Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 25 de Octubre de 2018

1962

0

Luego de varias semanas de incertidumbre sobre la terna que el Partido Liberal presentaría para definir al nuevo Alcalde de Barrancabermeja, finalmente se definieron los tres nombres. 

 

La Silla confirmó que Francy Elena Álvarez Ospino, Mónica Castro Parra y Fernando Enrique Andrade serán los postulados para reemplazar a Darío Echeverri en el primer cargo de ese municipio, que es el segundo centro electoral más importante de Santander. 

Los tres nombres, como anticipamos hace un mes, tienen en común que son de la cuerda directa de Echeverri, quien desde febrero está asegurado por las investigaciones que le adelantan por presuntas irregularidades en contratación y por haber desplegado una estrategia para boicotear la revocatoria a su mandato que fue convocada en el municipio el año pasado.

Aunque con este paso quedaría abierta la baraja  para que el gobernador de Santander, Didier Tavera, escogiera el nombre, también confirmamos que ya todo está dado para que se designe a Francy Álvarez en el cargo. 

Las razones son dos.

La de fondo es en que ella fue la que se llevó la bendición de Echeverri, quien en la sombra definió la terna junto al grupo del representante liberal, Édgar ‘el Pote’ Gómez, uno de sus padrinos en la campaña de 2015.

La de forma está en que, además de que Álvarez ha trabajado políticamente con Echeverri desde hace años y fue por eso que entró a su gabinete y posteriormente se convirtió en una de sus manos derechas, no ha participado en política electoral y es conocida como una ficha técnica dentro de ese grupo. 

“Eso ayuda porque la tensión con la situación de Darío es muy alta en Barrancabermeja”, dijo a La Silla una fuente que conoce al grupo de Echeverri por dentro. 

Otra fuente aseguró: “No es una líder de esas que mueve masas. Es una pilosa que sabe ejecutar órdenes”.

Álvarez es abogada especialista en contratación y derecho laboral y seguridad social. Llegó a la Alcaldía de Barranca en 2016 como asesora del despacho, luego fue designada como secretaria de Gobierno y finalmente ocupó el cargo de Alcaldesa encargada en febrero de este año por decisión del mismo Echeverri cuando su detención no estaba en firme.

Antes de llegar a esa administración, fue contratista de la Contraloría del municipio y de la Alcaldía durante los gobiernos de Carlos Contreras y Elkin Bueno. 

Su cercanía directa con el controvertido Alcalde data de 2004 cuando trabajó en la Cámara de Comercio de Barrancabermeja mientras él fue su presidente ejecutivo. 

“Ella fue del combo que Echeverri empezó a armar en la Cámara. Ese es como el semillero del Alcalde”, dijo a La Silla una fuente que ha trabajado de cerca con Echeverri y pidió la reserva de su nombre para ahorrarse problemas con el grupo político.

Además, Álvarez es hija del exconcejal liberal Manuel Álvarez, y esposa de Eibar Oliveros, un abogado conocido en Barranca por ser militante de ese mismo partido.

Lo primero, según dos fuentes del municipio que lo saben porque se mueven dentro del grupo de Echeverri, ha sido clave para que ella despegara su carrera profesional como contratista en el sector público del departamento.

Pero más allá de eso, el nombre de Francy entra con doble ventaja en la terna.

La Silla supo que la postulación de Mónica Castro, la actual Secretaria General de la Alcaldía, fue de relleno porque no cumple los requisitos, debido a que la ley dice que quien ocupe ese cargo debe haber vivido tres años consecutivos en el municipio o haber nacido en él y ella solo lleva 2 y 9 meses allí.

Por su parte, el nombre de Andrade, jefe de la oficina de auto pavimentación del municipio, está más relacionado con el sector de los Serpa, que de Echeverri directamente. 

Aunque aún falta que la terna sea radicada oficialmente en el despacho del Gobernador Tavera para que designe al sucesor, lo que está claro por ahora es que Echeverri seguirá mandando en Barranca desde su detención domiciliaria por presunta corrupción. 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia