Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz · 20 de Agosto de 2019

1717

0

El lunes festivo por la mañana, el candidato uribista a la Alcaldía de Medellín Alfredo Ramos Maya se sentó a desayunar en su sede de campaña con el representante a la Cámara Germán Blanco, quien encabeza una de las casas conservadoras del departamento y hasta hace poco era aliado de los Suárez Mira.

Con esa reunión se selló el primer respaldo público godo para la Alcaldía de Medellín, algo que sigue en el tintero mientras los reflectores le apuntan a la pelea por la Gobernación, en que los congresistas azules piden que le quiten el aval oficial a Juan Camilo Restrepo para poder hacer campaña con el liberal Aníbal Gaviria

Esa movida, aparte, empieza a embolatar el respaldo azul que ha estado buscando el exsenador y excandidato a la Alcaldía por el uribismo Juan Carlos Vélez, con el espaldarazo del senador Juan Diego Gómez. 

La cuesta arriba de Vélez se empina más

El viernes, en el hotel Intercontinental de Medellín, el directorio departamental conservador, que preside la exsenadora Olga Suárez Mira, se reunió con Juan Carlos Vélez, que se avaló por firmas con el movimiento “Medellín Avanza”.

Al desayuno asistieron representantes del grupo del senador Gómez, su principal promotor, y del del otro senador azul y exalcalde de Itagüí, Carlos Andrés Trujillo.

La reunión era importante para Vélez porque es de origen conservador y ese partido le ha abierto los brazos a través de Gómez, mientras el Centro Democrático le dio la espalda por haber hecho quedar mal al uribismo cuando aceptó que como gerente de la campaña del No en el Plebiscito de 2016 tuvo la estrategia de impulsar a la gente a salir “verraca” a votar. 

Vélez mostró esa reunión, a través de un trino, como una prueba de respaldo azul.

Incluso le dijo a La Silla Paisa que se ha reunido con buena parte de los dirigentes conservadores, entre ellos el senador Trujillo y los candidatos de Germán Blanco al Concejo de Medellín y a la Asamblea, que son Babinton Flórez, exdirector de Servicios Generales de la Gobernación de Luis Pérez; y Jorge Correa, exconcejal de Envigado.

Por aparte, una fuente del primer círculo del senador Gómez nos aseguró que el partido está avanzando en un acuerdo programático para, en un par de semanas, hacer oficial y público el apoyo godo a Vélez.

Pero esa movida no es tan segura, según nos contaron por aparte la exsenadora Olga Suárez, presidenta del directorio departamental, y la representante Nidia Marcela Osorio, la segunda al mando dentro del grupo del senador Trujillo. Ni esa casa política ni el directorio han definido con quién se van a la Alcaldía.

Tres días después del encuentro azul con Vélez, al que nadie del grupo de Germán Blanco llegó, apareció ese congresista sellando alianza con el uribista Alfredo Ramos.

Con Blanco, el botín que le llega al candidato uribista y que perdería Vélez Uribe es de 8 mil votos, que sacó ese representante a la Cámara en la capital para las elecciones de marzo de 2018.

Aunque las legislativas son distintas a las locales, para el otrora alfil uribista serían claves todos los votos conservadores, que en las elecciones de 2015 sumaron 69 mil para el Concejo, pero que en todo caso son apenas una quinta parte de su votación hace cuatro años, cuando perdió contra Federico Gutiérrez, y los godos estaban enfilados con Gabriel Jaime Rico.

El aire que tome el exgerente de la campaña del No para estas elecciones dependerá de lo que acuerden Gómez y Trujillo. Por ahora andan concentrados en la carrera por la Gobernación, buscando quitar de en medio a su candidato oficial e irse de frente con Aníbal Gaviria. 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia