Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz · 14 de Noviembre de 2018

3052

0

A la denuncia de presunta corrupción en Indeportes, que el concejal de Medellín Bernando Alejandro Guerra destapó hace un mes, le siguió otra parecida en contra suya por los hermanos Jorge Hugo y Hernán Elejalde, el último responsable político del escándalo de Indeportes, pues era su director.

Esa pelea, más allá de ser un ping pong entre grupos políticos liberales, uno de la casa del cacique de antaño Bernardo Guerra y otro del grupo de los Gaviria, toca directamente a Andrés Guerra, el alfil uribista que pinta fuerte para la Gobernación de Antioquia y hermano de Bernardo Alejandro, que va por su cuarto periodo en el Concejo.

Pelea de apellidos

Todo empezó en el marco de la denuncia que hizo el mes pasado el polémico concejal de Medellín Bernardo Alejandro Guerra, por el presunto detrimento patrimonial de mil millones de pesos por contratación de entrenadores “fantasmas”, entidad que dirigió Hernán Elejalde hasta hace tres semanas.

Guerra dijo el 1 de noviembre, en el programa de radio local Despierta Antioquia, que además del escándalo de Indeportes, Jorge Hugo Elejalde, exjefe de la Oficina de Catastro de la Gobernación de Antioquia y hermano de Hernán, era un funcionario “cuestionado” por Luis Pérez, el Gobernador.

Hernán renunció a Indeportes después de la denuncia pero no por ella -según dice- sino para no inhabilitar a Jorge Hugo, quien recién salió de Catastro para lanzarse a la alcaldía de Frontino, fortín político de la corriente liberal de su papá, Ramón Elejalde.

Diez días después Jorge Hugo denunció disciplinaria y penalmente al concejal Guerra y su familia en otro escándalo por presunto tráfico de influencias: el de seis contratos por más de 100 millones de pesos en total con Telemedellín, firmados durante esta administración municipal, para pautar en el programa radial “Sembremos país”.

Ese porgrama lo creó y dirige el precandidato Andrés Guerra en la emisora Ondas de La Montaña, que representa uno de sus hermanos, Federico Guerra, y que ha contratado pauta con Telemedellín desde 2012, según le dijo a W Radio Cristian Cartagena, gerente de Telemedellín, también demandado.

El programa existe desde el 2012, según dijo Guerra en rueda de prensa, y solo hasta 2016 empezó a recibir pauta por 108 millones de pesos en total y que terminó el contrato de pauta en septiembre de este año con motivo de la precandidatura del uribista.

Eso sería, según la denuncia, con complicidad de Bernardo Alejandro, quien como concejal habría aprobado que plata del Municipio se fuera para el patrimonio de sus familiares, uno de ellos en precampaña electoral.

Elejalde le dijo a La Silla que no es una pelea entre familias sino que él está “respondiendo a unas afirmaciones calumniosas e injuriosas de Bernardo Guerra. Y lo estoy haciendo con pruebas. Él me maltrató y yo respondo”.

Por su parte, Guerra alega que la demanda de Elejalde es contra él por sus denuncias, y que nunca dijo nada en contra suya; y se defendió diciendo que, aunque efectivamente “Sembremos País” ha recibido pauta del Municipio, nunca han tenido intereses económicos con contratación, ni ha mediado para que les den contratos.

Esa denuncia ya toca al alcalde Federico Gutiérrez, pues Elejalde le envío un derecho de petición pidiéndole que diga si conocía esos contratos con la familia del concejal Guerra.

Y puso al precandidato uribista a dar explicaciones pues, más allá de si prospera la demanda penal en contra suya, el ruido de beneficiarse políticamente con plata pública le podría dañar el caminado.

El polvero que le cae a la precampaña

Según le dijo a La Silla un dirigente rojo cercano a Bernardo Alejandro Guerra, los ataques de Elejalde son para golpear a su hermano y abrirle espacio a Aníbal Gaviria, exalcalde liberal de Medellín que suena para la Gobernación de Antioquia.

Esa fuente nos pidió no mencionarlo porque “aunque tengo esa certeza, avivar esa pelea le hace daño al Partido Liberal”.

Hay vínculos de los denunciantes con los Gaviria, más allá de ser copartidarios. A Hernán Elejalde, funcionario de carrera del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Gaviria lo nombró el director en propiedad cuando era alcalde, y Jorge Hugo trabajó como director de Desarrollo Organizacional; y con su hermano mayor, el fallecido Guillermo Gaviria, como asesor de la Secretaría de Hacienda y director de Valorización y Peajes.

Además, el exrepresentante y exdiputado de Antioquia, Ramón Elejalde Arbeláez, el papá de los dos hermanos, ha sido aliado de la casa Gaviria toda la vida. Incluso es columnista hace años del periódico El Mundo, de ese grupo familiar y político.

La idea tiene sentido porque Aníbal reapareció en el ruedo  político antes de las elecciones presidenciales publicando su respaldo a Iván Duque; luego sonó como parte del comité de empalme, y acompañó a Duque en su primera visita a Antioquia como presidente, en Urabá.

Sin embargo, su candidatura aún no se ha cocinado, según cinco personas del Partido Liberal y cercanas al Centro Democrático, que le han dicho a La Silla que Gaviria está hasta ahora tanteando la posibilidad de lanzarse a la Gobernación o a la Alcaldía de Medellín.

Si se va por la Gobernación, sería una potencial competencia para Andrés Guerra en el uribismo porque él y su hermana, Sofía Gaviria, se llevan bien con Duque y con Álvaro Uribe, y  no tienen resistencia con la clase política local, según cuatro políticos de diferentes matices.

Además, se lleva bien con el fajardismo, otra fuerza política clave para las próximas elecciones, pues se alió en el 2011 con ese movimiento para ser Alcalde en llave con Sergio Fajardo.

Más allá de Gaviria, esa pelea beneficia a los alternativos, que podrían coger ese caso de caballo de batalla, pues una de sus municiones es el discurso anticorrupción y les convienen ruidos que toquen al uribismo y a los políticos tradicionales.

A esta pelea local le faltan varios rounds, pues este mes viene un debate en el Concejo liderado por Bernardo Alejandro sobre los casos de presunta corrupción en Indeportes, y Elejalde dice que sigue recibiendo denuncias que está preparando contra el concejal.

Mientras tanto, al primer alfil uribista ser gobernador le sigue dando guerra.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia