Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ana León · 17 de Julio de 2018

3425

0

Este fin de semana el diputado de Cambio Radical, Édgar Suárez, acusó al alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, de estar detrás del volteo de tierras en la ciudad.

En su columna de El Frente Suárez, quien aspira a ser candidato de la Alcaldía de la capital el próximo año, habló de un predio de la constructora HG (empresa de Hernández) que habría salido favorecido por la exclusión de la zona de protección de una parte de su área, y lo habría convertido en el único ubicado en los Cerros Orientales que podría llegar a ser urbanizable.  

Eso luego de que Hérnandez anunciara que renunciaría si le descubrían un lote en ese lugar que fuera urbanizable.

Como después de las denuncias del diputado, inició un cruce de versiones sobre la veracidad de las afirmaciones, le aplicamos el detector de mentiras a su columna.

Encontramos que de las diez frases chequeables, cuatro son ciertas, tres falsas, dos debatibles, una engañosa, una exagerada y una insostenible.

“El “volteo de tierras” (...) es una práctica que él (Rodolfo Hernández) mismo ha venido realizando hace muchos años”

Edgar Suárez
Insostenible
 

Explicación: El volteo de tierras es la forma en la que políticos y constructores influyen en la modificación de los planes de ordenamiento territorial para valorizar sus predios. Aunque la carrera empresarial de Hernández ha estado en la construcción, principalmente a través de su empresa HG Constructora, hasta el momento no existen pruebas que sustenten la acusación y cuando lo consultamos para profundizar tampoco nos referenció soportes de esa afirmación.

 

“(El lote en el barrio Bajos de Pan de Azúcar a nombre de Hernández Gómez y Constructora S.A.) hasta el año 2015 era de protección rural”

Edgar Suárez
Falso
 

Explicación: Con esa afirmación el diputado mezcla dos cosas diferentes: la clasificación del suelo (rural, urbano o de expansión urbana) y su nivel de protección (es el que permite que se desarrollen proyectos en él y su magnitud). 

Sobre lo primero, no logramos verificar el uso que tenía antes de la actualización del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, que se hizo en 2014 en Bucaramanga debido a que no pudimos acceder a la versión anterior de ese documento.

Sin embargo, en lo que se refiere a la protección encontramos varias imprecisiones en la afirmación del diputado.

La primera es que la última modificación del área protegida del lote de la constructora del Alcalde fue en 2013 y no en 2015. La segunda es que no es cierto que hasta esa fecha estuviera completamente protegido. 

Según la Corporación Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, desde 1996 ese predio hace parte del Distrito de Manejo Integrado, DMI, es decir, estaba ubicado en zona de protección ambiental. 

En 2010, el Consejo Directivo de la Cdmb aprobó por acuerdo modificar el DMI y uno de los cambios fue que el 39,95 por ciento del lote de HG (equivalentes a 2,2 hectáreas), fue recategorizado y quedó como zona urbana pero protegida.  

Sobre el por qué ese lote y no los demás de los cerros orientales terminaron recategorizados, un boletín de prensa de la Cdmb con fecha de 2012, explica que se modificaron únicamente los que tenían asentamientos precarios. 

En 2013, nuevamente fue recategorizada la zona de protección ambiental y debido a que entre los cambios sustanciales desapareció la categoría de zona urbana dentro de las áreas protegidas, esa porción del lote de HG dejó de tener restricciones ambientales.

 

"En revisión del Drmi, excluyeron de este predio un área de 40.000 m2"

Edgar Suárez
Exagerado
 

Explicación: El predio de HG es de 56.464 metros cuadrados. Como explicamos atrás, el área del predio que ya no tiene protección ambiental corresponde al 39,95 por ciento, es decir 22.557 metros cuadrados.

 

"Quedando habilitadas (las áreas excluidas del Drmi) para recibir posteriormente en el POT la clasificación de suelo de expansión urbana"

Edgar Suárez
Cierto
 

Explicación: En efecto, una vez esa porción del lote de la constructora del Alcalde dejó de ser área protegida, pasó a ser resorte de la categorización del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, de Bucaramanga, que desde 2012 empezó a formular la entonces administración de Luis Francisco Bohórquez. 

En el trámite de ese proyecto, el Concejo pasó una proposición que aprobó que todos los predios que se habían excluido del Drmi desde esa fecha hacia atrás debían ser categorizados como zona de expansión urbana. 

Ese rango impidió que fueran desarrollados inmediatamente debido a que para convertirse en urbanizables deben estar sujetos a la llegada de servicios públicos (principalmente acueducto) y a un plan parcial que debe ser aprobado por la Alcaldía.

 

“En este predio se puede realizar hoy cualquier proyecto urbano constructivo en los cerros orientales”

Edgar Suárez
Falso
 

Explicación: Cómo explicamos atrás, según el POT de Bucaramanga, los predios que tienen uso de expansión urbana -como el de HG-, solo pueden ser habilitados para construir una vez tenga servicios públicos (principalmente acueducto) y sus dueños presenten a la Alcaldía un plan parcial y este sea aprobado por la misma entidad. 

Ese plan establece los usos específicos que puede tener un predio, según las condiciones del lugar. Por ejemplo, determina si se pueden construir edificios o únicamente casas, cuántas torres y de cuántos pisos, a qué distancia entre cada casa, entre otros. 

Según el secretario de Planeación de Bucaramanga, Juan Manuel Gómez, hasta la fecha la constructora HG no ha presentado un plan parcial para ese predio por lo que aún no puede construir. 

Tampoco tiene servicios de acueducto y alcantarillado, como lo comprobó La Silla ayer cuando lo visitó.

 

“Su predio rural que compró en 1993 por 150 millones cuando era rural y que en 2015 costaba 1.000 millones, consiguió usted pasarlo de rural a urbano en estrato 5 por “volteo de tierras”"

Edgar Suárez
Engañoso
 

Explicación: En el certificado de instrumentos públicos del predio dice que en 1993 costó $150 millones, pero no es cierto que haya pasado de uso de suelo rural a uso urbano. 

Como explicamos atrás, una porción del lote dejó de ser área protegida en 2013 por la homologación del Drmi y hoy es de expansión urbana, no urbano, algo que le impide desarrollar al dueño cualquier proyecto de construcción, mientras no cumpla con los requisitos del plan parcial y los servicios públicos..

 

“Este mismo predio hoy puede tener un avalúo de $50 mil millones, es decir 50 veces más”

Edgar Suárez
Debatible
 

Explicación:  La cifra de avalúo que da el diputado es el de un predio con uso de suelo urbano y no de expansión urbana. 

Le preguntamos a un perito así como un exfuncionario de la Alcaldía que conocen el predio cuál podría ser el valor comercial actual y mientras el primero nos dijo que el metro cuadrado actual debe costar $30 mil, el segundo nos dijo que $800 mil. 

Que sea más o menos dependerá de qué tanto se pueda construir allí y eso solo se sabrá cuando cuente con un plan parcial aprobado.

 

“(En el lote en mención) funciona un negocio comercial de PAIN BOL (sic) con nombre “The Jungle Paintball Park” sin permisos para funcionar”

Edgar Suárez
Cierto
 

Explicación: La Silla visitó el predio y en efecto allí hay un negocio de paintball. Hablamos por teléfono con la administradora del negocio y nos dijo que le paga arriendo a la constructora HG por utilizar el lugar. 

En el lote, también hay dos casas que, según nos contó una persona que vive en una de ellas, también le pagan arriendo a la constructora. 

El secretario de planeación, Juan Manuel González, nos corroboró que no existen permisos vigentes ni solicitudes para un negocio de paintball en ese predio. 

Así que en todo caso, la constructora del Alcalde usufructúa irregularmente ese lugar.

 

“A tan solo unos metros de este predio esta semana la Alcaldía de Bucaramanga anunció la renovación de un escenario deportivo por medio de la adjudicación de un contrato por valor de $980 millones”.

Edgar Suárez
Cierto
 

Explicación: A finales de mayo la Alcaldía convocó una licitación por $7 mil millones para remodelar ocho canchas de la ciudad y realizar obras complementarias. Entre esas está la del barrio Bajos de Pan de Azúcar, que colinda con el predio de HG y cuya intervención cuesta $979 millones. Al proceso se presentaron 53 propuestas que aún está en evaluación.

 

“(La remodelación del escenario deportivo es) en un rincón de la ciudad en Pan de Azúcar que a pocos beneficia y al lote del Alcalde para seguir aumentando este predio urbano su valor”

Edgar Suárez
Falso
 

Explicación:Le preguntamos a un experto en planeación municipal, a un perito y a un constructor qué tanto puede valorizarse el predio de HG por la remodelación de la cancha vecina y los tres coincidieron en decirnos que si bien embellece el sector y eso es un atributo que puede ayudar a la hora de vender un proyecto de construcción, por esa obra el lote no incremetará su valor comercial.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia