Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 12 de Agosto de 2019

8060

0

Dos audios que se filtraron de una reunión que convocó el representante uribista Óscar Villamizar con candidatos de dos provincias de Santander, mostraron que su grupo político planea moverse en contra de las directrices del expresidente Álvaro Uribe en la región para las locales de octubre.

 

Aunque el Centro Democrático coavaló a Ángela Hernández para la Gobernación, el condenado exsenador Alirio Villamizar, papá del congresista, presentó en la tarima del encuentro a Mauricio Aguilar, hijo del parapolítico Hugo Aguilar, y le abrió micrófono.

La movida levantó una polverada y ya repicó en Bogotá, pero no tomó por sorpresa a buena parte de la militancia local.

La reunión

La semana pasada entre los candidatos del Centro Democrático de la provincia guanentina y comunera circuló por WhatsApp una invitación para que asistieran al Hotel Castillo Resort en San Gil a una reunión con el representante Óscar Villamizar. 

 

Según le contaron a La Silla dos militantes del partido que lo supieron de primera mano y que coincidieron en los detalles, el motivo era la consolidación de estrategias para el 27 de octubre y por esa razón candidatos de todas las vertientes asistieron. 

La reunión, según esas mismas fuentes, tuvo dos tiempos.

En el primero se proyectaron videos con un balance sobre lo que ha hecho Óscar Villamizar desde que se posesionó en la Cámara; y luego el mismo congresista tomó el micrófono y pasó al frente a los candidatos del partido a las Alcaldías del Socorro (Noralba Márquez) y de San Gil (el actual diputado Jesús ‘Chucho’ Villar), y posteriormente presentó a Hugo Cardozo (sobrino del exalcalde de Piedecuesta Raúl Cardozo), quien es uno de los dos candidatos que lleva a la Asamblea. 

El segundo fue cuando Óscar le entregó el micrófono a su papá Alirio, quien fue condenado a 9 años de prisión por dar su voto para permitir la reelección de Álvaro Uribe a cambio de una Notaría.

En ese momento, nos detalló una de las fuentes, quitaron la propaganda de todos los candidatos, y el condenado exsenador, cuyo protagonismo en el uribismo local también quedó en evidencia durante la etapa de la entrega de avales, habló de su grupo político.

Después, especificaron las dos fuentes, Alirio les pidió a todos los asistentes que guardaran los celulares y que no tomaran fotos, y fue ahí cuando le dio la entrada a Mauricio Aguilar, quien es el tercero de su clan que aspira a la Gobernación de Santander, y se avaló por un movimiento que bautizó Siempre Santander y por el Partido Conservador.

Según uno de los políticos que estuvo presente y que nos habló bajo la condición de que reserváramos su nombre para evitarse problemas, Óscar se salió del auditorio desde que Alirio empezó a hablar y no entró cuando Mauricio estaba en la tarima.

“Alirio va y pone la cara porque no tiene impedimento y Óscar se queda a un lado”, dijo esa fuente. “Pero el mensaje que a todo el mundo le quedó fue que los dos estaban con Mauricio”.

Como los audios se filtraron y llegaron hasta Bogotá, La Silla supo que ayer llamaron al congresista, quien será el primer vicepresidente de la Cámara esta legislatura, para pedirle explicaciones.

Nubia Stella Martínez, directora del Centro Democrático, le dijo a La Silla que Villamizar le había negado ser el organizador de la reunión o tener algo que ver con ella.

Sin embargo, él mismo subió a su cuenta de Twitter varias fotos del encuentro que fueron tomadas antes de que Mauricio Aguilar apareciera en escena.

Pero independientemente de si la versión de Óscar es cierta o no, en Santander la presencia de Aguilar en una reunión de esa casa política no tomó por sorpresa al grueso de los militantes.

La movida anunciada

Durante la discusión para la entrega del aval para  la Gobernación de Santander, Óscar Villamizar pasó de agache en el partido y se marginó.

Según nos dijo en su momento, su decisión estaba dada en que no tenía candidato para ese cargo y en que prefería esperar una directriz.

Sin embargo, dentro del uribismo en lo local la apartada empezó a leerse como un anticipo de que en la campaña no iba a estar con el candidato del partido para ese cargo.

La teoría tomó fuerza cuando el excongresista de La U Holger Díaz, quien fue su jefe de campaña y hacía parte de su Unidad de Trabajo Legislativo, aterrizó en la aspiración de Elkin Bueno, el candidato de Cambio Radical.

En ese momento esa movida se interpretó como que el potencial destino de los Vilamizar estaba en esa campaña, pero como a juzgar por los audios, las apuestas del grupo realmente terminaron con Mauricio Aguilar, la lectura cambió.

Sobre el por qué, tres fuentes uribistas nos hablaron de que es probablemente que las mediciones internas de las campañas hayan tenido que ver debido a que Bueno está marcando en el cuarto puesto de seis posibles y Aguilar de segundo y despegado del resto del lote.

"Los Villamizar hacen política de acuerdo a números. Si las cuentan no les dan por un lado se cambian al otro sin mayor problema y en este momento Elkin Bueno está quedado", nos dijo un uribista que ha trabajado con los Villamizar.

No pudimos saber si en efecto eso tuvo que ver con la aparición de Aguilar en la reunión de San Gil porque ni Alirio ni Óscar nos contestaron, pero más allá de eso ese episodio, el hecho de que ese grupo se movería en un bando diferente al uribista empezó a darse por descontado en el partido desde hace varios días.

La razón de fondo está en que pese a que hace dos semanas los candidatos iniciaron correría, en sus redes sociales, donde es muy activo, Villamizar no ha hecho ni una sola referencia a la aspiración de Ángela Hernández.

Eso es muy diciente porque en contrapartida Villamizar ha publicado videos y replicado noticias de Claudia Lucero López, la candidata a la Alcaldía de Bucaramanga que coavaló el uribismo, y en esa discusión él también tuvo bajo perfil.

“Era muy previsible este escenario porque tampoco se ha tomado ni una foto, lo que no nos esperábamos es que fuera así de descarado el apoyo”, nos dijo una directiva del uribismo 

En todo caso esa alianza no es extraña porque los Villamizar y los Aguilar son aliados políticos. 

Mientras que Alirio y Hugo coincidieron en La Picota cuando purgaban sus respectivas penas y estrecharon relaciones políticas; Óscar y el ahora senador de Cambio Radical Richard Aguilar, hermano de Mauricio Aguilar, se hicieron amigos cuando el segundo fue Gobernador de Santander. 

De hecho, la cercanía es tanta que en las legislativas del año pasado Óscar recogió buena parte de las bases de los Aguilar en las provincias y hasta Socorro Carreño, la suegra del parapolítico, le hizo campaña.

Encima hay afinidad partidista porque los Aguilar tienen una parte de su estructura política en el uribismo debido a que hace cuatro años entregaron avales con el Centro Democrático en varios municipios, y por eso, vender a Mauricio como candidato no es difícil internamente. 

De cualquier manera, así Óscar se mantenga en que no tuvo que ver con la reunión, seguramente también tendrá que responder por imágenes que él mismo montó en sus redes sociales de  Alexander Medina, su otro candidato a la Asamblea, en una tarima que tiene propaganda de Aguilar.

Todo, cuando le confirmaron a La Silla que Álvaro Uribe está reclamando por el cumplimiento de acuerdos para apalancar la candidatura de Hernández. 

Por ejemplo, dos directivas del partido y un político que tiene cómo saberlo, nos dijeron que el expresidente ya le pidió al grupo del alcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, que respetara los acuerdos y apoyara a Ángela Hernández a la Gobernación porque para darle el aval a Miguel Ángel Moreno en ese municipio tuvo que darse una pela local.

Además, cuando están corriendo quejas relacionadas con que en los municipios donde los Villamizar no ganaron el pulso por el aval uribista, matricularon a sus aspirantes por otro partido y le están compitiendo votos a los del Centro Democrático.

Así que habrá que ver cómo le va al congresista dando explicaciones, y más cuando esta es la segunda vez que sale emproblemado porque a su papá lo graban haciendo política por él
.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia