Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 10 de Julio de 2019

7436

0

“A nosotros no nos ofrecieron, teníamos la conversación, ya se aclaró, ya se dijo, ya se hizo la negociación. No fue la bobadita de 450 millones por parte de Claudia López, la bobadita de 700 millones de pesos se hizo en convenio con Claudia López. 700 millones de pesos”. 

Con esas palabras inicia un audio que empezó a circular entre los líderes barriales de Bucaramanga.

La que habla es Tilcia Villamizar, integrante de la lista del Movimiento Comunal de Bucaramanga al Concejo y líder del barrio Punta Betín.

La candidata Claudia Lucero López, así como ellos, arrancó la campaña recogiendo firmas por un movimiento que bautizó ‘Hagamos Ciudadanía’, pero tiene una de las campañas con más políticos tradicionales detrás.

En el audio Tilcia, además, da detalles de la que habría sido la negociación.

“(Claudia López) se encarga de pagar póliza, se encarga de la sede, se encarga de todo, es más a nosotros también nos da una bobadita pequeña para poder seguir trabajando”. 

Villamizar nos reconoció que envió el mensaje, pero dijo que no iba a explicar cómo llegó a ese acuerdo porque no había autorizado que esa información se divulgara en medios de comunicación. 

Tampoco negaron el pago de la suma ni Esperanza Mantilla ni Lino Mosquera, también integrantes de la lista de comunales. 

Mantilla y Villamizar coinciden en que solo pueden hablar de ese tema si están juntos los 19 integrantes de la lista, mientras Mosquera nos explicó que los directivos eran quienes sabían del tema porque él lo desconocía.

Los tres coincidieron en que la lista decidió llegar a la campaña de López por consenso, luego de hablar con varios candidatos a la Alcaldía. No precisaron cuáles.

En contraste, López nos negó que la información fuera cierta. Dijo que si ella se reunió con la lista fue porque Gigio Vera acordó el encuentro, y que solo hablaron de temas relacionados con la ciudad.

“En ningún momento yo he hablado de dinero ni con ellos ni con nadie. En la reunión tocamos el tema de los presupuestos participativos y de que no han sido útiles, y de temas relacionados con la ciudad”, aseguró a La Silla la candidata. “Mi campaña y los acuerdos siempre se han hecho en torno a las propuestas”. 

Jairo Osorio, vicepresidente del movimiento de los comunales, también nos negó que el pacto de los $700 millones fuera cierto, y dijo que aún están buscando la manera de conseguir la plata para pagar los $8 millones que vale la póliza que deben pagar para inscribir la lista en la Registraduría.

Cuando le insistimos a Tilcia por una explicación, entre otras, porque el monto del que habla es extrañamente alto debido a que significaría $37 millones por cabeza a una lista cuyos integrantes mueven entre 80 y 400 votos, solo dijo que por ser comunales necesitaban recursos para hacer la campaña y que era lógico que llegaran a ese tipo de acuerdos.

“Aquí no hay ningún delito, ni ninguna corrupción”, aseguró.

Tras la llamada que le hizo La Silla a Tilcia para preguntarle por sus afirmaciones, ella envió un nuevo audio al grupo de WhatsApp del que se filtró el mensaje inicial, en el que reiteró que López los estaba “ayudando” porque “eso es política”.

Todo eso deja entrever que López recibirá el apoyo de un fallido candidato por firmas, y que su aspiración crece en apoyos de estrcutruas tradicionales.

La alianza

Tlicia se sumó al Movimiento Comunal de Bucaramanga, junto con un grupo de comunales que decidieron armar una lista de cara a las elecciones de octubre con la intención de que las bases de los barrios en Bucaramanga pudieran competir directamente por las curules de esa corporación.

El grupo arrancó precampaña impulsando la aspiración de Cecilio ‘Gigio’ Vera, empresario que recogió firmas para ir por la Alcaldía de Bucaramanga, pero que -si nada cambia- la otra semana desistirá para adherirse a la aspiración de López, esposa del senador liberal Miguel Ángel Pinto y tía del gobernador Didier Tavera.

Vera, según tres fuentes que nos lo contaron por separado, fue el que acercó la lista a López, en cuya campaña aterrizaron el fin de semana.

 

López hasta ahora suma el respaldo de su esposo; del rector de las Unidades Tecnológicas de Santander, Omar Lengerke, que está emparentado con su familia; de los congresistas liberales Horacio José Serpa, Édgar ‘el Pote’ Gómez, y Víctor Manuel Ortiz -se eligió con el respaldo de su sobrino Didier Tavera-; del Partido de La U, del Mira y le está apostando al del Centro Democrático. 

Además, tiene una lista propia al Concejo con el mismo nombre de su movimiento. La armó junto al exgobernador de Santander condenado por corrupción Mario Camacho y le metió varias fichas del grupo político del ‘Pote’ Gómez, entre esos su sobrino, Diego Duque.

Tilcia es una vieja conocida del grupo de López y Pinto. 

Estuvo en la lista para ediles que presentó el Partido Liberal para la Comuna 2 hace cuatro años, pero se quemó con 87 votos y en el último lugar. En 2018, según su página de Facebook, le hizo campaña a Pinto al Senado.

De cualquier manera, como una integrante de la nueva lista de apoyos de Claudia Lucero López, es la que está hablando en nombre propio del supuesto negocio, cuando arranque la campaña se sabrá si la lista arranca con el impulso que la líder dice tener. 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia