Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 21 de Noviembre de 2017

3148

1

Ayer La W reveló 10 audios que mostraron que para boicotear la revocatoria a su mandato, el alcalde de Barrancabermeja, Darío Echeverri, emprendió una estrategia tanto jurídica como electoral que involucraría a políticos, funcionarios,  jueces, magistrados y hasta a un presunto exparamilitar.

Esas grabaciones que hacen parte de la carga probatoria de la Fiscalía contra más de una decena personas entre funcionarios y políticos, revolcaron el panorama del poder en la segunda ciudad más importante de Santander, le pusieron más sal a la herida de la fallida independencia judicial, dejaron en la mira al senador y cacique liberal Horacio Serpa y desenterraron un episodio que pasó de agache cuando la campaña en Barranca estaba en su punto más álgido.

 

1

Serpa está en la mira 

En los audios hay cuatro veces en las que se habla de una presunta intervención de políticos y funcionarios en las decisiones judiciales sobre la revocatoria y en todos nombran al senador liberal y padrino político de Darío Echeverri, Horacio Serpa. 

En dos habla él y son conversaciones con el Alcalde. En el primero le informa sobre el trámite de una tutela que tenía que ver con el Consejo Nacional Electoral y dice que se reunió con un hombre (la Fiscalía cree que es un magistrado del CNE) para obtener la información; y en el segundo habla con Echeverri y le pide el nombre de “una candidata”, algo a lo que le responden con el de Luz Elvira Quintero, la jurídica del municipio.

Además hay otros dos que por su contenido son más comprometedores, pero en los que el que habla no es el senador, sino funcionarios de la Alcaldía de Barranca que explican la presunta injerencia de Serpa en el trámite de una tutela. 

En el más diciente se escucha a Sol Reyes, una política de Barranca, decir que se reunió con Serpa y que él se habría comprometió a hablar con el procurador general, Fernando Carrillo, para interceder por el Alcalde, así como con Édgar Fandiño, quien para ese entonces era juez administrativo de Barranca, que es el papá de su secretario personal y quien, como contamos en La Silla, un mes más tarde sería nombrado Procurador Regional de Santander como cuota de Serpa.

Fandiño le dijo a La Silla que se declaró impedido  cuando llegaron a su despacho dos demandas que tenían que ver con la revocatoria y que las remitió al Consejo de Estado, corte que a su vez se declaró incompetente y ordenó devolverlo a su juzgado para que fuera tramitado.

"Aquí no se puede poner en entredicho mi nombre", aseguró el hoy Procurador Regional de Santander.* 

En el audio restante, el tema de conversación es una llamada que supuestamente realizaría Serpa a una juez (eso último no lo dice el audio, sino que lo explica La W) desde el teléfono de un tercero.

Ayer Serpa salió en La W a dar su versión, y negó tener alguna alguna injerencia en las decisiones que rodearon la revocatoria. Sobre el desayuno se negó a identificar el hombre que le pasó información, pero aseguró que no era un magistrado, y también negó haber tratado de interceder con Carrillo o funcionarios judiciales a favor de Echeverri

“Yo sí hice unas diligencias, todas lícitas, en el sentido de informarme de lo que estaba ocurriendo y transmití en dos o tres veces al alcalde lo que conocía”, dijo el Senador. “Quiero dejar claro que nunca hablé con el señor Procurador General de la Nación… nunca hablé con ningún magistrado, ni con ningún funcionario, ni absolutamente con ninguno”. 

Como eso aún es materia de investigación falta ver qué define la Fiscalía, pero lo que sí dejaron claro las filtraciones de La W es que Serpa es uno de los sujetos que está siendo indagado por lo que sucedió en Barranca en las semanas previas a la votación de la revocatoria de Echeverri. 

Eso le pega doble en este momento porque, además de que las filtraciones se conocieron a menos de un día de que hubiera salido derrotado en la consulta liberal con Juan Fernando Cristo y de que en su natal Santander su candidato hubiera perdido con casi la mitad de los votos que obtuvo Humberto de La Calle, esta es la primera vez en la historia reciente del país que su nombre aparece directamente involucrado en un escándalo de corrupción de esas proporciones.

Además la coyuntura también lo desfavorece, porque en momentos en los que el ‘cartel de la Toga’ tiene al país descubriendo los negocios entre jueces, magistrados y políticos para arreglar fallos, el tema es  más sensible. 

Precisamente, en ese proceso hay un elemento adicional y es la revelación de La W sobre que la Fiscalía también estaría tratando de establecer si a un juez se le pagaron $200 millones por una decisión relacionada con la revocatoria de Echeverri.

Como por ahora, no se han esclarecido los roles de ninguno o si efectivamente existe una carga probatoria fuerte que sustente esa afirmación, quedó flotando esa idea y con ella se reforzó la percepción de corrupción en lo que sucedió.

 

2

Una tutela que duró viva pocas horas es el eje transversal del escándalo 

En las mismas cuatro grabaciones en las que aparecen Serpa, el Alcalde y algunos de sus funcionarios hablando, el eje transversal de las conversaciones es una tutela, que nadie ha nombrado directamente hasta ahora y que con la euforia de la revocatoria terminó pasando de agache.

El 28 de junio el Juzgado Segundo Promiscuo de Familia de Barrancabermeja decidió suspender la convocatoria a las urnas como medida preventiva en el marco del trámite de una tutela que había sido interpuesta por Bibiana Díaz, una habitante del municipio que argumentó que de realizarse la votación se le violaría su derecho al debido proceso. 

El argumento se basó en que como en el Consejo de Estado y en el Consejo Nacional Electoral, CNE, había dos denuncias en trámite relacionadas con un presunto fraude en el financiamiento de la campaña de los promotores de la salida de Echeverri, los barranqueños no podían decidir la revocatoria hasta que no se esclareciera si  las acusaciones eran verdaderas, porque en caso de que fuera así la votación estaría viciada.

Aunque esa decisión fue revocada al día siguiente porque por trámite le correspondía a otro juzgado, y de hecho Serpa en La W desvirtuó la injerencia de su grupo político en las decisiones de la revocatoria porque finalmente la votación se realizó, algunas grabaciones refuerzan la idea de que a lo que se referían todos los interceptados es a esa tutela.

La primera es la grabación en la que Serpa habla con Echeverri sobre su reunión con el “hombre del desayuno”. En ella dice que “ya la decisión de la tutela se la notificaron a las 4 de la tarde que es una acción preventiva” y anticipa que ahora en el Consejo “lo que hay es que definir de fondo”

El contenido de esa conversación coincide con el fallo de la tutela, que fue publicado en un trino por el Consejo Nacional Electoral, CNE, a las 6 de la tarde (dos horas después de la supuesta notificación), y en el que efectivamente se dice que como medida preventiva se suspendería la revocatoria hasta que no existiera decisión de fondo sobre la denuncia.

En la conversación entre Sol Reyes y el Alcalde sobre una supuesta reunión de ella con el Senador Serpa, sale a relucir el nombre de Hugo Campo, quien fue el abogado detrás la estrategia jurídica de defensa a Echeverri.

Por ejemplo, Bibiana Díaz, quien fue la autora de la tutela que suspendió la revocatoria por varias horas, es su nuera, y de hecho cuando La Silla le preguntó a mediados de año sobre el contenido de lo que estaba tutelando se negó a hablar y dijo que Hugo Campo era el encargado de ese tema.

La tercera vez que aparece la tutela como eje transversal, es en la explicación que le dio La W a una grabación de una conversación entre el secretario general de Barranca, Diego Acosta, y Luz Elvira Quintero, la jurídica del municipio, en la que se habla de que Serpa llamaría a una mujer desde el teléfono de un tercero. 

Según la emisora, esa persona sería la “Juez a la que le llegó la tutela para tumbar la revocatoria”. La coincidencia está en que en efecto fue una mujer -María Luisa Flórez Herrera- la que decretó la suspensión de la revocatoria a cuatro días de la votación. 

Así que aunque la revocatoria solo terminó suspendida por unas horas, con las grabaciones se desenterró el episodio y tomó más fuerza que cuando desestabilizó la votación a cuatro días de que se abrieran las urnas.

 
3

Replantea el debate sobre el fracaso de las revocatorias

Este año todas las revocatorias que han sido llamadas en el país han naufragado porque no alcanzaron el umbral, pero los audios despertaron el debate sobre la inutilidad del mecanismo y pusieron sobre la mesa otra cara de por qué fracasan.

El tema no es nuevo. Durante las votaciones de este tipo de consultas, es común que se denuncie la restricción del parrillero en lugares donde ese es el principal método de transporte, que amanezcan vías cerradas, sectores sin agua (pasó en Ocaña), o que coincida toda la agenda institucional de la Alcaldía el día de la votación. 

En las grabaciones de Barranca, lo revelador es que más allá de las actividades (prohibición de parrillero, sancochos, bazares, reuniones, y hasta cultos en iglesias), algo que La Silla denunció que estaba sucediendo durante la votación, la Alcaldía incluso habría acudido a estrategias de intimidación

La conversación más diciente es la que sostuvo Echeverri con Carlos Moreno a quien le dice que está apelando a su personalidad de hace cinco años y le pide que busque a “unas 20 o 30 personas así tropeleras” para mantener la abstención en las urnas.

La W lo presentó como un desmovilizado paramilitar, pero ayer en medios negó la veracidad de esa versión y dijo que era un líder de San Vicente del Chucurí  que nada tenía que ver con el conflicto.

Adicionalmente, entra a jugar otro factor. En varios audios queda en el aire la posibilidad de que se utilizaron recursos de la Alcaldía para pagar la campaña anti-revocatoria y solo eso, además de que es ilegal, hace que exista una desventaja inmensa entre los revocadores y el mandatario.

En esa campaña, como contó La Silla, Echeverri hasta llamó a Ancizar Casanova, el estratega político que le manejó la campaña a la Gobernación a Didier Tavera hace dos años, para contrarrestar el efecto del Sí. 

Dos meses después de la revocatoria, a Casanova le adjudicaron un contrato en la Alcaldía para desarrollar la estrategia de comunicaciones de Barranca.

 
4

Vuelve a quedar en vilo la legitimidad de Echeverri (y su continuidad)

Como contó La Silla, con los resultados de la revocatoria, que cerraron con solo 16 mil de los 44 mil votos que se necesitaba para pasar el umbral, una de las grandes conclusiones estuvo en que Darío Echeverri había ganado legitimidad.

La razón estaba en que él ganó la Alcaldía con solo el 30 por ciento de los votos, y ese era un argumento recurrente de la oposición para quitarle peso a su administración, y que también se convertía en caballito de batalla cuando tomaba decisiones impopulares. 

Sin embargo, con lo que quedó al descubierto con las grabaciones, Echeverri termina incluso atrás de su propio punto de partida. 

Por ejemplo, aún no ha salido a medios a dar su versión sobre las grabaciones, y aunque le contestó a La Silla los mensajes, dijo que no se pronunciaría porque se encontraba de licencia desde el sábado y solo regresaría hasta dentro de 15 días.

A eso se suma, que en los últimos meses Echeverri ha desgastado su imagen porque no solo ha sido blanco de críticas por la poca contundencia de su administración contra la contaminación de los rellenos sanitarios en inmediaciones de la Ciénaga de San Silvestre (es la que abastece de agua al municipio), y sino que tampoco ha tenido resultados en la pelea por la modernización de la refinería de Ecopetrol.

Ahora, su mandato también dependerá de si con esa carga probatoria, la Fiscalía decide llamarlo a imputación junto a los funcionarios que aparecen salpicados.

Si lo hace, les pide medida de aseguramiento y un juez la otorga, la Alcaldía de Barranca quedará en el peor de los mundos posibles: sin plata, con problemas sociales y ambientales gruesos, y en la previa del arranque de un  potencial nuevo gobierno que por tiempos (ya no alcanzarían a llamar atípicas) sería puesto por el mismo grupo de Echeverri.

.

 
5

Serpa defiende hasta el final a sus protegidos

Históricamente Serpa ha demostrado que aboga por sus ahijados políticos hasta las últimas consecuencias. 

Lo hizo cuando en el 'Proceso 8.000' se convirtió en el principal escudero de Ernesto Samper y mantuvo siempre que el entonces Presidente nunca se enteró que dineros del narcotráfico habían infiltrado la campaña, en la que él había sido uno de los directivos. A pesar de que algunos funcionarios fueron condenados por este escándalo, en 1996 Serpa logró convencer a la bancada liberal en el Congreso para que la Cámara no acusara a Samper ante el Senado y a él la Procuraduría lo absolvió en primera instancia.

Hace dos años repitió la fórmula cuando emprendió una  defensa a capa y espada de la entrega del aval liberal para candidato a la Gobernación de Santander a Didier Tavera. 

Los reparos nacieron porque Tavera es hijo de Ernesto Tavera, un desaparecido narcotraficante, y había militado en el viejo PIN, partido del parapolítico Luis Alberto ‘el Tuerto’ Gil. El principal opositor a esa decisión fue Alejandro Galvis Ramírez, quien es dueño de Vanguardia Liberal, uno de los cacaos de Santander y su amigo de infancia.

Aunque Galvis condicionó su permanencia en el liberalismo a ese aval, Serpa prefirió aliarse con Tavera y de pasó terminó su amistad de décadas con ese cacao de Santander. 

Y lo volvió a hacer ayer en La W cuando se refirió a Darío Echeverri. 

Cuando a Serpa le preguntaron por la conversación de un presunto exparamilitar con el Alcalde Echeverri para mover a “tropeleros” con la intención de obstaculizar la asistencia a las urnas, aseguró que no veía nada malo en la conversación.

“Tropeleros quiere decir que sean luchadores, ese es un término que se usa en política muy frecuente… lo que veo es un Alcalde preocupado por la revocatoria… yo creo que eso es legítimo”, dijo el Senador en La W.

Serpa también excusó la prohibición del parrillero en moto el día de la votación en que eso había sucedido en varios municipios durante la revocatoria, y en que la baja asistencia a las urnas fue resultado de la “campaña sucia” de los promotores de la revocatoria.

“Yo vi una ciudadania que no quería que al Alcalde lo revocaran”, señaló Serpa.

Así que nuevamente su fidelidad pasa la prueba.

 

 

 

Nota de la editora: Después de la publicación de esta historia agregamos la versión del procurador regional de Santander, Édgar Fandiño, sobre lo ocurrido con el trámite de las acciones interpuestas por el Alcalde Darío Echeverri para frenar su revocatoria mientras él fue juez administrativo. 

Comentarios (1)

LILIANA

21 de Noviembre

0 Seguidores

Y no solo es recordada esa fidelidad de Serpa ahí. En el caso del asesinato d...+ ver más

Y no solo es recordada esa fidelidad de Serpa ahí. En el caso del asesinato de mi padre David Nulez Cala en el que es acusado su amigo el ex senador Aristides Andrade, quien huye de la justicia, Horacio Serpa ha dicho en repetidas ocasiones que mete las manos al fuego por él. A pesar de que huye de la justicia y que se espera en cualquier momento un fallo de la Corte Suprema de Justicia

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia