Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 16 de Enero de 2018

7389

0

Esta tarde Johnny Peñaloza sacudió al Santander político al anunciar su renuncia a la lista a la Cámara de Cambio Radical. 

La conmoción la causó porque a pesar de que su mayor credencial política es haber sido alcalde de Oiba (un municipio de 11 mil habitantes en Santander), estaba en la carrera legislativa como la ficha del exgobernador condenado por parapolítica, Hugo Aguilar. 

 

Por eso, no solo se perfilaba como una de las cámaras seguras en Santander para el próximo cuatrienio, sino también como el nuevo alfil de ese clan, que este año medirá su fortaleza electoral sin la Gobernación de su lado y con Aguilar papá en la mira de la Fiscalía por la inexplicada fortuna de su familia.

Sobre las razones de su salida la versión más fuerte que ha circulado hasta ahora y que se la contaron a La Silla cinco fuentes por aparte, dos de las cuales lo supieron de primera mano, fue la plata para financiar la campaña.

Tres de esas fuentes nos aseguraron, que la decisión se tomó tras una reunión que tuvo lugar hoy al mediodía en la que además de Peñaloza estuvieron Richard Aguilar, quien aspira al Senado por Cambio, y el Coronel. 

Todas coincidieron en que el motivo era pedirle apoyo económico a Richard y a Aguilar papá porque el ritmo de gastos de la campaña lo había rebasado, ya había acabado el plante con el que había iniciado y no tenía cómo responder. 

Dos de esas mismas fuentes también coincidieron en que aunque él estaba pidiendo un crédito para financiar las ocho semanas que restan de campaña, aún no se lo habían aprobado y que por eso necesitaba que lo respaldaran. 

La respuesta del Coronel fue que él no podía meterle plata porque la Fiscalía lo tiene en la mira y cualquier movimiento de dinero lo meterí en problemas. 

En el caso de Richard la respuesta también fue negativa, entre otras, porque como ha contado La Silla, él nunca se sintió cómodo con Peñaloza como fórmula y la alianza la hizo para complacer a su papá con quien acaba de reunificarse políticamente. 

Precisamente la actitud de Richard, y en eso coincidieron todas las fuentes con las que hablamos, fue el segundo detonante de la renuncia. 

“Usted puede revisar todas las entrevistas que ha dado Richard y en ninguna nombra a Peñaloza”, dijo una de esas fuentes. “Lo tenía completamente desconocido y él necesitaba el apoyo en el área metropolitana porque solo con los votos de provincia (donde más mueve el Coronel) no le alcanzaba”. 

Johnny negó que esas versiones fueran ciertas y reiteró que su decisión obedeció a temas personales pero no profundizó. Esa misma versión la retomó Aguilar papá a través de su redes. 

Hugo Aguilar nos aseguró que su grupo no apoyará a ningún candidato en particular y que la idea es que voten por cualquiera o por el partido para “afianzar el Senado de Richard”. 

En todo caso, con la salida de Jhonny Peñaloza de la carrera, mientras que el Coronel se queda sin ficha directa, a Richard Aguilar le queda el camino despejado para aliarse con los suyos. 

Aguilar hijo tiene a Edwing Ballesteros, su amigo personal y uno de sus aliados de antaño, en el Centro Democrático, así que se abre la posibilidad de que a través de su grupo le ponga votos, algo que no le quedaba tan fácil con el candidato de su papá en la carrera (en momentos en los que están estrenando la reunificación). 

Además, sin Peñaloza se reajustan los pesos de la balanza en la puja por las siete curules de la Cámara en Santander.

Dado que su nombre era uno de los fijos en las cuentas de todos los partidos, su ausencia despeja el camino para que las listas menos fuertes aumenten sus probabilidades de entrar.

Así que ahora con un solo caballo en la carrera los Aguilar se medirán el 11 de marzo. Si a Richard le resulta la aspiración tan bien como cree (dice que tiene 100 mil votos en Santander) terminará de abonar terreno para convertirse en la cabeza del clan en 2019, año en el que su familia quiere retomar el poder en la región luego de la estruendosa derrota de 2015.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia