Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz | Sara Lopera · 26 de Octubre de 2019

10063

0

A 30 horas del día de elecciones, parte de la poderosa campaña de Aníbal Gaviria en Medellín se juntó con la del candidato a la Alcaldía Daniel Quintero. Fue en la discoteca Amarna, al sur de Medellín, con el propósito era reunir líderes de base de ambos grupos.

El acto central del evento, en el que estuvieron unas 300 personas, fue un discurso de Quintero, quien es uno de los dos candidatos más fuertes a la Alcaldía, junto con el delfín uribista Alfredo Ramos.

Hasta la recta final de la campaña, Ramos ha sido el que lleva consigo el grueso de los políticos tradicionales. Pero el evento del viernes por la noche mostró que por el lado de Quintero también hay estructuras que se han movido con él y se moverán el domingo.

La reunión de amigos

“El evento lo organizamos los enlaces de la campaña de Aníbal que estamos con Daniel. La idea era traer gente nueva, mostrar que vamos de frente con líderes de calidad”, nos dijo David, un joven que hace parte de la coordinación de la campaña de Gaviria en la comuna 2.

Esos líderes jugados con la fórmula Quintero-Gaviria se sumaron a la idea del conservador Carlos Mario Montoya, exsecretario de Salud de Luis Pérez, exdirector del Área Metropolitana en la Alcaldía de Gaviria, y aliado del senador Juan Diego Gómez, que está con Ramos.

Montoya está jugado desde el principio con Gaviria, y desde hace varias semanas va de frente con Quintero, y tiene a sus líderes en los barrios haciéndole campaña.

La discoteca estaba decorada con pancartas, globos, banderas, pasteles y volantes de los dos candidatos, y pantallas donde proyectaban videos de ambos.

A la entrada del sitio había personas con camiseta de la campaña de Gaviria con computadores, tomando los datos de los asistentes, el número de cédula y el nombre de la comuna en que vivían.

En total hubo cuatro discursos: primero el de Juan Pablo Ramírez, coordinador político de la campaña de Quintero. Le siguieron dos de los duros del equipo de Aníbal: Luis Guillermo Usme, secretario general; y Katherine Velásquez, coordinadora en algunas regiones.

El último discurso fue el de Quintero.

Luego de una bienvenida con aplausos y confetti, el candidato resaltó el enfoque social de su plan de gobierno, la importancia de la tecnología para resolver los problemas de la ciudad, e incluso destacó el logro que tuvo Aníbal como alcalde cuando logró bajar la tasa de homicidios en la ciudad.

Al encuentro también estuvieron invitados políticos, como gente del senador liberal Iván Agudelo, quien está jugado con Quintero públicamente desde hace un mes y medio; pero solo asistieron un puñado de candidatos al Concejo, a la Asamblea y a JAL del Partido Liberal, Cambio Radical y Colombia Renaciente. La mayoría fueron líderes de base.

Al final, despidieron a los invitados con un refrigerio, y los presentadores del evento hicieron un llamado a "cuidar los votos" de Quintero y de Gaviria el domingo.

Una llave implícita

Aunque ni Gaviria ni Quintero se coquetearon durante la campaña, que personas de su primer círculo político se junten ad portas de las votaciones es un guiño.

“Aníbal no puede decir nada porque sería muy incómodo filarse con uno, y que gane otro. Pero su corazón está con Daniel”, nos dijo un político muy cercano a Gaviria que nos pidió no citarlo.

Le preguntamos al candidato quién es su candidato a la Alcaldía, y nos dijo que no puede revelarlo porque “generaría muchas diferencias entre todos los que me han brindado su apoyo”.

Cuando le preguntamos por la reunión del viernes con Quintero, nos dijo que “muchos de nuestros amigos están allí y yo total respeto”. 

Tiene sentido que Gaviria no tenga candidato porque lo apoyan el grueso de los políticos que están con Alfredo Ramos (conservadores, liberales, La U, Cambio Radical), con el fiquista Santiago Gómez (el concejal vargasllerista Ricardo Yepes y el senador Germán Hoyos), o hasta con Juan Carlos Vélez (conservadores de la línea del fallecido Manuel Ramiro Velásquez).

Así, escoger públicamente un candidato o pedir votos para cualquiera de ellos podría perjudicar su campaña.

Pese a eso, también tiene sentido que Quintero sea su preferido, porque 'Fico' y Gaviria son rivales, Ramos ya tiene fórmula a la Gobernación, y los demás candidatos a la Alcaldía no tienen chance de ganar. 

Pero los políticos, aunque silenciosos, son un puente que los une.

Los políticos, por la puerta de atrás

Sin contar la reunión del viernes, en que los colores de partidos no predominaron, hay políticos locales que están con Aníbal, y también montados en el bus de Quintero.

Aparte del senador liberal Agudelo y el conservador Montoya, en la recta final de la campaña se sumaron a la campaña del ex viceministro liberal otros dirigentes, como el diputado repitente por La U Santiago Manuel Martínez, quien ha sido de la cuerda del senador Germán Hoyos, pero para estas elecciones va sin su maquinaria.

Por el lado liberal, también están jugados el diputado repitente Luis Carlos Ochoa y el candidato al Concejo Carlos Mario ‘El Flaco’ Mejía, del grupo del exsenador y director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Eugenio Prieto; y el presidente del Partido Liberal en Medellín, del equipo del cacique Bernardo Guerra Serna, Andrés Mesa.

En representación de Cambio Radical está el exconcejal luisperista Roberto Cardona, quien aspira al Concejo por la lista que comparte ese partido con el Mira.

Él le contó a La Silla Paisa que está jugado con Quintero desde hace meses, y que en todas las reuniones que ha hecho en la comuna 6, donde es fuerte, ha invitado a su gente a votar por él.

El candidato a la Asamblea Héctor Fabián Betancur, quien fue secretario de Inclusión Social y Familia de Medellín durante la Alcaldía de Aníbal, nos contó que los 14 aspirantes al Concejo que lo apoyan, más sus líderes en los barrios, están con Quintero.

Incluso el concejal godo y candidato a la Asamblea, Álvaro Múnera ‘Pilarico’, quien representa a los animalistas de la ciudad, le dijo a La Silla que va a votar por Quintero porque tiene el mejor programa de gobierno para los animales, y que su equipo político coincide con él. 

El respaldo de los políticos tradicionales es clave porque garantiza que sus bases no solo les cuiden los votos a ellos, sino a Quintero, quien muy probablemente sea el próximo alcalde.

Pero se trata de un apoyo que no es público porque Quintero quiere proteger su imagen de candidato independiente. 

“Daniel no ha querido estar en reuniones con políticos. Yo hice una reunión de cierre de campaña y me dijo que no quería ir porque quiere ser muy independiente, y yo respeto eso”, nos dijo Cardona, el candidato exluisperista al Concejo. 

Algo parecido nos dijo un aspirante la Asamblea que lo apoya: “Daniel no quiere que nadie se adhiera porque no quiere comprometerse con burocracia. Los políticos están llegando por la puerta de atrás”.

Otra prueba de eso es que a la reunión del viernes no estaban invitados medios de comunicación, ni hubo fotos o videos en las redes sociales.

Con todo eso, Quintero cerró su campaña asegurando un pedazo de la estructura del candidato más fuerte a la Gobernación de Antioquia, algo que le puede sumar más votos a su estrategia de mostrarse lejos de los políticos.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia