Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ana León | Jineth Prieto · 17 de Junio de 2019

10752

0

Hace casi 8 años, cuando Luis Alberto ‘el Loco’ Quintero estaba a punto de terminar su quinto mandato en Girón, hizo un negocio con el que favoreció de frente a la familia Tavera, la misma del Gobernador de Santander, Didier Tavera.

Constituyó una empresa público-privada para que se encargara de todas las operaciones de tránsito en ese municipio y los escogió de socios.

Hace una semana la Procuraduría inhabilitó a Quintero diez años por la manera en la que se repartieron las utilidades de ese negocio y con eso sacó por un buen tiempo del tablero electoral a uno de los políticos más poderosos de ese municipio del área metropolitana de Bucaramanga.

El fallo

En noviembre de 2011, a tantos meses de que Quintero dejara la Alcaldía se movió para dejar andando un negocio a 20 años en el municipio.

 

Logró la autorización del Concejo para tercerizar la prestación de los servicios de tránsito del municipio montando una empresa con un privado que, según se dijo en ese entonces, era necesario porque se encargaría de proporcionar y operar la sistematización de la información de la Secretaría de Hacienda y la de Tránsito, así como operar los recursos para el funcionamiento de la Secretaría de Tránsito. 

En ese momento se pactó que el municipio tendría la participación minoritaria con 45 por ciento y que el privado que encontrara sería mayoritario con el 55 por ciento, y que las utilidades se repartirían en esa proporción. 

También, que para que el privado pudiera acceder a ese beneficio debía poner $165 millones, que era el capital equivalente a las acciones que había adquirido. 

Sin embargo, la Procuraduría encontró que eso último no se cumplió.

Para arrancar el privado solo puso $120 millones y se demoró casi tres años en poner los $45 millones restantes.

Aún así ese ente de control halló que durante todo ese tiempo el municipio sí le giró el porcentaje del recaudo correspondiente a los $165 millones que lo hacían dueño del 55 por ciento de las acciones.

En total fueron $658 millones de más los que recibió sin tener derecho a hacerlo.

Por esa razón, la Procuraduría determinó que Quintero cometió una falta gravísima que se vio reflejada en el detrimento al patrimonio público porque no hizo todo lo que estaba a su alcance por proteger los intereses del municipio. 

“Tenía el burgomaestre, ya en los últimos meses de su gobierno, el interés solo en beneficiar a un tercero particular”, dice un apartado del fallo. 

El tercero particular, es la familia del gobernador de Santander, Didier Tavera.

Los Tavera

Growing Network S.A. es, como lo hemos contado en La Silla, uno de los negocios de los Tavera en Santander. 

Fue creada en 2004 y un año después el primer renglón de la junta directiva era Omar Lengerke Pérez, actual rector de las Unidades Tecnológicas de Santander y esposo de Maga Judith Morales Tavera, prima del Gobernador Didier Tavera.

Luego, por lo que La Silla pudo rastrear en los documentos registrados en la Cámara de Comercio, empezó a figurar como accionista y para 2008 alcanzó a ser el mayoritario con 25 por ciento. 

Magda Judith era la representante legal de Growing Network cuando esa empresa se quedó con el negocio de Tránsito de Girón en 2011, luego de que el ‘Loco’ Quintero sacara una licitación en la que fueron los únicos oferentes. 

Para 2016 Luz Stella González Rey, tía de Karina González, quien a su vez es esposa de Martín Tavera, tío del gobernador y el más poderoso de esa familia debido a su músculo financiero, pasó a ser la representante legal.

Según su cuenta de Facebook, Luz Stella fue delegada para los santanderes de Fedepanela, federación que representa los intereses de otro de los grandes negocios de los Tavera: el comercio y la producción de panela. 

 Actualmente es la representante de la agencia de viajes A Volar Ltda, de la que es accionista su sobrina Karina.

Desde 2016 esa agencia ha contratado con la Empas, Idesan, Cdmb, UIS, Concejo de Floridablanca y otras entidades de la región la compra de pasajes aéreos.  En las dos primeras los Tavera tienen poder burocrático directo. 

Los Tavera, y particularmente Martín Tavera es conocido en los círculos políticos de Santander como amigo de Quintero, quien más allá de Growing les dio juego en tránsito en toda su administración.

En 2008  ‘El Loco’ Quintero nombró en la Secretaría de Tránsito a  Nelson López Rodríguez, tío de Didier Tavera y medio hermano de Martín.

En ese cargo se mantuvo gran parte del periodo y luego fue reemplazado por Germán Aponte, quien según una fuente de adentro del Partido Liberal, ha sido nombrado en diferentes cargos como cuota del Senador Miguel Ángel Pinto Hernández (esposo de Claudia López Rodríguez, tía de Didier Tavera).

Pero, incluso, la injerencia de los Tavera se ha mantenido intacta en las siguientes administraciones.

En la Alcaldía de Héctor Josué Quintero fueron nombrados en tránsito Carlos Salamanca, Liliana Carrillo y Clinfort Bello, todos  como cuotas del senador Pinto. 

Carrillo es la esposa de José Domingo Cortés, quien para las elecciones de 2015 se lanzó a la Alcaldía de Barbosa con el aval de los liberales luego de haber sido militante activo de las dos campañas anteriores de Pinto al Congreso.

Bello, fue el mismo que representó en 2011 a Growing Network en la convocatoria en que esa empresa se convirtió en socia de Girón y fue ratificado en ese cargo por el actual alcalde de ese municipio, John Abiud Ramírez Barrientos.

Estuvo allí hasta inicios de 2017, según nos dijeron tres fuentes de Girón, porque el Alcalde sentía que “se mandaba solo”; sin embargo, eso no representó una ruptura con Growing Network. 

Si bien los dos secretarios que sucedieron a Bello (Elsa Arias, una funcionaria de carrera y actualmente el mayor de la Policía Juan Carlos Pinto) no son directamente de la línea de los Tavera como los anteriores, una fuente que trabajó hasta hace poco en la Alcaldía así como una que es cercana al actual secretario de Tránsito, nos dijeron que eso no ha afectado los intereses del privado, que a final de cuentas, tiene la concesión por la que el ‘Loco’ Quintero fue inhabilitado hasta 2031. 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia