2

Villa del Rosario: un gamonal vs un debutante

Ese municipio es el segundo del área metropolitana de Cúcuta y es el cuarto centro electoral de Norte de Santander.

La pelea está cerrada entre Carlos Socha, quien ha sido dos veces alcalde y es uno de los gamonales del municipio; y Eugenio Rangel, un liberal que fue concejal del municipio y cuyo último cargo público estuvo en la Alta Consejería para la Función Pública de la Alcaldía.

Socha tiene de su lado la fuerza del suspendido gobernador William Villamizar a través del congresista Wilmer Carrillo y ha sumado al conservador Juan Carlos García Gómez y al representante de Cambio Radical Jairo Cristo, pese a que ese partido tiene a otro candidato en la carrera.

Además, Rangel suma a todas las fuerzas de su partido, es decir, tiene tanto el respaldo del senado Andrés Cristo, como del representante Alejandro Carlos Chacón, y es el candidato del actual alcalde Pepe Ruiz.

La pelea está tan cerrada, que aunque cinco de las siete fuentes con las que hablamos nos dijeron que era más probable que ganara Socha, todas coincicieron en que el día electoral será decisivo y que la victoria estará amarrada a la logística que mueva cada uno.

Socha es el candidato más controvertido de esa contienda. No solo por como contó La Opinión, tiene abiertos 11 expedientes en la Procuraduría, sino porque justo esta semana le reventó uno en fallo de primera instancia.

Aunque solo es una suspensión de seis meses por no haber designado un sitio de disposición de basuras cuando fue Alcalde y, además de que el fallo podrá ser apelado, no lo inhabilita, sí ha generado ruido en la recta final de la carrera. 

Por su parte, la principal debilidad de Rangel está en que Hilse Aldana, la candidata del senador de Cambio Édgar Díaz, no es puntera pero sí está registrando y su resultado terminará partiendo el bloque contra Socha, que es el que se marcó en la campaña.

 
3

Ocaña: William Villamizar vs Édgar Díaz

Ese municipio es el segundo centro electoral de Norte de Santander.

Allí la pelea se calentó muy rápido y tuvo que ver con un cambio de última hora en el bando del suspendido gobernador William Villamizar que ocasionó la ruptura de acuerdos entre el senador de Cambio Édgar Díaz y el representante liberal Alejandro Carlos Chacón.

Como contó La Silla, la expectativa de Díaz estaba en que le apoyaran a Samir Casadiego a la Alcaldía, quien hace cuatro años perdió ese cargo por poco más de 100 votos y arrancaba fuerte en la pelea.

Para eso había concretado el apoyo de Chacón, con quien se había aliado desde la legislativas; sin embargo, cuando en el otro bando se oficializó la aspiración del hasta entonces diputado, Wilmer Guerrero, cambió el tablero de respaldos.

El nombre de Guerrero era clave porque viene de las toldas del representante de La U, Wilmer Carrillo, y en esa medida del grupo de William Villamizar, así que con su entrada a la carrera oficializó una pelea electoral con dos pesos pesados de la región.

Eso, con el ingrediente adicional de que Díaz y Villamizar fueron socios políticos y se apoyaron mutuamente estando al frente de la Gobernación para sucederse. 

La pelea en Ocaña está muy cerrada.

Guerrero, quien es de esa provincia y llevaba varios años montando la plataforma política de su grupo allí, en el camino sumó el apoyo de Chacón,del representante Jairo Cristo, y de los conservadores Juan Carlos García Gómez y Ciro Rodríguez.

Aunque este último tiene su fortaleza electoral en Ocaña, como respaldó hace cuatro años a la exalcaldesa Miriam Prado quien se salvó por poco de una revocatoria y terminó inhabilitada y en medio de varios líos penales durante su administración, su presencia no suma mucho.

En el lado de Casadiego, además de Díaz, tiene el respaldo del senador liberal Andrés Cristo y de una parte de la clase política del municipio. Le suma que la maquinaria de la Alcaldía en esta contienda no está encendida en parte por el paso de Prado. 

A cuatro días de las elecciones aún no es claro cuál de los dos ganará en el municipio.

 
4

Pamplona: liberal vs liberal

Ese municipio es el tercer centro electoral de Norte de Santander.

La pelea está cantanda desde que arrancó la campaña entre: Andrea Araque y Humberto Pisciotti.

Mientras que la primera hace su debut electoral en esta contienda; Pisciotti intenta llegar al cargo por tercera vez.

Esta campaña es particular porque aunque Pamplona es un municipio de tradición conservadora, tanto Araque como Pisciotti son liberales y vienen de líneas que están enfrentadas en Norte.

Por un lado, Araque es prima del representante liberal Alejandro Carlos Chacòn, quien se convirtió en el mandamás de los rojos tras las legislativas, y quien tiene encendida la maquinaria de la Universidad de Pamplona para elegirla.

Como ha contado La Silla, desde que arrancó la carrera no han parado las denuncias sobre presiones indebidas a personal, contratistas y profesores para meterse en la campaña a favor de Araque.

Por otro lado, Pisciotti viene de la línea de los hermanos Cristo -Andrés el senador y Juan Fernando el exministro- y aterrizó en Colombia Renaciente, que fue el partido al que esa familia llegó luego de perder injerencia dentro del liberalismo en Norte.

Pamplona, además, tiene una particularidad y es que en este tipo de elecciones tiene un alto porcentaje de voto de opinión.

Por esa razón, según los políticos que nos detallaron el panorama local, es más probable que gane Pisciotti aún cuando el final lo vaticinan cabeza a cabeza.

“En ese municipio la maquinaria, y màs de la manera en la que la están usando, pueder ser contraproducente”, dijo a La Silla una de esas fuentes. Otras cinco nos dieron una versión similar.

Lo que resulte de ese pulso, más allá de la Alcaldìa, mostrará si Chacón es capaz de terminar de borrar a los Cristo o si esa familia le gana en un centro electoral en el que tiene su gran apuesta.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia