Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ana León · 28 de Octubre de 2017

2790

1

Desde hace poco más de un mes Marta Lucía Ramírez arrancó a recoger firmas para inscribir su candidatura a la Presidencia. En Santander su campaña cogió vuelo con el grupo político del alcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, quien además de ser su principal aliado en el departamento, tiene a sus manos derechas moviendo su estructura para apalancarla.

La estructura que renace

En 2015, la campaña de Mantilla estuvo impulsada por una mezcla de políticos tradicionales de Santander, el voto de opinión que arrastró por ser joven y su discurso de renovación, y por su propio grupo político, Renace Floridablanca, con el que se inscribió por firmas.

Si bien cuando se eligió empezó a devolver todos los favores y en la repartija burocrática de su administración les dio participación a todos los sectores, hubo uno en particular -el de Marta Lucía Ramírez, su madrina política y a quien le gerenció la campaña en Santander en 2014- que salió beneficiado.

De esa cuerda llegaron Juan Carlos Ostos, secretario de Educación, Claudia Ramírez, quien se convirtió en la Secretaria Privada de Mantilla, y David Botía, quien llegó a la Secretaría General.

Esos dos últimos cargos fueron claves, porque Ramírez como secretaria privada del Alcalde, lo acompañaba a todas partes y según dos líderes comunales de Floridablanca, era un enlace entre las juntas de acción comunal y el Alcalde. Y Botía, articulando todo el manejo administrativo de la administración se convirtió casi que en el segundo a bordo de la Alcaldía.

Aunque los dos se mantuvieron en esos cargos desde que Mantilla se posesionó, una vez Marta Lucía Ramírez anunció que arrancaba nuevamente su carrera presidencial, el panorama en el gabinete de Floridablanca cambió.

Un mes después de iniciada la recolección de firmas de Ramírez en el país, Claudia Ramírez y David Botía renunciaron a sus cargos para entrar a trabajar en Renace Santander (la primera como la cabeza y el segundo en temas administrativos), que como contó La Silla, es el nombre con el que se rebautizó el movimiento de Mantilla para expandirse en el departamento, tras varios meses fortaleciéndose en Florida.

Un grupo de comunales del municipio cercanos a la administración y dirigidos por el presidente de Asojuntas, Juan Mario Ruíz, quien el año pasado fue contratista de la Alcaldía de Mantilla. Por su cargo, Ruiz se ha convertido en el principal interlocutor entre el gobierno y los líderes del municipio, llevan lo que va del año haciendo trabajo político para construir las bases de Renace Santander.

“Queremos que las organizaciones de Floridablanca participen en la estructuración de poder de Floridablanca (en 2019). La idea es organizarnos”, dijo a La Silla Ruiz.

Además, a la par de sus actividades comunales, muchas de las cuales están estrechamente relacionadas con la Alcaldía, como el banco de materiales con el que Mantilla hará pequeñas obras de la mano de las juntas de acción comunal, Ruiz -junto a 15 dirigentes locales más- está impulsando la campaña de Marta Lucía, y consolidándole una base, que, según sus propias cuentas, es de 1.500 personas en el municipio donde manda Mantilla.

 

El favor

La primera vez que se mostró la maquinaria que el presidente de Asojuntas empezó a moverle a Marta Lucía fue hace dos meses, cuando en medio de su correría por todo el país y veinte días antes de que renunciara al Partido Conservador, realizó una reunión política en Piedecuesta.

A esa reunión, que se realizó después de un desayuno de Marta Lucía con Juan Mario Ruíz y varios líderes de Floridablanca (muchos de los cuales han tenido contrato con la administración de Mantilla, según las cuentas que hizo en ese momento la campaña de la precandidata asistieron 4 mil personas.

En La Silla no logramos contrastar esa cifra, pero lo que sí evidenciamos fue que gran parte de los asistentes llegaron de Floridablanca promovidos por Renace Santander, quienes además de tener delegaciones hasta por barrios tuvieron transporte. Marta Lucía, incluso les agradeció el apoyo en un video.

Aunque, en su momento en Floridablanca se rumoró que contratistas de la Alcaldía de Floridablanca también habrían asistido al evento, no encontramos pruebas de eso; sin embargo, sí encontramos que al menos dos de los hombres de confianza de Mantilla estuvieron allá.

Por un lado, hizo presencia Emiro José Castro Meza, un samario que viene de trabajar con Marta Lucía y que ha trabajado con Mantilla como asesor y contratista;  y por otro, Jorge Iván Villamizar Gómez, quien fue del equipo base de la campaña de Mantilla y también es contratista de su administración (fue uno de los que estuvo en tarima al lado de Marta Lucía durante el evento).

Y ahora que Marta Lucía está recogiendo firmas formalmente, Renace Santander se empezó a mover en torno a esa tarea.

Después de su salida de la Alcaldía, la exsecretaria privada de Mantilla -Claudia Ramírez- inició la correría con planillas por provincias en Santander y los líderes comunales que están en Renace Santander por los barrios de Floridablanca

Sobre todo en Floridablanca es donde se ha hecho más visible el proceso.

Por un lado, dos contratistas de la Alcaldía le dijeron a La Silla que les han pedido el favor de que recojan firmas para Marta Lucía. Aunque a renglón seguido explicaron que la petición no ha sido en tono de obligación, sí dijeron que les piden entre 75 y 100 firmas, pero se negaron a dar más detalles.

Por otro lado, está el trabajo con las juntas de acción comunal.

Llamamos a nueve presidentes de junta de acción comunal y tres nos contaron que en efecto les han pedido el favor de recoger firmas para Marta Lucía. Y si bien no nos dijeron que el favor era para la Alcaldía, sí nos contaron que el contexto en el que les han pedido la colaboración ha sido hablando del programa del banco de materiales.

“Nos reunimos (varios presidentes de junta de acción comunal) para hablar de un requisito para acceder al banco de materiales, unos papeles que hay que presentar a la Alcaldía (...) y ya cuando acabamos ese tema, aparte me dijeron que si podía colaborar con 100 firmas (...) como colaboración pero usted sabe que eso le piden a uno es por algo”, le dijo a La Silla una de esas fuentes.

Una de esas tres fuentes nos dijo que quien está en esa tarea es precisamente Juan Mario Ruiz de Asojuntas y aunque él nos reconoció que sí está recogiendo firmas, negó que lo hiciera en reuniones de comunales para tratar temas como los del proyecto del banco de materiales.

A esos hilos que unen a la Alcaldía con la campaña de Marta Lucía, se suma el hecho de que en Floridablanca hay una camioneta con propaganda de Marta Lucía y de Renace Santander que La Silla confirmó es de propiedad del tío del Alcalde, José Ignacio Rueda Lizcano.

La Silla habló con el Alcalde y negó que alguien de su administración estuviese recogiendo firmas y añadió que si alguien de la campaña de Marta Lucía ha entrado a la Alcaldía a pedir firmas, él no podía impedir eso porque “cualquier persona de recolección de firmas (puede entrar)...yo lo hice en campaña. Yo entraba a la Alcaldia y entraba a edificios publicos porque pueden entrar”.

Sobre el rol de sus exsecretarios en la campaña de Marta Lucía y específicamente de Renace Santander como continuidad de Renace Floridablanca, Mantilla le dijo a La Silla que tras la renuncia ellos eran libres de volver a hacer política pero que él era ajeno a su actividad. Sobre la participación de su familia aseguró que políticamente él se ha hecho más con la familia Mantilla que con los Rueda, que por lo tanto lo político lo definen desde la familia Mantilla y añadió: “yo no puedo negar la amistad con Marta Lucía pero tenemos claro en nuestra familia que hoy estamos en la Alcaldía de Floridablanca y mi familia es solidaria con esta posición neutral". 

La apuesta

La movida de poner a Renace como la gasolina de Marta Lucía en Santander le funciona en varias vías a Mantilla.

Por un lado, le devuelve el favor a su madrina política, Marta Lucía, luego del respaldo que le dio al interior del Partido Conservador cuando Mantilla peleó el aval de esa colectividad contra los Díaz Mateus y una vez perdió esa puja, lo respaldó en su candidatura por firmas con la que coronó la Alcaldía.

Por otro, aprovecha las correrías (ya han recorrido Puerto Wilches, Barrancabermeja, Socorro, Oiba, San Gil, entre otros municipios)  para presentar en sociedad a su grupo político a nivel departamental y así mismo ir sumando aliados para sus apuestas para el Congreso en 2018.

Como lo habíamos contado, el grupo de Mantilla estaba entre lanzarse al ruedo con un candidato propio a la Cámara por el Partido Conservador o simplemente respaldar a los congresistas que también pusieron su maquinaria para que él llegara a la Alcaldía.

Sin embargo, La Silla confirmó que se inclinó por la primera opción y que la decisión es lanzar a Carmen Lucía Agredo, la exconcejal conservadora de Bucaramanga que desde hace cerca de ocho meses está trabajando con Renace Santander.

“El lunes se inscribe como candidata a la Cámara por el Partido Conservador, representando nuestra corriente de Renace”, le dijo a La Silla un miembro del equipo de Mantilla.

Esa misma fuente también nos contó que inicialmente ven la campaña a la Cámara más como un ejercicio para visibilizarse que como una posibilidad real de ganar, y más teniendo en cuenta que una candidatura propia le implica enfrentarse a los congresistas que lo respaldaron como el representante Fredy Anaya, el exalcalde Néstor Díaz y su hermano el representante Marcos Díaz Barrera, y los senadores Doris Vega, Bernabé Celis y Jaime Durán.

Pero más allá de la suerte de su ficha, lo cierto es que con las firmas de Marta Lucía y con caballo propio en la carrera por las legislativas, Renace Santander toma forma y pavimenta el terreno para las locales de 2019, año en el que quiere consolidarse en el escenario de poder local y como plataforma de Mantilla.

Comentarios (1)

Varito

29 de Octubre

0 Seguidores

El señor mantilla ha perdido mucha credibilidad con lo de las fotomultas y la...+ ver más

El señor mantilla ha perdido mucha credibilidad con lo de las fotomultas y la persecución indiscriminada contra los motociclistas declarándose enemigo de los mismos,aclaró no manejo moto, pero veo como los persigue con la policía que debería estar velando por la seguridad ciudadana y no persiguiendo a quién está trabajando y lo quiere convertir en ladrón por no tener en q más trabajar

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia