Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz · 07 de Abril de 2018

6621

2

La captura de Luz Piedad Valencia, una súper poderosa del Eje Cafetero, a siete semanas de la primera vuelta presidencial, significa un duro golpe para esa fuerza tradicional que en los últimos años venía diluyéndose, y termina por beneficiar en ese departamento a Germán Vargas Lleras.

El último fracaso de Valencia- a quien la Fiscalía seccional de Quindío le imputó los delitós de concurso homogéneo y sucesivo de 5 contratos sin cumplimiento de requisitos legales, falsedad ideológica en documento público, prevaricato por acción, interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación y concierto para delinquir- se dio el 11 de marzo, cuando ser la mayor electora del departamento, con 35 mil votos (tres veces más de los que sacó Álvaro Uribe), no fue suficiente para ser senadora.

Con ese cambio de tablero político, más la captura de Valencia, el poder liberal se debilita y le abre paso a su rival político: el vargasllerismo, encabezado por César Augusto Pareja, ‘Toto’, otro polémico súper poderoso de la región, y Sandra Paola Hurtado, exgobernadora de Quindío y excandidata a la Cámara por Cambio Radical.

Doble papayazo

La decisión de la Fiscalía de retener a Valencia en plena campaña presidencial le da al vargasllerismo un papayazo que ya es doble.

La rival política de Valencia, Sandra Paola Hurtado, recibió en enero una inhabilidad de la Procuraduría en primera instancia por haber otorgado, mientras era gobernadora del Quindío por Cambio Radical (2012-2015) seis contratos directos sin los requisitos legales a las Empresas Públicas del departamento (EPQ) y la Promotora de Vivienda Proviquindío.

Como habíamos contado, su poder y el de ‘Toto’, su novio y hombre detrás de Hurtado, quedó en jaque con esa decisión, pues la exgobernadora estaba en plena campaña a la Cámara en su departamento, y eso beneficiaba a Valencia, que iba a Senado.

Aunque el Ministerio Público no le dañó el caminado a Hurtado y eso le permitió llegar al 11 de marzo sin una decisión en segunda instancia, perdió las elecciones con 15 mil votos, y así el vargasllerismo pasó de tener dos curules en Cámara a quedar solo con una, la de Atilano Giraldo, tío de ‘Toto’, que sacó 17 mil.

Ahora Hurtado y el equipo de Cambio Radical le están jugando de frente a la candidatura de Germán Vargas. Ella lideró la recolección de firmas para la candidatura en el departamento (recogió más de 80 mil), le organizó al candidato una visita en plena campaña legislativa con diez mil personas y, aunque no fue su fórmula oficial, tuvo acercamientos con el senador reelecto Rodrigo Lara Restrepo, la cabeza de lista de Cambio Radical que sacó 90 mil votos en todo el país y menos de 900 en el Quindío.

El segundo papayazo de la caída de Valencia es porque, aunque tenía la bendición del jefe máximo rojo César Gaviria para ser senadora, la exalcaldesa estuvo fría con la candidatura de Humberto de La Calle, como también había contado La Paisa.

Eso le abre aún más espacio a Vargas Lleras en una tierra que ha sido tradicionalmente de capa roja, y que venía en detrimento desde 2015.

Los tumbos que terminaron en caída

El poder de Valencia venía desbaratándose desde las elecciones regionales pasadas, en las que logró mantener el poder de la Alcaldía de Armenia con Carlos Mario Álvarez, y quitarle la gobernación a su enemiga política, la vargasllerista Sandra Paola Hurtado, con el sacerdote Carlos Eduardo Osorio.

Pero Álvarez, una vez en el poder, empezó a alejarse de su jefe política. Muestra de eso es que parte del gabinete de Valencia empezó a salir en su primer año de gobierno y que en las pasadas elecciones legislativas, contratistas de su administración, e incluso la primera dama del municipio, estuvieron haciéndole campaña a Senado a Julián Bedoya, senador electo antioqueño, como contó La Silla Paisa, y no a Valencia, su jefe política y única candidata liberal a Senado por el Quindío.

Además, su principal ficha en Bogotá, el representante repitente Luciano Grisales, es amigo personal del Alcalde y estuvo haciendo campaña con Bedoya para las elecciones locales, tomando también distancia de ella.

Grisales fue el único representante liberal elegido, con casi 29 mil votos, y tampoco se ha estado moviendo en favor de De La Calle para las elecciones de mayo. 

Eso también muestra debilidad de Valencia, porque ser la cabeza liberal no le bastó para ganar el respaldo de todo el Partido en el departamento.

Por su parte, el Centro Democrático logró entrar por primera vez a la Cámara quindiana con Diego Javier Osorio, que venía de ser asesor de despacho del Gobernador y ha sido parte de su equipo político. 

La estocada final se dio en las legislativas, cuando Valencia perdió las elecciones con 50 mil votos en todo el país. Y sus fórmulas a Cámara, el empresario del chance Ánuar Oyola y el empresario calarquense Jorge Iván Avendaño, se quemaron con 24 mil y 3 mil votos, respectivamente.

Independientemente de lo que pase con Valencia, con su poder menguado, no tendrá un papel relevante para las presidenciales, cosa que sí puede lograr ‘Toto’, que tiene una Cámara con su tío, 15 mil votos de su novia y puede alcanzar presidente.

Comentarios (2)

Andres Felipe Garcia Rovira

07 de Abril

2 Seguidores

La fiscalia como arma electoral y hay ilusos que piensan que las encuestas son...+ ver más

La fiscalia como arma electoral y hay ilusos que piensan que las encuestas son una herramienta, nunca ha habido un actuar tan quirurgico como en este escenario, Vargas es eficiente primero lo uso para alinear a su partido como lo de Celis, pero esto de limpiar el tablero ya es otro nivel, hay que reconocer que Vargas LLeras si utiliza el poder en forma eficiente, veremos como evoluciona el juego.

José Saramago ..

08 de Abril

3 Seguidores

La maquinaria politiquera-electorera de Germán Vargas Lleras y J.M.Santos. ...+ ver más

La maquinaria politiquera-electorera de Germán Vargas Lleras y J.M.Santos.
Lleras ha confirmado ser el candidato de Santos, y ser lo mismo que Santos.
Si el país quiere castigar a los poltiqueros el pueblo los debe “quemar en la hoguera” y eso se hace NO votando por Lleras, ni por el Partido de la U ni por todos esos “en-mermelados” que solo buscan a Lleras para seguir el mismo camino de Santos.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia