Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz · 22 de Abril de 2018

18846

5

El único hecho emocionante del debate del jueves en RCN fue la pelea entre Germán Vargas y Sergio Fajardo por los gastos en publicidad del segundo en la Gobernación de Antioquia y por la relación de Vargas con el ex Auditor General, Carlos Felipe Córdoba.

La discusión no quedó en el set:

Revisamos las afirmaciones de los dos en el debate y encontramos que ambos acertaron en unas partes, pero se descacharon en otras.

Round 1: Vargas exagera el gasto de Fajardo en publicidad

La discusión entre los candidatos arrancó con la primera pregunta de todo el debate, sobre si la publicidad oficial es una amenaza para la independencia de los medios y la libertad de expresión.

Fajardo dijo que la publicidad oficial era una herramienta para forzar apoyos a través de la mermelada, y que “con la publicidad oficial todos tienen las mismas posibilidades de participar en la asignación de recursos por parte del Estado”.

Vargas le replicó que él es el menos indicado para hablar de publicidad oficial. “Usted como mandatario fue el que destinó el mayor presupuesto de la Gobernación de Antioquia a temas de publicidad”, le espetó, y más adelante añadió que “La Gobernación de Antioquia gastó miles de millones en promover el nombre del doctor Fajardo y lo que era su gestión”.

Es verdad que Fajardo gastó miles de millones en publicidad, pero es debatible que haya sido para vender su nombre, como dijo Vargas en el debate, y de ninguna manera fue el mayor presupuesto de la Gobernación.

Ese asunto ya había sido objeto de polémica. En un debate que hizo Jorge Gómez Gallego, en ese entonces diputado del Polo y opositor a Fajardo, el exjefe de comunicaciones de la Gobernación de Fajardo, Sergio Valencia, aceptó que los gastos en publicidad fueron de 210 mil millones de pesos. Pero aclaró que de ellos 116 mil fueron para promover las ventas de la Fábrica de Licores de Antioquia y solo unos 14 mil millones para contar los programas y logros de Antioquia la Más Educada, la marca personal de Fajardo como Gobernador.

Incluso si se miden los 210 mil, fueron menos que el presupuesto en 2012, el primer año de la administarción Fajardo, en educación (953 mil millones) o salud (593 mil), o que los de 2014 en esos dos rubros (1.236 miles de millones y 571 mil, respectivamente) o que ese año en transporte (224 mil).

Por eso, que Fajardo haya gastado el mayor presupuesto de la Gobernación en publicidad es falso.

Además, sea cual sea el monto, es debatible si fue para promover el nombre del exgobernador o no, porque los 14 mil millones fueron publicidad de sus realizaciones, algo que es usual que hagan los políticos y que tiene como finalidad también mostrar que los impuestos se gastan bien, que las instituciones sí ayudan a la gente y, al final, aumentar la legitimidad del Estado y la democracia. 

De hecho, bajo Vargas se invirtieron recursos para mostrar los avances en vías o viviendas que él lideraba como Vicepresidente. Eso se puede ver como una promoción de su nombre o una forma de mostrar logros y aumentar la credibilidad del Estado.

Round 2: Fajardo acierta en que la fuente de Vargas es inexacta

Fajardo le respondió a Vargas que la fuente de su acusación era una falsedad.

“A lo que él está refiriéndose es a un señor que fue Auditor General de la República (Carlos Felipe Córdoba), que hizo una acusación falsa acerca de la manera cómo utilizamos la publicidad en la Gobernación de Antioquia. Ese señor mintió”, dijo. “Ese señor Auditor General hizo trampa. La aritmética es muy sencilla. Asignó gastos que hicieron en municipios empresas que no tenían nada que ver con la Gobernación de Antioquia y las puso bajo mi nombre. Eso es falsedad”.

Lo que está detrás de eso son dos estudios de la Auditoría General de la República, una entidad encargada de vigilar el trabajo de las Contralorías.

En cabeza de Carlos Felipe Córdoba, la Auditoría publicó en 2016 un estudio -al que se refirió Fajardo en el debate- que revelaba los gastos de las gobernaciones y alcaldías de todo el país, entre el 1 de enero de 2014 y el 30 de septiembre de 2015, y decía que la administración de Fajardo era la segunda que más había invertido en publicidad, con 89 mil 657 millones de pesos.

Según María Eugenia Ramos, su exdirectora de Planeación, de ese monto 36 mil 900 millones eran de entidades no adscritas a la Gobernación. Para probarlo le envió a La Silla una base de datos con todos los contratos que tuvo en cuenta la Auditoría para el estudio, y efectivamente, estaban incluidos gastos de Alcaldías y entidades adscritas estas, que son totalmente independientes de la Gobernación. Esto, de entrada, muestra que la queja de Fajardo es cierta. Los contratos a esos municipios y entes locales que no dependen de la Gobernación, suman 15 mil 357 millones.

Córdoba le explicó a La Silla Paisa que sí incluyó los gastos de esos entes y también instituciones descentralizadas en las que el Gobernador tiene incidencia pues nombra sus cabezas o tiene participación accionaria -eso a pesar de que éstas son administrativamente autónomas y no en todas es el mayor accionista-. 

Efectivamente, La Silla encontró que la Auditoría incluyó por ejemplo 17 mil millones en contratos de Teleantioquia (que en su mayoría, como es usual, eran para campañas institucionales de la Gobernación), también incluyó 38 mil millones de la Fábrica de Licores de Antioquia para ventas de licor y 4 mil millones de la Beneficencia de Antioquia para promocionar la Lotería de Medellín. Es decir, publicidad para que esas entidades puedan cumplir con su misión. En total, los contratos con la Gobernación y sus entes descentralizados suman 74 mil 262 millones.

En cuanto a los gastos que eran propiamente de la Gobernación, poco más de 14 mil millones, 8 mil 388 millones fueron para pauta institucional y la promoción del Plan regional de Urabá. Los otros 6 mil 76 millones eran para logística de eventos.

Por eso es falso afirmar que la Gobernación de Fajardo se gastó casi casi 90 mil millones de pesos en publicidad, como en su momento, y antes de que la Auditoría General publicara ese informe, lo afirmó Jorge Robledo.

Además, esa no fue la única discordia entre el ex Auditor y Fajardo, lo que puede ayudar a explicar las duras palabras del candidato.

La Auditorá publicó otro estudio en marzo de 2017 sobre los contratos que habían recibido, en los departamentos y municipios que más presupuesto tiene, las personas y empresas que aportaron a las campañas de sus gobernantes.

La conclusión del informe para Antioquia fue que “por cada peso que se aporta se le retribuyen 59.657 pesos en contratos”. Eso significaba que Fajardo habría le habría entregado contratos por 165.246 millones de pesos a sus aportantes.

Fajardo le pidió rectificar el informe a la Auditoría General porque, una vez más, incluía contratos de entidades que no tenían que ver con la Gobernación.

Esa queja le costó críticas a Córdoba por supuestamente presentar ese informe como una denuncia mediática contra la Gobernación de Antioquia. Incluso, después de publicar una nota basada en ese ese informe, la revista Semana rectificó y la eliminó porque encontró que contenía información "inexacta y otra falsa".

La Silla Paisa revisó ese segundo informe y encontró que Córdoba, en su estudio, incluyó contratos de entidades que no están adscritas a la Gobernación. En muchas de ellas la Gobernación no tiene  participación accionaria ni incidencia alguna, como Telemedellín, Plaza Mayor, las alcaldía de Medellín, Envigado y otros municipios, la Terminal de Transportes de Medellín o la Empresa de Seguridad Urbana del Valle de Aburrá. Eso le da la razón a Fajardo.

De hecho, como respuesta a la petición de Fajardo de rectificar los valores del estudio, la Auditoría respondió que la Gobernación contrató con sus aportantes 66.893 millones, y no 165 mil, como decía el estudio (ver página 39).

Round 3: Fajardo no tiene pruebas para acusar a Vargas de que su fuente era su ficha

Fajardo contraatacó a Vargas diciendo que él utilizaba sus fichas en el Gobierno para promover su proyecto político, refiriéndose a Córdoba. Vargas respondió: “Yo no promoví el nombre del anterior Auditor”.

La Silla Paisa le preguntó a Santiago Londoño, exsecretario de Gobierno de Fajardo y su gerente de campaña, qué pruebas tienen para afirmar que Vargas había promovido a Córdoba a ese cargo. “Es de su equipo. Su esposa trabaja en el campaña, recogió firmas y Córdoba llegó a su nuevo cargo en la Federación Nacional de Departamentos por Vargas”, respondió.

Córdoba, quien actualmente es el director de la Federación Nacional de Departamentos (FND), le confirmó a La Silla que en septiembre pasado le estuvo recogiendo firmas a Vargas para la candidatura presidencial. También que fue su secretario privado en campaña hasta diciembre de 2017, dos meses antes de llegar a la FND a reemplazar al exsenador Plinio Olano, salpicado por el caso Odebrecht.

Córdoba nos dijo que llegó a la Auditoría y a la Federación “por mérito, por mi recorrido en el sector público”, y que su carrera nada tenía que ver Vargas, porque empezó en el liberalismo risaraldense, luego pasó al uribismo y después fue vicecontralor de Sandra Morelli.

Una fuente de Cambio Radical en Risaralda, el departamento natal de Córdoba, le dijo a La Silla que Vargas Lleras sí tuvo que ver con la elección de Córdoba en la FND. Su argumento es que los gobernadores más fuertes del país, que son los que tienen más voz para elegir al director de su gremio, son vargaslleristas. Efectivamente lo son Luis Pérez, de Antioquia, Dilian Francisca Toro, del Valle; y Jorge Emilio Rey, de Cundinamarca.

Sin embargo, no encontramos pruebas de que Vargas haya ayudado a poner a Córdoba en la Auditoría.

En su momento contamos que el ex Fiscal General, Eduardo Montealegre -amigo personal de Vargas- fue el padrino de Córdoba para que la Corte Suprema lo ternara y a que el Consejo de Estado lo eligiera en julio de 2015; y que su esposa, Marcela Yepes, trabajó con Montealegre y ahora es Directora de Control Interno de la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez, amigo de Vargas. No pudimos comprobar que ella esté en la campaña presidencial del exvicepresidente, algo que sería ilegal dado que es funcionaria del Estado.

Por eso, no encontramos sustento a las afirmaciones de Fajardo sobre la relación entre Córdoba y Vargas, más allá de que coincidieron en una denuncia sobre contratación de la Gobernación pasada del Meta en septiembre de 2016.

Para ver el chequeado de todas las afirmaciones de los seis candidatos presidenciales del jueves, haga clic aquí

Comentarios (5)

Marleny Barrera López

22 de Abril

5 Seguidores

Conclusión las cifras del auditor Córdoba eran mentirosas. Córdoba tiene vínculos con la campaña de Vargas Lleras, cargos en donde Vargas Lleras es cercano, pero no pude probarse que Córdoba es de Vargas Lleras. Así como cuando Vargas Lleras niega relación con Cambio Radical.

Conclusión las cifras del auditor Córdoba eran mentirosas. Córdoba tiene vínculos con la campaña de Vargas Lleras, cargos en donde Vargas Lleras es cercano, pero no pude probarse que Córdoba es de Vargas Lleras. Así como cuando Vargas Lleras niega relación con Cambio Radical.

José Saramago ..

22 de Abril

3 Seguidores

https://bit.ly/2F8b8U6
¿confiaría usted el presupuesto de la nación ...+ ver más

https://bit.ly/2F8b8U6
¿confiaría usted el presupuesto de la nación a Juan Manuel Santos?:
pues Germán Vargas Lleras representa la continuidad de Santos,
puestos repartición de lo que dejo la mal llamada mermelada, politiquería, burocracia, clientelismo, ...
yo diría mas bien que ambos, Pajardo y Lleras empatan, pero los dos grandes son perdedores de los debates.
Lleras gasta mucho +..

Julie

22 de Abril

0 Seguidores

Que Vargas Lleras acuse a alguien por corrupción es como tener a Uribe velan...+ ver más

Que Vargas Lleras acuse a alguien por corrupción es como tener a Uribe velando por los DD.HH. cínico, hipocrita e irrisorio. Pesca en río revuelto, una medida desesperada igual a la de crear un movimiento de la nada para intentar deslindarse del hueco corrupto que es Cambio Radical, su Partido, Fajardo tendrá que dar explicaciones pero que las acusaciones las haga un corrupto mayor lo dice todo

Carlos

22 de Abril

0 Seguidores

Es curioso porque dice que de los 210mil millones de publicidad 116mil eran pa...+ ver más

Es curioso porque dice que de los 210mil millones de publicidad 116mil eran para la FLA, faltan por explicar casi 100mil mill (acaso de los que habla Robledo en el tweet) y explican sólo 14. Y lo otro, cabe recordar que el señor Sergio Valencia es el mismo que presionaba a directivas de Teleantioquia y obligó a renuncia de Barrientos al canal. En Antioquia sabemos cómo operó Fajardo

DIDUNDI

22 de Abril

3 Seguidores

D los políticos no sorprende nada, menos d Vargas; si es sorprendente q el im...+ ver más

D los políticos no sorprende nada, menos d Vargas; si es sorprendente q el impoluto Fajardo se encuentre en la mira y q uno d sus actuales escuderos,
ROBLEDO al q todos suelen creer, inclusive, lo haya denunciado x despilfarro. Los medios podrán hacer cualquier análisis x tirar linea, pero en este caso ya no cuenta. La 2a vuelta es cantada, a no ser q a Petro le salgan con un indictment criollo.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia