Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com | Adelaida Ávila Cabrera · 09 de Agosto de 2019

3342

0

En La Silla Paisa revisamos quiénes son los 47 candidatos al Concejo de Medellín y a la Asamblea de Antioquia por el Centro Democrático, el partido con más curules y votos en esas corporaciones (en el Concejo tiene 6 de 21 curules y el 22 por ciento de la votación en 2015; y en la Asamblea ocupa 7 de 26 curules y el 20 por ciento del total de votos). 

Encontramos que hay una apuesta clara por los jóvenes, pues el 45 por ciento de los candidatos es menor de 40 años; el 17 por ciento es de 30 años o menos, y hay hasta una candidata a la Asamblea de 18 años.

32 de los 47 candidatos, que integran listas abiertas, llegan como cuota de uno de los diez grupos políticos que integran el partido en Antioquia, y que los más gruesos -con más candidatos- son los del exgobernador cuestionado Luis Alfredo Ramos, que tiene a su hijo como candidato a la Alcaldía de Medellín; y el exministro Fabio Valencia Cossio.

Aparecen para estas elecciones nuevas casas uribistas, como la del sobrino del gobernador Luis Pérez, Nicolás Pérez, a quien se adhirió el conservador Horacio Gallón, hoy director de la Agencia de Desarrollo Territorial en Antioquia; la del representante Esteban Quintero, heredero de su papá, el parapolítico Rubén Darío Quintero, y la de la cuestionada por presunta compra de votos Margarita Restrepo, quien ha pertenecido al ramismo.

También hay una nueva alianza entre dos congresistas: el purasangre Oscar Darío Pérez con el exconservador del Occidente antioqueño César Eugenio Martínez, quienes tienen un candidato a diputado y otro a concejal en alianza, aunque Martínez apadrina otro aspirante a la Asamblea por aparte.

En cambio, hay tres candidatos que no tienen trayectoria política y que llegan como cuota directa del expresidente Álvaro Uribe, dos vienen de las juventudes uribistas; dos tienen ‘la patadita de la buena suerte’ de dirigentes locales e incluso de un senador del Valle. Otros cuatro candidatos repitentes tienen un peso electoral más pequeño pero propio; y otros tres van sueltos sin padrinazgo.

Así están distribuidas las fuerzas entre los padrinos uribistas antioqueños.

Nota: el tamaño de la barra de los concejales es más grande que la de los diputados porque el municipio tiene más ingresos que el departamento y, por ejemplo; los concejales pueden tomar decisiones sobre EPM, una de las empresas públicas más grandes del país.

 

Estos son los candidatos que arman el músculo electoral a sus padrinos para octubre.

Instrucciones: utilice los filtros para conocer a qué casa política uribista pertenece cada candidato, su nivel de estudios, cómo llegaron a ocupar un renglón en las listas y otros detalles sobre sus perfiles.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia