Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz · 27 de Marzo de 2019

1951

0

El miércoles empezó la encuesta del Centro Democrático para escoger la persona que tendrá su aval para la Gobernación de Antioquia: el médico y diputado Wilson Gómez, o el excandidato de hace cuatro años a ese cargo, Andrés Guerra.

Aún con ese proceso en marcha en su principal bastión electoral, los uribistas no tienen claro si su candidato final sea uno de ellos dos.

Con el antecedente de haber perdido hace cuatro años contra Luis Pérez, la ficha de varios partidos con maquinaria, tienen la puerta abierta para que su candidato pueda ser otro: hasta ahora, el luisperista-uribista Mauricio Tobón, o la ficha del cacao conservador Manuel Santiago Mejía, Juan Camilo Restrepo Gómez.

La recta final uribista...

Los únicos dos precandidatos del Centro Democrático que se inscribieron para la Gobernación fueron Gómez, de la línea de los Paolos, y Guerra, quien hace cuatro años quedó de segundo contra Luis Pérez.

Por acuerdo entre ellos dos, se definirá el avalado con una encuesta a mil personas de los 125 municipios de Antioquia, presencial y puerta a puerta; con una tablet para georreferenciar cada voto y un cartón con los rostros de los dos que cada encuestado puede marcar.

La decisión del directorio departamental es que Invamer -la firma que quería Guerra- haga la encuesta- y Yanhaas -la que quería Gómez-, le haga auditoría después.

Lo que espera el uribismo es que el nombre del candidato oficial se sepa el 10 u 11 de abril, uno o dos días antes de que el Consejo Nacional Electoral cierre el plazo para inscribir consultas interpartidistas para las elecciones de octubre, porque la idea es tener abierta esa puerta.

Guerra le lleva ventaja a Gómez porque fue candidato y está haciendo campaña desde hace cuatro años, a través de varios recorridos por el departamento; y gerenció la campaña de Iván Duque en Antioquia, lo que hace más probable que los encuestados lo conozcan.

Además, tiene buena parte del Partido rodeándolo.

Eso nos dijeron por aparte el senador José Obdulio Gaviria, el representante a la Cámara César Eugenio Martínez y el exsenador Fabio Valencia Cossio, jefe de una casa política con senador -su hijo Santiago-, representante a la Cámara -el exalcalde de Donmatías John Jairo Berrío-, y precandidato a la Alcaldía de Medellín, el concejal Jaime Mejía.

Guerra también tiene el espaldarazo del grupo de Rionegro, en cabeza del representante Esteban Quintero, que ha hecho público su respaldo.

Todo eso, a pesar de los golpes que ha recibido su campaña de cuenta de los escándalos de presunta corrupción que tocan a su hermano, el concejal de Medellín Bernardo Alejandro Guerra, o la polémica de la semana pasada en redes y medios por decir en televisión “el negocio de la coca es más limpio que Bancolombia”.

Mientras tanto Gómez, que es de la línea política de Paola Holguín, una de las más fuertes de Antioquia, no tiene su respaldo, según le dijo el precandidato a La Silla,

“Puede que haya gente que me apoye, hay sectores del partido que me apoyan, pero no hay directivos, ni congresistas, ni concejales, ni diputados me apoyan públicamente”, nos dijo Gómez.

Eso hace ver más fuerte a Guerra.

...No es definitiva

Gómez y Guerra terminaron el sábado la primera etapa de precampaña, con 11 foros para darse a conocer en las regiones.

Inicialmente esos foros estaban programados para terminarse el 6 de abril, pero el 20 de febrero el directorio departamental decidió que se acabarían el 23 de marzo.

La razón: “queremos tener un candidato rápidamente”, le dijo a La Silla el exrepresentante a la Cámara y miembro del directorio nacional Luis Norberto Guerra, “porque tenemos un plazo hasta el 10 de abril para definir dónde hacer consultas interpartidistas o internas”.

Pero, además, está el antecedente de hace cuatro años, cuando el uribismo solo, con el rostro del repitente Andrés Guerra, no tuvo fuerza suficiente para ganar la Gobernación.

El 11 de marzo, un día antes de que se acabara el plazo para que los partidos, movimientos y candidatos por firmas anunciaran su intención de participar en consultas, el directorio departamental decidió que para la Gobernación y las alcaldías de Medellín y otros 100 municipios antioqueños; el Centro Democrático haría una consulta interpartidista.

Eso lo supimos por el borrador de un comunicado dirigido al Directorio Nacional del Partido con fecha de 11 de marzo y con el espacio al final para firmar de Horacio Arroyave, codirector del partido en Antioquia.

Según dos miembros del directorio departamental que nos pidieron anonimato para no exponerse, insistieron en que esa decisión puede cambiar de aquí al 12 de abril, cuando se acaba el plazo para inscribir consultas interpartidistas.

Los otros que suenan (por ahora)

Ese mismo miembro del directorio departamental nos dijo que abrieron la puerta para una consulta interpartidista para “replicar lo que hicimos con el Presidente Duque con partidos afines al Gobierno, como el Conservador, o el mismo Mauricio Tobón, que fue candidato a la Cámara en 2014”.

Eso, a pesar de que los precandidatos quieran irse hasta el final sin medirse con gente de afuera y que una parte del Partido quisiera tener candidato propio con el nombre del Centro Democrático.

Como nos dijo el senador José Obdulio Gaviria, “si el uribismo tiene como fortín electoral Antioquia, mal haría en abandonar su vocación de poder”.

Pero también juega en contra que “muchas veces solos nos queda más difícil ganar”, nos dijo el directivo regional que nos pidió no nombrar.

En eso coincidió un militante de la línea de Luis Alfredo Ramos (que tiene de precandidato a la Alcaldía de Medellín al exsenador Alfredo Ramos): “Le he dicho al presidente Uribe que hay que darle oportunidad a otros partidos para que apoyen la Alcaldía, y nosotros apoyar un candidato de otro partido, de otras vertientes, como La U, Cambio, conservadores, que son los más cercanos”.

De esos partidos solo el Conservador tiene candidato propio, el saliente presidente de la Asociación de Bananeros de Colombia, Juan Camilo Restrepo Gómez.

Restrepo dejará ese cargo el 22 de abril para lanzarse al ruedo con el apadrinamiento del cacao Manuel Santiago Mejía, cercano al uribismo.

Cuando le preguntamos a Mejía sobre una posible consulta, nos dijo que no sabe si ha habido conversaciones entre el uribismo y los godos, “pero me suena”. No nos dio más detalles.

Lo mismo le preguntamos al senador conservador Juan Diego Gómez, y nos dijo que "estamos ahí". Tampoco dio más detalles hasta el cierre de esta historia.

El otro precandidato que podría meterse en una consulta con los uribistas es el exgerente del Instituto de Desarrollo de Antioquia de Luis Pérez, Mauricio Tobón, quien fue candidato por el Centro Democrático a Congreso en 2014 y gerenció la campaña del entonces uribista Juan Carlos Vélez a la Alcaldía de Medellín hace cuatro años.

Sin embargo, no quiso buscar el aval del Centro Democrático sino que armó rancho aparte para tratar de recoger apoyos en varios partidos, como contamos, y según supo La Silla de primera mano, también va a pedir el coaval del Partido Conservador.

Tobón se inscribió también el 12 de marzo para meterse en consulta interpartidista; recogió 136 mil firmas en seis semanas y se las entregó a la Registraduría el día que se le vencía el plazo de entregarlas y poder entrar a una consulta.

“Yo sí dejé abierta la oportunidad de la interpartidista, pero hasta el 12 de abril no habrá nada”, le dijo a La Silla Paisa.

Eso muestra que cuando arranca la carrera final por el aval del partido político más fuerte en Antioquia, a juzgar por los resultados del año pasado, pertenecer a él no es garantía para ser su caballo ganador.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia