Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 20 de Octubre de 2017

2535

1

Yidis Medina, la excongresista santandereana que se hizo famosa por aceptar que vendió su voto para permitir la reelección de Álvaro Uribe y encender un ventilador que dejó presos a seis políticos y funcionarios por ello, se montó al bus de la campaña presidencial de Piedad Córdoba.

Desde hace un mes coordina su recolección de firmas en Santander, Norte de Santander y Cesar, maneja los equipos locales, y tiene la meta de recoger al menos 120 mil del millón de firmas que se propuso la campaña de Piedad.

De hecho, hoy llegó con Piedad a Bucaramanga para hacer campaña,  una ronda de medios y reunirse con 70 líderes de la ciudad y de las provincias de Santander.

Con eso, Medina se reencauchó en el debate político nacional y volvió a encender su maquinaria que, desde la condena por el delito de cohecho, se había movido solo en su natal Barrancabermeja.

Yidis y Piedad se conocen desde que se encontraron como víctimas en los procesos por las chuzadas del DAS y desde entonces se han acercado. 

Recientemente hicieron algunas apariciones juntas: hace un año coincidieron en uno de los eventos del Sí al plebiscito, donde Córdoba la invitó a acompañarla en esa campaña y Medina fue una de las asistentes al acto de inscripción del movimiento de Córdoba para recoger firmas.

Sobre la campaña empezaron a hablar porque, según le dijo Piedad a La Silla, Yidis le ofreció su apoyo. 

El papel de Medina es clave para Piedad porque en el oriente tiene parte de su nicho electoral, con dos de las circunscripciones especiales de paz (la del Catatumbo y la del Magdalena Medio), zonas que seguramente serán el fuerte de su campaña, porque en ellas están concentradas las mesas de víctimas y de minorías a las que tradicionalmente ha sido cercana.

Justamente allí Yidis tiene terreno ganado porque, como contó La Silla, desde que cumplió su condena ha hecho lobby para proyectos de víctimas.

De hecho, apalancada en ellas, ya ha recogido 20 mil firmas en el Magdalena Medio, según la campaña.

Además de Yidis, Piedad también contará en Santander con el respaldo del controvertido exalcalde de Bucaramanga Héctor Moreno Galvis quien está en juicio por el carrusel de fundaciones con el que se perdieron varios cientos millones de la ciudad en contratos que fueron entregados a fundaciones y que jamás se ejecutaron o lo hicieron a medias.

Aunque Galvis aceptó los delitos de falsedad en documento, destrucción, supresión y ocultamiento de documento privado y peculado culposo y firmó un preacuerdo en agosto del año pasado con la Fiscalía a cambio de 36 meses de prisión y una multa de $238 millones, en diciembre pasado un Tribunal revocó el acuerdo por considerarlo injusto para la víctima (el Municipio) y benevolente para el exalcalde, quien fue el jefe de la última campaña del Senado de Piedad y es su amigo personal.

Sobre eso, la precandidata le dijo a La Silla que desconocía los alcances de los líos judiciales de Moreno.

En todo caso y más allá de los líos judiciales de sus allegados en Santander, Piedad tiene a su favor que Yidis cuenta con práctica en recoger firmas, como las que obtuvo este año cuando comandó el intento de revocatoria al alcalde de Barrancabermeja, Darío Echeverri, porque le incumplió los acuerdos burocráticos de la campaña de 2015.

Comentarios (1)

Robin Hood

21 de Octubre

0 Seguidores

Piedad recurriendo a las mismas practicas corruptas del CD+CR o combinacion d ...+ ver más

Piedad recurriendo a las mismas practicas corruptas del CD+CR o combinacion d todas formas d lucha para llegar al poder q ella siempre ha criticado. Jamas le he creido a ella x lo q me han contado importantes lideres afro hace ratoooo. Siempre posando oportunisticamente con esos vestidos africanos y turbantes d negra. Dice desconocer los problemas judiciales d Galvix, yo no le creo...

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia